RSS

Taller de personajes: La alianza de Mons Perditus

12 Feb

No, amigos. No me había olvidado del taller de personajes. Pero nuestra comunidad rolera es tan fantástica que siempre te da sorpresas agradables, y cuando alguien se ofrece a ayudarte con un experimento tan curioso como este, hay que parar motores para hacer las cosas bien.

Y eso es lo que ha ocurrido. El gran Carlos de la Cruz de La Frikoteca se ofreció hace unos días no solo a desarrollar desde su blog el concepto de personaje de Ars Magica que había propuesto para el taller, sino también a echarme una mano para crear Mons Perditus, la alianza en la que vivirían los personajes. Y a eso nos hemos dedicado estos días, a establecer los cimientos de la saga, por así decirlo. Mons Perditus es más obra suya que mía, de hecho, así que en lugar de empezar con el personaje como estaba previsto, era casi obligatorio dedicar esta primera entrada a describir la alianza en cuestión. Al igual que con los personajes, se aceptarán sugerencias para el desarrollo de la alianza, aunque esta crecerá más en segundo plano que los primeros. De lo contrario la escala del experimento se nos puede ir de las manos.

Y ahora, sin más dilación… les presento a todos ustedes Mons Perditus.

Localización

Situada en las faldas del monte del mismo nombre en los Pirineos aragoneses, la alianza de Mons Perditus se encuentra en lo más recóndito del macizo montañoso, lejos de cualquier asentamiento civilizado mínimamente grande. Está tan aislada, de hecho, que cuando llega el invierno queda prácticamente aislada por la nieve y el hielo, y solo pueden llegar hasta ella los Gorras Rojas más avezados y quienes van acompañados de un guía que conozca la región.

Historia

Mons Perditus fue en tiempos una importante alianza, establecida en una sólida estación de Otoño, con magi poderosos e influencia sobre su Tribunal. Pero hace diez años, todo cambió radicalmente. La alianza fue asaltada por unos enemigos sobrenaturales que lanzaron un terrible ataque contra Mons Perditus por motivos que la Orden no conoce en detalle. Lo que sí se conoce son los terribles daños que sufrió la alianza: las torres y principales estructuras de la alianza fueron arrasadas, la biblioteca y los laboratorios destruidos, y muchos de sus magi perecieron defendiendo el lugar.

Solo uno de los magos sobrevivió al ataque: Tempestus de Flambeau, un mago atípico de su Casa pues estaba especializado en las tormentas y la invocación de rayos. Pero ni el poder de Tempestus ni el de todos sus sodales sirvió para salvar Mons Perditus. Solo y rodeado de destrucción y ruinas, parecía que Mons Perditus se sumiría definitivamente en un Invierno efímero antes de desaparecer definitivamente.

Pero Tempestus no estaba dispuesto a tolerarlo. Mientras el nombre de Mons Perditus iba desapareciendo del día a día de la Orden, mientras los Gorras Rojas dejaban de enfrentarse al difícil viaje hasta una alianza muerta a efectos políticos, Tempestus reunió a los escasos habitantes de la alianza que habían sobrevivido, casi todos lugareños que se dedicaban a trabajar en las minas cercanas, y emprendió una lenta y dolorosa reconstrucción. No fue fácil. Hubo nuevos ataques, más esporádicos y menos furiosos que el primero. El clima tampoco acompañaba. Pero aun así, Tempestus no cejó en su empeño, y mantuvo con vida la alianza cuando lo normal habría sido abandonar el lugar y buscar un nuevo hogar.

Mons Perditus en el presente

Corre el año 1220 y han pasado más de diez años desde el ataque. Buena parte de las estructuras de Mons Perditus siguen aún en estado ruinoso, y a estas alturas Tempestus se ha dado cuenta de que solo hay una forma de salir del Invierno en el que está sumida la alianza y devolverle su antigua gloria: buscar nuevos miembros. Hay muchos recursos valiosos enterrados aún bajo las ruinas, fuentes de vis que reclamar, una reputación y una influencia política que recuperar… y Tempestus no puede hacerlo todo solo. Por eso ha recurrido a todos sus contactos herméticos para traer sangre nueva a Mons Perditus. Por desgracia los mejores y más prometedores magi jóvenes del Tribunal tenían ya un destino atribuido, así que Tempestus ha tenido que conformarse con un grupo de magi que no responden exactamente a lo que tenía previsto. Pero él se encargará de amoldarles a la dura vida en la montaña. No les quedará más remedio. Los cuatro nuevos magi que están a punto de llegar no podrían ser más variopintos:

  • Viatorius, un joven mago Criamon, extraño pero dotado de un espíritu afable
  • Constants, un magus Jerbiton con inquietudes arquitectónicas
  • Implacidus, un magus Bonisagus curioso y tenaz
  • Faustus, un prometedor Guernicus cuya ambición es ser admitido en Duresca

Características de Mons Perditus

Aunque al final de esta entrada podéis encontrar un PDF con todos los detalles de la alianza, estas son las principales características que definen Mons Perditus. La alianza está creada como una alianza de primavera con poco poder, con 300 (297, de hecho) puntos de construcción. Se han usado las reglas de Covenants (que en el fondo son una ampliación de las que aparecen en el manual básico), y sus Trabas y Ventajas más importantes son las siguientes, acompañadas de una explicación para quien no posea dicho manual:

  • Castle, Outbuildings y Crumbling: Mons Perditus está formada por una fortificación con una torre principal y varias estructuras menores a su alrededor. Todas las estructuras están en diferentes estados de deterioro. Solo el laboratorio de Tempestus y algunas de las zonas comunitarias de la torre principal están adecentadas.
  • Aura (x2): La alianza está situada en la parte superior del Valle de Ordesa, a los pies de Monte Perdido. Su potente aura de nivel 5 procede de varios factores, determinados usando las reglas de Realms of Power: Magic. El Monte Perdido es el tercer pico más grande de los Pirineos (tether natural 2), y la alianza se encuentra cerca del nacimiento del río Arazas (tether natural 1). Los espíritus del viento (tether preternatural 2) acostumbran a jugar en los valles glaciares del macizo calcáreo.
  • Difficult Access: La alianza está en lo más recóndito del macizo montañoso del Monte Perdido. Llegar a ella cuando hace buen tiempo ya es un reto ante lo escarpado de la región, pero hacerlo durante el frío invierno es prácticamente imposible sin ayuda de alguien que conozca la zona. Cualquier intento de asedio o toma por la fuerza es casi imposible.
  • Regio: El río Arazas cae desde la montaña formando una gran catarata cerca de la alianza. En el lugar donde cae el agua se ha formado una poza de agua helada de la que fluye el río valle abajo. Desde el castillo se puede llegar andando a la poza en pocos minutos, y los magos añadieron murallas en los pocos lugares en los que la orografía montañosa del terreno no protegía el lugar.
    Nivel Uno (Aura 1): Para cruzar al primer nivel es necesario saltar dentro de la poza desde una altura de al menos diez metros. Hay una roca especialmente indicada para realizar “el Salto”. En el primer nivel del regio las diferencias con el nivel mundano son ligeras, pero el agua de la catarata cae de un modo copioso y regular, sin importar la época del año.
    Nivel Dos (Aura 3): Para cruzar al segundo nivel es necesario recorrer todo el perímetro del lago en sentido horario, sin perder de vista la catarata en ningún momento. El agua de la catarata es como un tobogán de agua que se hunde con apenas un murmullo en el agua de la poza. La poza es aquí un gran lago rodeado de escarpadas lomas en las que hay pequeñas cuevas en las que sopla y juguetea el viento. Los espíritus del viento y del agua juegan en este lugar en el que aire y agua se entremezclan. Sus hijos son efímeros espíritus de la espuma.
    Nivel Tres (Aura 5): Para cruzar al último nivel del regio es necesario concentrarse en la quietud del lago, abstrayéndose del sonido de la catarata. Cuando finalmente se visualice la superficie de la poza en calma, la catarata parecerá detenerse. Entonces hay que adentrarse en la poza completamente. Si no pierde la calma, se llegará al nivel final, que es un palacio submarino en el que vive la Dama Arazas con su corte de espíritus acuáticos. El palacio está rodeado de bosques de algas, habitados por tritones.
  • Veteran fighters + Strong Community: Los habitantes y sirvientes de Mons Perditus son recios lugareños acostumbrados a las inclemencias del tiempo y a responder con contundencia a cualquier amenaza. Son veteranos luchadores que además están muy unidos entre sí, formando una turba muy sólida liderada por un capitán veterano y con buenas dotes de liderazgo.
  • Hermetic Politics: Antes de su “caída”, Mons Perditus estaba fuertemente implicado en las políticas de su Tribunal. La intención de Tempestus es recuperar ese estatus.
  • Hidden Resources: Muchos de los recursos con los que contaba Mons Perditus antes del ataque siguen enterrados bajo las ruinas que aún se elevan en la alianza, en habitaciones medio derruidas o en algunas de sus bodegas y pasadizos subterráneos, que nadie ha vuelto a examinar desde hace años. La alianza tiene 250 Puntos de Construcción adicionales que se podrían recuperar progresivamente a medida que se exploren esos lugares.
  • Dark Secret: Prácticamente nadie sabe qué fue lo que atacó y casi destruyó Mons Perditus hace diez años. Solo Tempestus y algunos de los lugareños saben la verdad, y nadie dirá nada al respecto. Es un tema que guardan celosamente para ellos, y no reaccionan nada bien a los curiosos.
  • Tribunal Border: La repentina reaparición de Mons Perditus ha tenido una consecuencia inesperada en el panorama hermético local. El Monte Perdido se encuentra en una zona a caballo entre dos Tribunales, y aunque en tiempos formaba parte del Tribunal de Iberia, ahora algunos poderes de Provenza quieren ganarlo para el norte. Una alianza con la influencia que tenía en tiempos Mons Perditus y sangre joven puede ser muy prometedora. Tempestus ha empezado a recibir mensajes con ofertas de ambos Tribunales antes incluso de recibir a los nuevos magos, y debería tomar una decisión al respecto antes del próximo Tribunal, pero la elección no es nada fácil…
  • Superiors: Tempestus es el único superviviente del ataque. Es un mago con el carácter algo agriado por los acontecimientos vividos en los últimos años, pero que al mismo tiempo está dispuesto a hacer cualquier sacrificio por mantener vivo Mons Perditus. Incluso aceptar a magos jóvenes a los que tendrá que controlar y enseñar las costumbres locales…
  • Vis Salary: Los magos jóvenes no tienen acceso libre al vis de la alianza, que es muy limitado ahora mismo. Para poder hacerlo, deberán dedicar una temporada de servicio al año a contribuir a la recuperación de Mons Perditus. El tipo de contribución dependerá de ellos, y también de lo que sugiera Tempestus, pero podría incluir extraer vis, escribir nuevos textos de laboratorio, crear objetos mágicos para la alianza o realizar expediciones peligrosas para recuperar algunos de los recursos perdidos.

Recursos de Mons Perditus

Apenas media docena de libros y un puñado de textos de laboratorio sobrevivieron al ataque. De ellos, el más destacado es probablemente el Fluminis Magicae, una de las llamadas “Raíces” herméticas, manuales que explican las conceptos fundamentales de cada una de las Artes herméticas de forma clara y concisa, y que suelen estudiar los magos recién licenciados para tener una buena base para el posterior desarrollo de sus habilidades mágicas. El Fluminis es la Raíz dedicada a Vim.

La alianza también cuenta con unos pocos objetos mágicos que hacen la vida algo menos incómoda, desde un guante que permite abrir caminos entre la nieve y el hielo hasta un artefacto que mantiene caliente la torre principal en los momentos más fríos del invierno. También nos hemos tomado la licencia de incluir en la alianza un par de los objetos del pasado Noviembre Hermético, el Escudo de Tilo y los Vendajes de Batalla.

Mons Perditus cuenta con varios valiosos especialistas: además del mencionado capitán de la turba, hay dos maestros que intentan educar a los habitantes de la región, así como un cantero llegado hace poco cuya misión sera encargarse de las reparaciones de las estructuras de la alianza. Dos de los especialistas más apreciados son Fernando, el autócrata, y Álvaro, un ágil y despierto joven de la localidad que conoce las montañas como la palma de su mano y que suele ser el encargado de guiar (o rescatar) a los visitantes que acuden en invierno a Mons Perditus.

Por último, la alianza tiene una modesta reserva de vis, con un total de 23 peones, además de tres fuentes de vis que irán engrosando esas reservas en los próximos años.

Y creo que eso es todo. Como veis, es una alianza con mucha tela que cortar, con una situación política de lo más delicada entre dos Tribunales, en una zona con abundantes auras y presencias sobrenaturales y con muchas cosas por reconstruir… Por no comentar el misterio que hay detrás del ataque sufrido hace diez años. ¿Qué ocurrió realmente, y por qué? Habrá que esperar para descubrirlo.

Y en la próxima entrada, ahora de verdad, os traeré a Viatorius recién terminado su aprendizaje.

Ah, sí, y para quien esté interesado, aquí podéis descargaros un PDF con todos los detalles de la alianza, hecho con Metacreator y usando una curiosa mezcolanza de inglés y castellano.

Anuncios
 
20 comentarios

Publicado por en 12 febrero, 2016 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

20 Respuestas a “Taller de personajes: La alianza de Mons Perditus

  1. Carlos de la Cruz

    12 febrero, 2016 at 9:01 pm

    Ha sido un placer colaborar. A ver cómo nos va saliendo el experimento con los personajes 🙂

     
    • Teotimus

      13 febrero, 2016 at 10:40 am

      Con Tempestus al mando nada puede ir mal… 😉

       
  2. Aaron Cotarelo

    12 febrero, 2016 at 9:36 pm

    Genial! si tuviera tiempo me dedicaba yo hacer el verditius pero por desgracia ultimamente carezco de tiempo para manter un ritmo aceptable.

    Seguid asi chavales! que inspirador es este laboratorio! jejeje!

     
    • Teotimus

      13 febrero, 2016 at 10:42 am

      Gracias. ¡El tiempo es siempre el bien más buscado por un rolero, ciertamente! El Verditius puede esperar…

       
  3. EbaN de Pedralbes

    13 febrero, 2016 at 3:31 am

    Yo podría colaborar con los grogs. Es lo que propuse en la comunidad de G+, y me gusta la idea de este Mons Perditius.

     
    • Teotimus

      13 febrero, 2016 at 10:43 am

      Cualquier contribución será bienvenida, ¡faltaría más! En Mons Perditus hay sitio para todos…

       
      • EbaN de Pedralbes

        18 febrero, 2016 at 12:35 pm

        Pues había pensado crear una familia. En plan padre, madre e hijo. Y tal vez también el abuelo 😉
        ¿Puede ser algo que os pueda interesar?

         
      • Teotimus

        18 febrero, 2016 at 12:37 pm

        Por supuesto, a mí me suena bien. La comunidad de Mons Perditus se ajusta mucho a clanes familiares con fuertes vínculos…

         
  4. Mario Jiménez Pérez-Cejuela

    14 febrero, 2016 at 1:34 am

    Tengo dos grogs chulos, no marciales, algo sobrenaturales pero sobre todo útiles, y alguna cosa más… creo que os los pondré pronto.

     
    • Teotimus

      16 febrero, 2016 at 10:14 am

      ¡Venga esos grogs! Sobre todo si son útiles… 😉

       
  5. Paco Lorenzo

    14 febrero, 2016 at 12:59 pm

    Esto es un lujo!!! Ver crecer a ésta “criatura”, conocer sus principios y asistir a su desarrollo. Parece como si estuviera leyéndome un libro. Aplausos y… the Covenant must go on!!!

     
    • Teotimus

      16 febrero, 2016 at 10:15 am

      Vamos a llamarlo “librojuego”, por aquello de que los lectores irán eligiendo qué ocurre… ¡A ver hacia dónde avanza!

       
  6. Alfredo Amatriain

    16 febrero, 2016 at 10:00 am

    Interesante…

    Eso sí, cuesta imaginar que ese “Dark Secret” vaya a seguir siéndolo mucho tiempo. Una vez el resto de magos sean miembros de pleno derecho, van a querer saber qué pasó en su alianza la última vez, para evitar que el mismo destino caiga sobre sus cabezas.

     
    • Teotimus

      16 febrero, 2016 at 10:13 am

      No solo eso: a Tempestus sin duda le interesará que lo sepan y estén preparados por si, efectivamente, la cosa se volviera a repetir.

      Otra cosa es cuándo lo revele, y cómo lo haga. ¿Tal vez hay un motivo por el que todo ha sido tapado durante estos años? ¿Fue el ataque algo casual, o hicieron los magi de Mons Perditus algo para propiciar el desastre que cayó sobre ellos?

      Como dicen los ingleses, el demonio está en los detalles…

       
  7. Jordi Morera

    16 febrero, 2016 at 5:12 pm

    ¡Como estoy disfrutando de este gran experimento! Esta alianza va a aparecer en mi saga de Mistridge sí o sí… En cuanto tenga algo de tiempo, yo podría colaborar también creando algún grog o compañero.

     
    • Teotimus

      16 febrero, 2016 at 5:30 pm

      Por supuesto. Tiene usted una alianza entera donde elegir.

       
  8. Néstor Solano Grima

    26 febrero, 2016 at 2:43 pm

    Como mola! Como oscense es un orgullo que hayáis elegido Monte Perdido para la alianza. En mi saga situada en el Turbón (a unos km de Monte Perdido) tengo esa montaña como “lugar mágico y misterioso cercano a la alianza” jiji.

    Yo puedo pasaros leyendas de la zona e incluso hacer algún mapa o dibujillo que mola mucho esta creación comunitaria! Ánimo!

     
    • Teotimus

      26 febrero, 2016 at 3:59 pm

      ¡Cualquier cosa será bien recibida, naturalmente!

      Apuntado pues el Turbón como “lugar mágico y misterioso cercano a la alianza” para Mons Perditus… 😉

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: