RSS

Archivos Mensuales: septiembre 2022

Algunas noticias de todos los pelajes

No es precisamente este un blog de actualidad, pero de vez en cuando coinciden en el tiempo varias noticias relacionadas con juegos o editoriales sobre los que suelo hablar por aquí, y ahora mismo estamos en uno de esos momentos, así que hoy toca entradita miscelánea hablando de lo divino, lo humano y lo rolero. Ahí van algunos comentarios, sin ningún orden ni concierto:

La Britania romana: Se acaba de anunciar el (inminente, deduzco) Kickstarter del nuevo libro de provincias de Lex Arcana, que se centrará en Britania, como ya se sabía. Aunque ahora mismo lo único que hay es la previa del proyecto a la que podéis apuntaros (aquí), sí que se incluye una interesante novedad, y es que además del libro de provincia propiamente dicho, el mecenazgo también servirá para publicar el segundo volumen de Misterios del Imperio, o sea, un segundo libro de aventuras que prolonga el que se desbloqueó en el Kickstarter del manual básico en inglés. Mi única duda es si el tomo en cuestión llevará las aventuras que se han ido publicado sueltas durante los últimos meses (y que se incluirán en la versión en castellano de Misterios del Imperio que publicará próximamente Cursed Ink), o bien si será material totalmente nuevo. Espero que sea lo segundo, nunca se tienen suficientes aventuras para Lex Arcana, y ante la falta de una campaña en condiciones, siempre está bien tener «fondo de armario» para nuestras partidas… Por lo demás, muchas ganas de ver qué les depararán las provincias del norte a nuestros buenos custodes.

Beowulf, la Edad de los Héroes: Hablando de Cursed Ink, la cada vez más hiperactiva editorial acaba de poner en marcha, mientras sigue ultimando la entrega de Lex Arcana, un nuevo mecenazgo, en este caso para un producto compatible con «el juego de rol más conocido del mundo»: Beowulf, la Edad de los Héroes. Se trata de un curioso producto pensado para ser jugado solo por un DJ y un jugador, y que nos sitúa en la época del ancestral poema homónimo, lo cual para mí ya es un atractivo de por sí: habrá gautas, monstruos, madres de monstruos y demás elementos reconocibles. Además, el juego cuenta con ilustraciones del maravilloso John Hodgson (que también ha coescrito el libro), y el mecenazgo incluye toda una serie de goodies como brújulas, monedas antiguas o miniaturas muy molonas (solo puedo morirme de envidia después de no haber podido disfrutar del mapa del Imperio en formato físico en el mecenazgo de Lex). Por desgracia el sistema no entra dentro de mi gama habitual, así que creo que en este caso me voy a abstener, pero vamos, no está de más promocionarlo un poco. De hecho, en la propia página de Cursed Ink tenéis El santuario del ermitaño, una aventura gratuita del juego, por si queréis empaparos un poco más del juego antes de decidir si apoyarlo o no.

Fata Morgana y Dungeon Alchemist: Esto no es una noticia en el sentido estricto, pero me parece adecuado aprovechar la circunstancia para reivindicar y recomendar todo lo posible Dungeon Alchemist, el programa de mapas que recaudó casi dos millones y medio de euros el año pasado y que, tras su lanzamiento el pasado mes de abril, creo que no solo ha cumplido las expectativas que había generado, sino que las ha superado ampliamente. Es enormemente fácil de usar y te permite crear un mapa de lo más resultón en un par de minutos (o incluso menos si lo que necesitas no es muy complicado). Con exportación nativa a los VTT más populares y una versatilidad que resulta mareante, Dungeon Alchemist hace más fácil la vida de los que no tenemos talento natural para hacer mapas. Esta misma semana se lanzará Fata Morgana, la segunda actualización de contenidos que, aparte de incluir un porrón de nuevos assets para poder crear mapas ambientados en desiertos y en lugares de inspiración oriental, incluye un montón de novedades más de uso general, incluida la posibilidad de moverse en primera persona en los mapas, exportar vídeos o incluso colocar miniaturas de HeroForge en nuestras creaciones. Por si fuera poco, el programa se considera aún en early release y tanto esta como las próximas actualizaciones serán gratuitas para quienes lo adquieran por Steam, donde está a un precio más que asequible… ¿qué mas hace falta para convenceros?

Un saldo bárbaro: Durante estos días hay de oferta en DrivethruRPG un montón de productos para Savage Worlds que se quedan a un precio bastante majo. Pero lo de Bestias y Bárbaros es algo que supera el concepto de «rebajas»: tienen toda la línea del juego creado por Umberto Pignatelli a un precio de derribo, en torno a los 1-2 dólares casi todo. Si alguien no se ha hecho aún con este material de primera calidad, es el momento de hacerlo, sin duda. Los precios están tan reventados, de hecho, que uno se pregunta si GRAmel no estará a punto de perder la licencia del juego, tristemente desaparecido en estos tiempos de pequeña sequía salvajuna. ¿Veremos algún nuevo material bárbaro en un futuro más o menos cercano? Mientras se despeja esa duda, hay aventuras y material a porrillo para aprovechar…

Achtung a todo trapo: No se puede decir que Modiphius no esté poniendo toda la carne en el asador con Achtung! Cthulhu en su versión para 2d20. Aprovechando el primer aniversario de la nueva edición del juego, la compañía británica acaba de publicar un pack digital que incluye, por 50 dólares, las dos guías básicas del juego además del Quickstart y la nueva edición de la campaña Shadows of Atlantis. También lanzó hace unas semanas un recopilatorio de 160 páginas en físico, Mission Dossier I: Behind Enemy Lines, que incluye las cinco primeras aventuras publicadas en digital para el juego, además de una aventura inédita hasta la fecha, Operation Eastbourne. Pero si tú ya tienes todo este material y no quieres rascarte el bolsillo, también tienen algo nuevo para ti: Operation Ultimatum (parece que no puede haber aventuras que no empiecen por «Operation»), una aventura gratuita de 20 páginas ambientada durante la ofensiva de Dunquerque en la que los investigadores deberán rescatar a un profesor desaparecido. Para el futuro más o menos cercano debería estar también la campaña Forest of Fear, de la que la ya publicada Assault on the Führer Train se considera una especie de precuela. Como digo, material por un tubo…

Y creo que eso es todo por ahora, que no están las carteras para tantos dispendios con los tiempos que corren…

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 septiembre, 2022 en Miscelánea

 

Etiquetas: , , , ,

Reseña de Sharp Knives & Dark Streets

Hoy toca una reseña salvajuna bastante atípica por varios motivos. En primer lugar, porque es un producto del repositorio comunitario de Savage Worls, SWAG, del que hablo un poco más adelante. En segundo lugar, porque es un producto muy, muy cortito, apenas 14 páginas, algo que por lo general no podría llamarse ni «ambientación». Pero claro, hay otros motivos que hacen más plausible esta reseña. El primero, que es un producto escrito por Richard Woolcock, uno de los escritores independientes de mayor calidad para Savage, creador de Saga of the Goblin Horde y colaborador, entre otros, de settings como Titan EffectWiseguys o algunos productos de la propia PEG. El segundo, que estéticamente es muy vistoso, lo cual tiene doble mérito teniendo en cuenta que usa arte de stock (elegido con mucho gusto, eso sí, y sin rastros de IA) a lo largo de toda su extensión. El tercero, su coste: un mísero dólar. Y el cuarto y último, su temática, que a mí me tira como pocas: la de la típica ciudad de ladrones en un entorno de «fantasía» con más o menos matices.

Vamos, pues, a reseñar este Sharp Knives & Dark Streets (y sí, tardas casi más en leer el título que en merendarte el PDF). Como decía, son 14 páginas en las que Woolcock mete una cantidad de material ingente sin perder legibilidad: tiene espacio para desarrollar el micro-setting, describir el escenario donde tienen lugar sus aventuras (Stormgate City, la Ciudad de las Serpientes) e incluir nada menos que nueve personajes pregenerados… ¡en dos rangos diferentes, novato y experimentado! Es más, tiene incluso hueco para colar un reglamento para jugar en solitario, y además le sobra una página para el índice. Lo dicho, toda una proeza. Es cierto que hay un par de páginas que son un ladrillo de texto, pero vamos, es muy menor. Ah, y que no se me olvide: el PDF viene tanto en color como en blanco y negro, para quienes se lo quieren imprimir.

Para ser honestos, SK&DS (por abreviar) no es un producto totalmente original, y de hecho es una adaptación de un producto similar publicado muy poquito antes para Tricube Tales, y escrito también por el propio Woolcock. Dicho suplemento es todavía más corto (4 páginas), como casi todos los productos para ese juego, así que se podría decir que con la versión salvajuna, Woolcock ha podido «explayarse» a gusto. Tras el índice, el PDF incluye una introducción de un párrafo sobre la ciudad, que podría identificarse con Lankhmar, Zamora, Jalizar o cualquier otra urbe tan esplendorosa y bulliciosa de día como decadente y peligrosa de noche. Además de esos referentes obvios, el autor confiesa su inspiración en cosas como Guild of Shadows o el mismísimo Blades in the Dark, no en vano los jugadores encarnarán a un grupo de ladrones, asesinos y criminales a sueldo que se dedicarán a resolver trabajos de todo tipo en la ciudad.

Y precisamente de los personajes habla a continuación, cuya creación sigue las reglas convencionales de Savage, al menos en lo que a PJ se refiere. Para PNJ, se incluyen tres perfiles genéricos (civil, guerrero y mago), que pueden aparecer en versión básica o avanzada. Bueno, vale, hay un cuarto perfil para autómatas. Se deja a discreción del DJ cualquier personalización adicional. El juego también incluye tres reglas de ambientación, aunque una de ellas es básicamente un cambio de terminología para el dinero. Las otras dos son «Flashbacks», por la cual un jugador puede gastarse un beni para narrar un flashback que justifique un +2 a una tirada que está a punto de hacer, y «Listos para el trabajo», por la cual los personajes pueden adquirir de forma retroactiva cualquier pieza de equipo que puedan necesitar para un trabajo en concreto pagando un 25% adicional sobre su precio. Rápido y simple, sí señor.

Sin tiempo para respirar, nos encontramos con la sección para el DJ, que consta de dos parrafitos y un generador de misiones con tres tablas para determinar objetivo, escenario y complicación de cada aventura. Una cuarta tabla nos permite tirar 2d6 para determinar un icono que usaremos como inspiración para improvisar algún giro adicional para la aventura. Y sin más dilación, se pasa a las dos páginas dedicadas a la ciudad donde se ambientan las partidas (y una de ellas está prácticamente ocupada por el mapa de Stormgate). Dos elementos diferencian Stormgate de los referentes que he mencionado más arriba: por un lado, la presencia de serpientes en todos sus cursos de agua, canales y estanques, y que dan nombre a la ciudad. Por otro, la presencia del Gremio de Artificieros Mecánicos, creadores de los autómatas antes mencionados, y que le da un toque de «modernidad» a la ambientación y la aleja, aunque sea un poquito, de una fantasía más convencional. La ciudad también tiene algún secretillo que otro, claro, que no desvelaré aquí, y se describe mediante breves explicaciones de sus veinte localizaciones más relevantes. Suficiente para espolear la imaginación de cualquier DJ.

Las dos siguientes páginas están dedicadas al modo de juego en solitario, que básicamente consiste en hacer tiradas en varias tablas e ir improvisando el argumento de la aventura sobre la marcha. Por suerte la sección te da algunos consejos útiles si es la primera vez que pruebas esto de las partidas en solitario, además de asignar una serie de puntuaciones en función de las tiradas y escenas que vayas superando, hasta determinar si hemos tenido éxito en la misión o hemos fracasado.

Las últimas seis páginas del PDF están ocupadas por esos nueve personajes pregenerados en versión novato y experimentado, todos ellos con su correspondiente ilustración, ojo. Hay de todo, como en botica: asesinos, ladronas, contrabandistas, nobles que han tenido días mejores, espías… en fin, los arquetipos típicos en estas ambientaciones. Y con esto y un bizcocho, se llega al final del PDF.

¿Y qué me ha parecido? Pues me ha gustado bastante, y además por motivos bastante diversos. Primero, por su capacidad de síntesis: va directo al grano y te da la información justa para poner en marcha tus jugos creativos. Jalizar: City of Thieves es uno de mis manuales de rol favoritos, pero esta otra óptica es igual de válida, y a veces, menos es más. También  coquetea con diversas mecánicas narrativas que no son demasiado habituales en un juego como Savage Worlds, lo que demuestra hasta qué punto es flexible el sistema. Las reglas de ambientación, el generador de aventuras y el reglamento para jugar en solitario están trufados de detallitos muy novedosos e interesantes (insisto, para un producto salvaje) que, al mismo tiempo, son muy intuitivos y fáciles de captar. Y por último, SK&DS me ha gustado porque es la prueba palpable de que SWAG tiene cosas salvables, aunque no lo parezca. En mi opinión, la propia PEG no puso precisamente las cosas fáciles con todas las limitaciones legales a los contenidos del repositorio, y tampoco ayudó mucho que no se pudiera generar contenido para ninguna de sus ambientaciones oficiales. Eso ha hecho que buena parte del producto disponible sea accesorio o hasta cierto punto intrascendente (con honrosas excepciones como Sprawlrunners, claro), lo cual es una pena. Por eso me alegra encontrar de vez en cuando cosas como esta. Sin duda, requiere no poco trabajo por parte del DJ, pero si no te satisfacen las otras opciones disponibles, recomiendo que te des un garbeo por Stormgate, igual las vistas (o las serpientes) te dan la inspiración…

En fin, si a alguien le interesa el producto, como decía lo puede adquirir aquí por un dólar. Y por menos de lo que vale un café, yo le doy un navajero…

 
2 comentarios

Publicado por en 21 septiembre, 2022 en Reseñas

 

Etiquetas: ,

Se retira la «maga» Lisa Stevens

Una de las noticias de la semana en el mundo rolero ha sido la retirada de Lisa Stevens. Stevens fue, entre otras muchas cosas, la fundadora de Paizo, la editorial que durante años ha sido la principal competidora de Wizards of the Coast, empresa de la que también fue su primera empleada a tiempo completo y de la que precisamente salió despedida en 2000, solo para fundar Paizo un par de años después y publicar Pathfinder. Una auténtica leyenda del rol…

…y también, aunque algunos tal vez lo hayan olvidado, la tercera pata del taburete hermético que era Lion Rampant, la primera editorial que publicó Ars Magica. Las otras dos patas eran, claro, Jonathan Tweet y Mark Rein·Hagen, los dos nombres que siempre aparecen como creadores de Ars Magica, y es muy cierto que fueron ellos dos los que fundaron la empresa. Tan cierto como que Lisa fue la primera en subirse luego al barco del león rampante, y quien tuvo un papel crucial en no pocas de las muchas vicisitudes que vivió la compañía. Desde el momento en que, en sus propias palabras, «empecé mi carrera profesional al venderle un mazo de las Whimsy Cards a Dave Arneson», Lisa no solo aportó un conocimiento editorial muy necesario en los primeros pasos de la editorial, sino que a menudo su voto sería el que rompería los «empates creativos» entre Tweet y Rein·Hagen. Aunque su nombre nunca apareció en portada y escribió muy poquito para los productos de la línea, sí que era siempre de los primeros que aparecían en aquellos listados con reconocimientos y agradecimientos sui generis que había en la página de créditos de los primeros libros de Ars Magica.

De hecho, su papel fue todavía más fundamental en los momentos en que la editorial y el juego corrían riesgo de desaparecer. Fue a ella a quien se le ocurrió la idea de fusionar Lion Rampant, por entonces con el agua al cuello a nivel económico después de una serie de avatares que culminaron con el «engaño» de Daniel Fox, con la revista White Wolf, donde tanto ella, como Tweet, como Rein·Hagen, habían participado con frecuencia. De hecho, hubo material escrito por Stevens para White Wolf que aparecería reciclado en libros de la línea de Ars, como su famosa aventura «The Golden Ship», aparecida más tarde en la primera edición de Faeries. Decía que fue a Lisa a quien se le ocurrió la idea de unir los dos proyectos, pero fue ella también quien organizó la reunión entre Rein·Hagen y Stewart Wieck para debatir el tema, y ella quien preparó el estudio de viabilidad de la fusión. Ese movimiento dio un soplo de aire fresco a la aventura hermética, que pronto pasaría a publicarse bajo el sello de White Wolf Game Studio, con Rein·Hagen y Stewart Wieck a los mandos… ah, sí, y también con Lisa Stevens, claro, que había dado el salto a la guarida del Lobo Blanco junto con otros empleados de Lion Rampant.

Lisa abandonaría White Wolf poco después, en 1991, convirtiéndose, como decía, en la primera empleada a tiempo completo de una compañía totalmente desconocida llamada Wizards of the Coast que por aquel entonces daba sus primeros pasos. Pero incluso ya en Wizards, Stevens jugaría un papel clave en el devenir de Ars Magica cuando, en 1994, White Wolf, devorada por el éxito de Vampiro y el Mundo de Tinieblas, decidió que Ars ya no le resultaba rentable como licencia. Lisa, todavía en Wizards, que también nadaba en la abundancia tras el brutal pelotazo de Magic: The Gathering, aprovechó el interés de la editorial por adquirir nuevas licencias roleras para convencerles para que se hicieran con Ars. Probablemente también tuviera relación con dicha adquisición el «fichaje» de Jonathan Tweet por parte de Wizards. Sin embargo, Lisa casi no tuvo implicación en la, como todos sabemos, efímera andadura de Ars bajo el sello de Wizards, que de hecho se saldó con la publicación de solo cuatro manuales, de los cuales tres eran refritos y uno de ellos, Faeries: Revised Edition, ya no incluía ese «The Golden Ship» que Stevens había escrito años atrás.

En el año 2000, Lisa sería despedida de Wizards y… bueno, el resto de su historia ya se ha contado en muchos otros sitios por gente que la conoce mucho mejor que yo. Como último comentario, diré que, unos cuantos años después, en 2010, Lisa hizo un guiño a sus inicios en el mundillo publicando las Gamemastery Plot Twist Cards, unas cartas con un parecido más que casual con las Whimsies. Ahora, 35 años después de vender ese primer mazo de cartitas a Dave Arneson, ha anunciado su retirada, al menos como directiva de Paizo, aunque seguirá siendo copropietaria de la compañía. La verdad es que no tiene mal currículum, no señor. Si queréis saber más detalles sobre su biografía, y en concreto sobre su incidencia sobre el mundo hermético, podéis echar un vistazo a los libros de Designers & Dragons (para uno de los cuales, de hecho, escribió un prefacio), y también a los dos números de la revista Aegis, donde su nombre asoma en la historia de las primeras ediciones del juego.

Ah, y que no se me olvide, Stevens no fue la única mujer que usó Lion Rampant como trampolín para una carrera prolífica en el mundo del rol. También dio sus primeros pasos allí Nicole Lindroos, que luego trabajaría en White Wolf y Atlas Games antes de fundar, junto a su marido Chris Pramas, cierta editorial llamada Green Ronin Press. Está claro que por la zona de las Twin Cities corre sangre rolera de muchos quilates…

 
2 comentarios

Publicado por en 13 septiembre, 2022 en Miscelánea, Opinión

 

Etiquetas:

Reseña de Lex Arcana: Italia

Tras la buena acogida que tuvo el Verkami de la edición en castellano de Lex Arcana terminado hace unas semanas, pasé a merendarme el último libro de provincias que tenía pendiente (y también el último publicado hasta la fecha, a la espera de que se lance el mecenazgo de Britania), el dedicado a Italia, o como reza el título íntegro de su portada, Italia: Land of Ancient Magic and Dark Intrigue. Se trata además del libro de provincias más extenso de todos los publicados hasta la fecha, con nada menos que 266 paginazas repletas de contenido. Mantiene el diseño habitual en la línea, con una maqueta clara a dos columnas e ilustraciones totalmente evocadoras de una calidad espectacular. Es cierto que me ha parecido que había menos ilustraciones de lo habitual (y que había alguna reutilizada de algún otro producto), pero aun así, las que hay son magníficas, con mención especial a las que ejercen de portadillas entre capítulos. No falta el habitual (e igual de evocador) mapa de la provincia dividido en regiones, de esos que te gustaría tener en formato físico para usar en partida. Por el lado menos bueno también hay algunos errores que se repiten de otros libros, y es que al texto no le habría venido mal una última revisión, ya que tiene algunas erratas. Nada para tirarse de los pelos, pero sí lo bastante frecuente como para notarlo.

Pasando al contenido, y volviendo a ese largo título que mencionaba antes, nos encontramos con una provincia, Italia, que no por encontrarse en el corazón del Imperio romano está libre de peligros e intrigas. De hecho, lo realmente peligroso es que las amenazas contra la estabilidad de Roma vienen precisamente de donde menos se lo esperaría uno, de su propio corazón. Añadido a diferentes facciones que tratan de pasar desapercibidos mientras traman sus nefandos planes, hay toda una serie de tradiciones mágicas, culturas antiguas absorbidas por el Imperio pero que siguen latentes y otros tipos de amenazas que convierten Italia en una provincia tan interesante como Egipto, Dacia o Tracia, que son las tres que han tenido hasta ahora tratamiento separado en tomos. Italia es un lugar un poco más seguro que todos esos, pero solo gracias a la constante vigilancia de augures y demás defensores del Imperio.

Italia, el corazón del Imperio, no es un lugar carente de peligros

Como todos esos libros, el manual se divide en tres secciones principales. La primera es la «mundana», y se divide a su vez en dos capítulos: el primero se centra en la historia de la península Itálica y en la descripción geopolítica de las catorce regiones que comprenden la provincia. A estas alturas de la línea puedo decir sin miedo a equivocarme que el nivel de documentación de los libros de Lex Arcana podría aguantar una comparativa con los de Ars Magica sin ningún problema: esta primera sección incluye información abundante, detallada y profunda, que en muchos casos hace referencia a una época histórica de Roma que tal vez no capta tanta atención como otras posteriores, después de la fundación de la ciudad pero antes de convertirse en un imperio, con su evolución y sus guerras con el resto de pueblos de la península. Partiendo del mito de Rómulo y Remo, y siguiendo con los siete reyes romanos, aquí se entremezclan historia y leyendas para dar forma a un telón de fondo rico y lleno de hechos, personalidades (incluida, entre otras, la mismísima Circe) y lugares interesantes. Mención especial merece Etruria, y es que los etruscos, como en la vida real, tienen una incidencia muy importante sobre toda Italia, como comentaré más adelante. Es un capítulo denso pero muy interesante en el que no faltan, por supuesto, las clásicas tablas de encuentros para muchas de estas regiones o lugares, para animar cualquier viaje que puedan hacer los custodes por el corazón del Imperio.

El segundo capítulo de esta primera parte se centra en cuestiones más religiosas y arcanas, con un análisis de las creencias y deidades de las diferentes culturas de la península. Varias de ellas han sido subsumidas por el panteón romano, pero muchas otras son consideradas cultos tolerados, y aun hay otras que son hostiles a todo lo que representa Roma, lo que las convierte en un peligro a vigilar constantemente. También se presentan aquí numerosos templos, santuarios y lugares míticos de la provincia (como el célebre lago Averno, con su acceso al Inframundo), destacando la importancia que tienen los incontables manantiales, lagos y estanques a los que se atribuyen propiedades mágicas por toda la provincia. Existe incluso una tabla por si uno quiere improvisar sobre la marcha qué propiedades pueden tener las aguas de un lago en concreto. En esta sección se presentan también diversas tradiciones mágicas, entre las que destaca la magia etrusca, casi olvidada en la época de juego, pero que ha tenido una gran incidencia sobre las artes adivinatorias de los augures romanos, que aún siguen buscando los secretos de la Ars Fulguratoria de los antiguos etruscos, que les permitía no solo leer el futuro en los rayos que caían del cielo, sino también controlarlos e incluso lanzarlos sobre sus enemigos.

Italia es una provincia repleta de tradiciones mágicas antiguas

El tercer capítulo, que ya es solo para los ojos del Demiurgo, nos revela diversos secretos presentes en Italia, desde organizaciones ilegales o directamente criminales (como los piratas ligures o los mercenarios mamertinos) hasta hermandades más esotéricas, como el intrigante Círculo Pitagórico de Crotona, que sigue las enseñanzas del sabio de Samos y que puede dar bastante juego en una partida situada en la zona. También en este capítulo se describen algunas civilizaciones perdidas de las que aún podría haber restos en la península y, lo más interesante de todo, se describen por encima varias «conspiraciones» que podría haber en marcha en la región. Varias de ellas asomarán la cabeza en la sección de aventuras.

Antes hay que pasar por una sección que incluye algunas nuevas reglas que permitirán a los jugadores poner en práctica algunas de las disciplinas y rituales mencionados anteriormente en el libro, como la hidromancia o la ya mencionada invocación de rayos. No faltan algunos nuevos indigitamenta, o rituales mágicos, todos ellos inspirados en divinidades itálicas, También se incluyen algunas armas y piezas de equipo nuevas, así como un buen puñado de objetos mágicos, algunos de ellos de lo más curiosos… o con su fama, como el dado que podría haber lanzado Julio César (usando la hidromancia, claro) al decir aquello de Alea iacta est, o las alas del mismísimo Dédalo. Ninguno de los dos son precisamente fáciles de encontrar, claro. Ah, sí, también hay unos cuantos artefactos etruscos la mar de majos. ¿He dicho ya que Etruria tiene un gran peso específico en el suplemento? Pues no será la última vez.

Fauno es uno de los dioses nativos de Italia con los que podrían cruzarse los custodes

Tras el capítulo de nuevas reglas viene el clásico capítulo de bestiario, donde encontramos de todo, desde adversarios mundanos (decuriones, cazadores, piratas o… fulguratores etruscos) y animales hasta una buena ración de criaturas sobrenaturales, demonios y demás bichos entre chungos y muy chungos. De hecho, me llamó la atención que hubiera estadísticas para divinidades etruscas, algo que no suele gustarme en un juego de rol… hasta que llegué a la última parte del manual, donde se incluyen tres aventuras ambientadas en la provincia. Como en casi todos los demás libros, nos encontramos con aventuras que tienen un argumento principal pero que casi siempre pueden tener ramificaciones (en algunos casos, bastante serias) que se dejan en el aire, para que el Demiurgo las concrete. En este caso esa circunstancia es aún más notoria, dado que las tres aventuras tienen como «oponentes entre bambalinas» a algunas de esas facciones que conspiran para derrocar el Imperio y que pueden dar más para una campaña que para una aventura.

Sin entrar muy en detalles, «La cueva de la sibila» lleva a los custodes a investigar un intento de asesinato contra la sibila cumana, probablemente la adivina más importante del Imperio. Es una aventura eminentemente de investigación, que llevará a los jugadores a descubrir una trama que podría amenazar los mismísimos cimientos del Imperio. En «Relámpagos en un cielo claro» nos encontramos con una premisa parecida, en la que una investigación aparentemente menor (determinar la causa de unos relámpagos avistados cerca de un antiguo templo) lleva a los custodes a verse las caras con aviesos adversarios empeñados en despertar (literalmente) a unos antiguos adversarios del Imperio para sembrar el caos. Por último tenemos «Las alas negras de la venganza», probablemente la más interesante y la más mortal de las tres aventuras, donde los custodes se cruzarán en el camino de unos conspiradores etruscos que quieren revivir su antigua y gloriosa cultura, pero que están siendo aniquilados por motivos desconocidos. Entre otras cosas, la aventura podría salvarse con la recuperación de ciertas reliquias que podrían contribuir a mejorar aún más las artes adivinatorias del Imperio.

Y con esto y con un listado de mecenas, se cierra el libro.

Los gigantes lestrigones, uno de los peligros de la península itálica

¿Y qué me ha parecido? Pues me ha gustado bastante, la verdad. Es posible que Italia no tenga el «tirón» por nombre que pueden tener otras provincias como Egipto o Britania, pero el contenido es sumamente interesante y el libro contiene abundante material para que el Demiurgo pueda preparar aventuras o campañas de muy diferentes tipos. Las tres aventuras incluidas son buen ejemplo de ello. Como decía antes, siempre me quedo con la sensación de que estas aventuras pueden dar mucho más de sí de lo que está escrito, pero entiendo que desarrollarlas del todo requeriría una extensión mayor y, probablemente, otro tipo de libro. Por lo demás, como digo el manual contiene todo lo necesario para jugar partidas en el corazón del Imperio romano, donde, por mucho que los augures se esfuercen en adivinarlo todo, siempre hay peligros y amenazas que se les pueden escapar…

Yo le doy un fulgurante…

 
2 comentarios

Publicado por en 5 septiembre, 2022 en Reseñas

 

Etiquetas: