RSS

Noviembre hermético (XVII): La choza de Clarisa

21 Nov

Dentro de la Casa Ex Miscellanea existe un linaje menor y muy poco conocido, entre otras cosas porque sus miembros apenas tienen contacto con la Orden de Hermes. Se trata de los Farmacopeos (ver Houses of Hermes: Societates, pág. 123), un grupo de magos que utilizan sus dones curativos naturales y sus profundos conocimientos sobre hierbas y plantas para hacer del mundo que les rodea un lugar un poco mejor. Aunque se encuentran entre los mejores curanderos de la Orden, su anonimato hace que a menudo sus propios sodales ignoren por completo su existencia, para su desgracia.

En los confines meridionales del Tribunal del Rin, en los densos bosques de Bohemia, no muy lejos del Tribunal de Transilvania, vive una maga que pertenece a este grupo. Si nombre es Clarisa, y si no fuera por el discreto símbolo que hay grabado sobre la entrada de su humilde cabaña, nadie diría que es miembro de la Orden de Hermes, sino más bien algún tipo de bruja o hechicera rural. Pero las apariencias engañan: Clarisa es un alma gentil, una mujer que dedica su vida entera a usar sus dones para curar las heridas de quienes la rodean y a llevar una existencia tranquila y apacible cuando no tiene que acudir a alguna de las granjas o aldeas cercanas a ayudar a alguno de los lugareños. Acompañada de su fiel familiar, un lobo llamado Colmillo casi tan manso y dócil como su dueña (al menos hasta que alguien amenaza a Clarisa, en cuyo caso la defenderá ferozmente), la maga viaja por la región recogiendo plantas y hierbas, que luego prepara en esa pequeña choza, perdida en las profundidades de un inquietante pantano, otro motivo por el cual más de uno la ha confundido con una bruja.

Clarisa lleva una vida espartana y sin lujos, y eso se refleja en la choza, levantada sobre un pequeño islote de terreno en medio de la fétida marisma. La cabaña tiene unas paredes de madera no demasiado gruesas y una puerta que se podría echar abajo de una patada. Su interior está decorado de forma económica pero con gusto, con varias plantas que cuelgan del techo y un par de cortinas tejidas por mujeres de la región que tratan de impedir (sin demasiado éxito) que el viento que sopla por los pantanos se cuele dentro del laboratorio. En una esquina hay una tosca cama donde Clarisa atiende a sus pacientes, y que es casi tan engañosa como todo lo que rodea a la maga: junto a ella hay una mesa repleta de remedios naturales preparados por la Ex Miscellanea, que aplica a los enfermos y heridos que acuden a su cabaña pidiendo ayuda. Muchos de ellos vuelven a su casa sanos y salvos, o tal vez constipados por las corrientes que recorren el laboratorio, pero en cualquier caso plenamente recuperados de sus principales males.

El último secreto de Clarisa se encuentra a unas docenas de metros de la cabaña, en otro pequeño islote al que solo se puede acceder mediante algún tipo de pequeña embarcación, como el bote amarrado junto al laboratorio: se trata de un pequeño campo de amapolas negras y malolientes que crecen de forma espontánea en el lugar. Pese a su desagradable aspecto, las flores contienen vis Corpus que Clarisa recoge cada primavera, y que luego utiliza para crear encantamientos y pociones que vende para obtener sustento. Aunque muchos de sus compradores son lugareños a los que cobra en comida o servicios, no falta el ocasional visitante hermético al que cobra en peones de vis… y en esos casos no duda en cobrar sus servicios como merece: sabe que muy pocos magos en la Orden son tan buenos curanderos como ella. Clarisa es pacifista y solidaria, pero no tonta.

  • Características: Tamaño 0, Calidad General +1, Seguridad -1, Salubridad -4, Perfeccionamiento +1, Mantenimiento 0, Informidad +1, Estética -4
  • Especializaciones: Corpus 6
  • Virtudes y Defectos: Distintivo Menor (mesa quirúrgica), Familiar, Fuente de Vis, Vivienda; Entorno Repugnante, Mal Aislamiento, Pequeño Foco
  • Rasgos de Personalidad: Parco +1
  • Reputación: Insalubre +3

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: