RSS

Noviembre hermético (I): El laboratorio subterráneo de Durgar

01 Nov

Bueno, pues vamos allá con el Noviembre hermético de 2019, que como sabéis está dedicado a los laboratorios de los magi. Os recuerdo que esta es una iniciativa abierta y que cualquiera puede colaborar, e incluso llevarse algún librejo de paso al hacerlo. Podéis leer más información en esta entrada, y de hecho, ya me han llegado dos colaboraciones que son canela fina y que publicaré próximamente. Pero mientras tanto, vamos con nuestro primer laboratorio del mes…

En algún Tribunal del centro de la Europa Mítica, tal vez en el Rin o en Transilvania, existe una alianza con un laboratorio muy peculiar. Su propietario es Durgar de Verditius, un magus con sangre feérica enana de carácter hosco y reservado, que rehúye casi todo contacto con otros seres humanos, incluidos otros magi. Tanto es así que hace unos años decidió establecer su laboratorio en el lugar en el que más cómodo se siente por naturaleza: bajo tierra. Harto también de ciertas inconveniencias de las relaciones sociales, decidió hacer su laboratorio pensando únicamente en él, y no en cualquier posible visita por parte de otros magi, lo que en el fondo no ha hecho más que convertirle en una persona aún más solitaria de lo que era.

El laboratorio del Verditius aprovecha unos túneles naturales que se extienden por debajo de la alianza, y que conducen hasta una pequeña estancia cavernosa de poca altura, pero que resulta ideal para alguien que, como Durgar, apenas supera el metro de estatura. El bajo techo se encuentra apenas medio metro por encima de ese nivel, lo que genera una cierta sensación de claustrofobia que se añade a la evidente incomodidad que sufre cualquier visitante, que debe encorvarse enormemente para poder moverse por el laboratorio. Sin embargo, lo que le falta en altura al laboratorio lo suple en expansión, pues es más grande que un laboratorio normal, alcanzando los 15 metros de diámetro. Durgar tampoco ha hecho ninguna concesión a los ornamentos y la decoración, y ha dejado las paredes de la cueva tal y como estaban cuando las encontró, como roca basta y sin pulir. En general, la sensación de quien visita por primera vez este laboratorio es la de estar entrando en una cueva medio deshabitada… si no fuese por ciertas particularidades que denotan la presencia de un magus.

La primera de ellas, y la que más llama la atención, es la enorme forja situada en el fondo del laboratorio, dominada por un enorme yunque y un horno que está constantemente encendido, y que es donde Durgar trabaja creando sus objetos, muchos de ellos hechos de algún tipo de metal. Por desgracia el horno no está demasiado bien protegido y Durgar ha sufrido algún que otro accidente puntualmente. No muy lejos de esa forja, en unas toscas estanterías excavadas en la roca natural, hay numerosos frascos de metal que contienen materiales que desconcertarían a cualquier herrero o minero mundano, no en vano son ingredientes feéricos que le proporcionan los parientes enanos de Durgar para poder realizar sus objetos. Como todos los demás elementos del lugar, están escrupulosamente ordenados y etiquetados. Como siempre dice el estoico Verditius, lo espartano no está reñido con lo ordenado.

Todo el laboratorio está iluminado por una luz intensa pero que no llega a ser molesta, y que nadie sabría decir exactamente de dónde procede. En realidad tanto el laboratorio como el sanctum del enano, que está en una caverna cercana, están encantados con un efecto de Creo Ignem que genera esa luz y ofrece a su propietario la iluminación ideal para sus actividades. Un escaso consuelo que no hace que las escasas visitas se sientan mucho más cómodas, pero al menos no se quedarán ciegas intentando no chocar con las paredes o el techo del laboratorio…

  • Características: Tamaño +1 (60 metros cuadrados), Perfeccionamiento +1, Calidad General -1, Mantenimiento -1, Seguridad -3, Informidad +1, Salubridad 0, Estética -1
  • Especializaciones: Atar familiar 1, Creo 1, Encantar objetos 1, Experimentar 1, Imaginem 1, Terram 1, Textos 1
  • Virtudes y Defectos: Distintivo Mayor (Forja), Iluminación Mágica, Impecable, Ingredientes Feéricos, Sumamente Organizado, Sin Decorar, Subterráneo, Techos Bajos (×3) (nótese que varios de estos Defectos no afectan a Durgar por su estatura)
  • Rasgos de Personalidad: Imprevisible +1
  • Reputación: Claustrofóbico +1
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: