RSS

Archivo de la etiqueta: Talislanta

Mi RPGaDAY, a lo loco: Días 15-21

¡Más madera rolera! Vamos con unas cuantas respuestas más a las insidiosas preguntas del RPGaDAY de este año, cuyas entregas previas podéis encontrar aquí y aquí. Hoy tocan los Días 15 a 21…

Día 15. ¿Qué juego de rol has disfrutado más adaptando?

Soy muy respetuoso con casi todos los reglamentos de juegos que utilizo. Solo cambio algo cuando estoy realmente seguro de que va a mejorar la experiencia de juego, y eso no suele ocurrir muy a menudo. A eso hay que añadir que las pocas veces que he modificado algún detalle de algún juego, casi siempre ha sido “pa cagarla”. Aún recuerdo cuando, en mi primera saga con la quinta edición de Ars Magica, decidí que los jugadores generaran las características de sus personajes como se hacía en tercera (tirando un D10 al que se restaba el D10 que tiraba yo como DJ). Las consecuencias fueron apocalípticas, por decirlo de forma suave, así que no confío mucho en mi capacidad para adaptar algo y mejorarlo… más bien al contrario.

Día 16. ¿Qué juego de rol disfrutas usando tal como viene escrito?

Pues en consecuencia de la respuesta anterior… casi todos. Por decir algo, me agarraré a ese verbo “disfrutar” que aparece en la pregunta y mencionaré la quinta edición de Ars Magica, y más concretamente su sistema de magia y de actividades de laboratorio, que me parece una pequeña maravilla para cualquier jugador (o DJ) al que le guste llevar un mago. Todo está perfectamente calculado y engranado con el resto de mecánicas, de manera que a partir de una fórmula muy básica que se aplica a casi todo se pueden hacer cosas muy, muy interesantes. Cierto, en algunos casos la complejidad puede parecer excesiva y la aplicación de esas reglas al mundo de juego es susceptible de ciertos abusos, pero como sistema puro y duro, me parece ejemplar.

Día 17. ¿Qué juego de rol tienes desde hace más tiempo y aún no has probado?

Divertida pregunta. Tengo un montón de juegos que no he probado, pero creo que ninguno de ellos reposa en mis estanterías desde hace tanto tiempo como el Oráculo que sacó Joc Internacional hace ya 25 años, y al que no solo no he jugado, sino que creo que ni siquiera terminé de leerme en su momento. Así que tampoco tengo una opinión muy formada de él. Si entramos en la categoría de “juegos a los que sí que me gustaría jugar”, probablemente el más antiguo sería Talislanta, uno de esos juegos que me enamoró cuando leí su tercera edición pero que nunca he tenido la oportunidad de probar en mesa. Su enfoque de la magia y de la fantasía, alejado de los convencionalismos que dominaban el género hace dos décadas, me sigue pareciendo muy interesante hoy en día. ¿Tendré por fin la oportunidad ahora que uno de los reglamentos de la nueva edición del juego será el de Savage Worlds?

Otro de los que llevan mucho tiempo en mis estanterías y nunca han visto tiempo de juego es SLA Industries, la edición original de Nightfall de 1993. Un juego distópico ambientado en un futuro horrendo y desolador, una especie de Shadowrun pasado por el tamiz del Clive Barker o el China Miéville más enfermo, situado en una megalópolis escalofriante llamada Mort City. Los personajes eran agentes que trabajaban para la megacorporación que daba nombre al juego, y que vamos a decir que tenía sus (pocas) luces y sus (muchas) sombras. Aunque le perdí la pista al juego tras hacerse con él Wizards of the Coast, en su momento me quedé con muchas ganas de probarlo. Aunque pensándolo bien, fue mejor que no lo hiciera: solamente me he leído una vez el manual, pero todas las páginas están sueltas y despegadas, lo que no dice mucho sobre la encuadernación, no señor…

Día 18. ¿A qué juego de rol has jugado más en tu vida?

Como es de esperar, a Ars Magica, al que he arbitrado como media docena de sagas de larga duración (un par de años mínimo cada una de ellas, algunas bastante más), y al que, por desgracia, he tenido muy pocas oportunidades de jugar como jugador. Por detrás de Ars, creo que estarían Rolemaster, con el que he tenido la suerte de contar con un máster que preparaba grandes partidas y campañas, La Llamada de Cthulhu (donde he alternado bastante los dos lados de la pantalla) y AD&D, aunque creo que este último ya ha sido adelantado por Savage Worlds después del “intensivo” al que lo he sometido el último año y medio (y a este ritmo, pronto adelantará también a los otros dos). Sin duda tengo que diversificar un poco mis gustos…

Día 19. ¿Qué juego de rol está mejor escrito?

Como uno de esos bichos raros que cuanto menos juega a rol, más rol lee, este es un aspecto al que le doy mucha importancia. De hecho voy a dar una respuesta doble. Si por “bien escrito” entendemos un manual bien estructurado, con un orden claro y con sentido, que permita no solo entender el juego de forma inmediata sino también localizar contenidos concretos de un vistazo rápido (cosa muy necesaria durante las partidas), creo que muchos manuales de Chaosium, y en especial los de La Llamada de Cthulhu, son un buen ejemplo en ese sentido: claros, bien ordenados y con poca información superflua.

Si, por otro lado, por “bien escrito” entendemos escrito con un estilo específico y con ánimo evocador que se adapte a la personalidad del juego, creo que elegiría… Paranoia. El tono que destila todo el manual (al menos en la segunda edición, que es la que leí en su momento), la descripción de la vida en el Complejo Alfa, los clones, el Ordenador-Gran Hermano… Me parece una pequeña joya del humor negro rolero, sinceramente. Y también haría una mención especial a Beasts & Barbarians, cuyos textos están escritos con un estilo y un tono que contribuyen muchísimo a la inmersión del lector en la ambientación. Literalmente, es casi como si estuvieras leyendo las crónicas de algún erudito de la época, por mucho que no esté narrado desde el punto de vista de ningún personaje ni nada parecido. Leerte la historia de los Dominios que se va formando a lo largo de los diferentes manuales de la ambientación es para mí una gozada.

Día 20. ¿Cuál es la mejor fuente para juegos de rol descatalogados?

Ni idea, no suelo buscar juegos descatalogados, aunque en tiempos asomaban cosas muy extrañas en la librería Gigamesh (hablo de la tienda antigua, naturalmente). También me consta que en Tesoros de la Marca suelen hacerse con muchas joyitas imposibles de encontrar, pero la verdad es que la caza de manuales descatalogados no es algo que practique con demasiada frecuencia.

Día 21. ¿Qué juego de rol consigue más con menos palabras?

Otra vez me han pillado. No recuerdo el último juego de rol que me leí que tuviera menos de 100 páginas, así que me va a costar aportar una respuesta interesante. Creo que elegiría Adventurers!, un juego publicado por los polacos de GRAmel, y que en apenas cuatro páginas (2 para el jugador, 2 para el DJ) presenta generación de personaje, sistema y resolución de acciones. Evidentemente es un armazón muy genérico (el juego es multigénero), pero creo que tiene cierto mérito meter todo eso en ese espacio (que está muy aprovechado, ciertamente). Si a alguien le interesa, se puede descargar gratuitamente desde Drivethru.

Otro que también consigue mucho con bastante poco es Microscope, un juego con menos de 100 páginas pero que en apenas 50 (y hablamos de páginas con muy poquito texto) te explica perfectamente cómo generar una historia de proporciones épicas. Microscope es uno de esos juegos que trascienden el rol para adentrarse a medias en la estrategia y a medias en la narración compartida, en el que entre todos los jugadores crean de forma colectiva un mundo de juego y su historia, basándose en una serie de premisas básicas que se deciden al principio de la partida (desde “La expansión de la humanidad por las estrellas” hasta “La decadencia de un antiguo linaje de reyes-dragón a medida que la magia desaparece del mundo”, por mencionar solo dos ejemplos incluidos en el manual). Luego van turnándose para determinar cómo avanza la historia de ese mundo, cada uno centrándose en los aspectos que más le interesen, que a su vez serán desarrollados y modificados por los demás jugadores. Con un “turno de juego” claramente definido y una serie de reglas sencillas pero enormemente versátiles, Microscope es uno de esos juegos cuyo límite, realmente, está en la imaginación de los jugadores.

Y hasta aquí hemos llegado por hoy. ¡La semana que viene, más!

 
1 comentario

Publicado por en 25 agosto, 2017 en Miscelánea, Opinión

 

Etiquetas: , , , , , ,

Mi RPGaDAY 2015, segunda parte

rpg-a-day-2015

Vamos con la segunda tanda de respuestas del RPGaDAY de 2015, las correspondientes a las preguntas 11 a 21. Me temo que en muchos casos toca realizar un viaje al pasado lejano…

11. Escritor de rol favorito. Probablemente Jonathan Tweet y Mark·Rein Hagen, a quienes nunca estaré lo bastante agradecido por haber creado Ars Magica. El hecho de que ambos siguieran haciendo historia, cada uno a su manera, después de crear mi juego favorito no hace más que refrendar su enorme calidad como escritores. De la línea actual de Ars me quedo con dos autores, Mark Shirley y Timothy Ferguson, cada uno por motivos bien diferentes. También me quito el sombrero ante el ínclito Sandy Petersen, creador de La Llamada de Cthulhu, quien solo por eso se ha ganado un lugar en el cielo del rol. Y últimamente sigo bastante a Walt Ciechanowski, escritor y responsable de la actual edición de Victoriana y que también ha dejado muestras de su buen hacer en juegos de todos los pelajes, desde Pathfinder hasta Savage Worlds, pasando por Mutants & Masterminds, sin olvidar sus ocasionales colaboraciones en Gnome Stew. Cuando veo cualquiera de estos nombres en algún manual me entran muchas ganas de leerlo…

12. Ilustración de rol favorita. Buf… Una pregunta realmente complicada, cuesta elegir solamente una. Casi mejor lo ampliaré a uno, o mejor dos ilustradores. El primero es un hombre que tuvo casi tanta culpa de aficionarme al rol como lo tuvieron algunos escritores o creadores de juegos. Me refiero a Angus McBride, quien se encargara de ilustrar las portadas de un montón de productos de MERP y Rolemaster para ICE allá por los años ochenta. De hecho, si tuviera que hacer un esfuerzo imposible por elegir una sola ilustración, elegiría la portada de la histórica caja roja de MERP, esta que veis aquí abajo, pero es que todas las ilustraciones de McBride para cualquier producto eran para quedarse mirando durante varios minutos mientras babeabas. McBride dio vida gráfica a los protagonistas de El Señor de los Anillos muchos años antes de que existieran las películas, y creo que a muchos nos ayudó a visualizar mejor a los personajes que habíamos leído en los libros. (Luego Alan Lee haría lo mismo de una manera completamente diferente a lo que hacía McBride, pero esa es otra historia…).

merp_cover

El otro ilustrador ante el que me quito el sombrero es mucho más reciente. Me refiero a Yvan Villeneuve, uno de los principales ilustradores de la línea de Shadows of Esteren, y también uno de los principales culpables de hacer realidad esa atmósfera entre tenebrosa y melancólica que tiene el juego. Villeneuve, conocido como “Gawain” en los círculos “estereneros”, ha dibujado muchos paisajes y no pocos personajes del mundo de Esteren, y en todos los casos ha logrado hacer obras tremendamente evocadoras y, lo que es más importante, radicalmente diferentes a lo que se considera normal en el género del rol de fantasía. ¿Tendrá algo que ver el hecho de que es francés, y de que en Europa tiramos a dibujar las cosas de forma diferente al otro lado del charco…?

13. Podcast rolero favorito. Voy a ampliar “podcast” e incluiré también canales de Youtube, que yo creo que más o menos es lo mismo. La cuestión es que últimamente me he aficionado varios de ellos, empezando por Complejo de Master, donde Justo Molina disecciona con regularidad y perspicacia sin igual productos de rol de todos los pelajes. También soy muy fan del canal de Youtube de Pifia en Cordura, cuyos miembros se ganaron mi admiración eterna por esta maravilla imperecedera y genial, aunque la verdad es que el amigo David Ibáñez no se prodiga demasiado, y eso que es una auténtica enciclopedia andante sobre La Llamada de Cthulhu. Y acabo de descubrir hace muy poquito un nuevo podcast, Teoría del Crítico-Pifia, que tiene muy buena pinta, y que ya cuenta con comunidad en G+, aquí.

14. Accesorio de rol favorito. Esta tiene tela… “accesorio de rol favorito”, ahí, ancha es Castilla… ¿Cuentan los dados? ¿Los suplementos? ¿Las pizarras? En fin, no estoy del todo seguro, y estoy tentado de decir “mi pareja de D10, magenta y amarillo, que lleva acompañándome más de 25 años”, pero no, hay algo a lo que le tengo aún más aprecio, aunque ya no lo utilice mucho: la pantalla para la tercera edición de Ars Magica. En su momento la usé una y otra vez hasta machacarla, y hoy en día se ha ganado un reposo definitivo en mi estantería después de un fiel servicio. Y si la comento aquí, es sobre todo porque me parece la pantalla más útil (que no más bonita) de todas las que tengo… sobre todo por su parte exterior. Allí hay un fantástico y absolutamente evocador mapa de la Europa Mítica, el mismo que aparecía en el interior del manual básico de Ars, que mis jugadores debieron de consultar centenares de veces durante mis partidas para situar los lugares que visitaban sus personajes. Sí, puede parecer algo muy obvio, pero entre lo bonito que era el mapa y lo sencillo que era para mí asomarme un poco por fuera de la pantalla y decir “Llegáis a Pasaquine, que está más o menos… aquí”, la pantalla me facilitó la vida en muchas ocasiones. Siempre me he preguntado por qué no han vuelto a hacer una pantalla con un mapa parecido, y de hecho en más de una ocasión se me ha pasado por la cabeza imprimir un tapete con el mapa, pero no he logrado encontrar una imagen a resolución suficiente para reproducirlo…

El mapa era obra de Eric Hotz y, para quien no lo recuerde, aquí está:

mythiceurope

15. Campaña de rol más larga que has jugado. Como árbitro, mis dos primeras sagas de Ars Magica fueron bastante largas, diría que más de un año jugando regularmente los sábados. La primera en concreto, jugada hará ya más de 20 años, fue bastante longeva, empezando en el Tribunal de Provenza y terminado con un “spin-off” en Escocia. Mi saga actual lleva cinco años activa, pero es por correo, y en ese formato el tiempo es algo bastante más difícil de cuantificar, aunque yo creo que empieza a andar cerca de esa primera saga. Fuera de Ars, otra de las más largas que arbitré, y a la que tengo especial cariño, fue una de La Llamada de Cthulhu que nació a partir de la mini-campaña “La Bestia no debe nacer”, de Ricard Ibáñez y publicada en la revista Líder. Tras concluir la campaña mis jugadores formaron una asociación, La Puerta y la Llave, cuyos miembros estaban dedicados en cuerpo y alma a luchar contra los horrores de los Mitos, y con esa asociación como trasfondo fui combinando aventuras publicadas con algunas de cosecha propia hasta formar una gran campaña que también duró un año largo. Fue de esas campañas que se te quedan grabadas al fuego y de las que años, lustros, décadas después, aún recuerdas algunas escenas como si las hubieras visto ayer.

Como jugador, creo que la más larga que he jugado es otra campaña “casera”, en este caso de Rolemaster, que empezó con el módulo The Orgilion Horror, y que luego también se prolongó un par de añitos, o algo menos si no contamos parones. En cuanto a campañas publicadas, creo que la más larga que he jugado ha sido Las máscaras de Nyarlathotep, para La Llamada de Cthulhu. (Muchos de estos datos hay que tomárselos con cierto escepticismo, casi todas se jugaron hace más de 20 años, así que en lugar de 2 años podrían haber durado 1 año… o 2 meses).

16. Sesión de rol más larga que has jugado. Nunca he participado en una sesión maratoniana, de esas que empiezas a jugar por la mañana, paras para comer y luego continúas hasta la noche. Precisamente en algunas de las campañas que he comentado más arriba tuvimos varias sesiones de 5-6 horas. De hecho diría que eran más bien la tónica habitual, porque recuerdo que las broncas familiares porque me presentaba en casa a comer a las cuatro de la tarde eran bastante habituales. Debo decir que hace muy poquito que he arbitrado una sesión de La Llamada de Cthulhu que también se fue a las siete horas, que casi debe de ser un récord para mí…

17. Juego de rol de fantasía favorito. Como no considero que Ars Magica sea un juego de fantasía propiamente dicha, probablemente elegiría Rolemaster, que también es al que más he jugado. Sí, el clásico juego criticado por su complicación y por su exceso de tablas, y patatín y patatán. Será porque llevo unos cuantos años jugando, pero a mí no me parece tan complicado, la verdad. También es cierto que a veces tener un buen árbitro hace bastante por engancharte a un juego que otros critican de forma inmisericorde, y ese fue mi caso. Mi máster de toda la vida de Rolemaster siempre se ha currado muchísimo las partidas, y eso tiene su peso, sea el juego que sea. Aún arbitra hoy en día, y es el principal culpable de que me guste tanto el juego. También debo reconocer que he tenido bastante suerte a lo largo de las partidas y me han muerto relativamente pocos personajes. Sea como fuere, me gusta mucho RM, con sus críticos y sus tablas y sus constantes sumas y restas, y me gusta bastante su ambientación oficial, Shadow World, por mucho que sea un popurrí en el que se mezclan los conceptos fantásticos más variopintos.

Probablemente por detrás de Rolemaster pondría Talislanta, uno de esos juegos que sobre el papel parecen magníficos pero que no tiene uno nunca la oportunidad de probar. Cualquier día de estos vuelvo a intentarlo, aunque realmente viendo la portada de la tercera edición, que es la que tengo yo, a uno le cuesta volver a leérselo. ¡Pero las elecciones estéticas cuestionables no aseguran que un juego sea malo!

Talislanta

18. Juego de rol de ciencia ficción favorito. Sin lugar a dudas Traveller, y eso que nunca he llegado a jugar una sola partida del juego. Pero me he leído casi todas las ediciones, me he cansado de hacer personajes (sí, de esos que morían antes de terminar su creación) y mi sueño dorado es conseguir engañar a alguien para que me arbitre una partidilla un poco larga explorando el espacio infinito. Traveller siempre ha sido un juego especial para mí, tal vez porque, en un delirio de juventud, unos amigos y yo estuvimos a punto de liarnos la manta a la cabeza y comprar los derechos para traducir Traveller: The New Era (la edición más reciente por entonces) al castellano, aunque la cosa al final no acabó tirando para delante. Eran otros tiempos, qué duda cabe.

19. Juego de rol de superhéroes favorito. He jugado muy, muy poco a juegos de superhéroes. De hecho, solo recuerdo haber jugado una partida una vez en mi vida, y no recuerdo bien si fue a DC Heroes (el de 1985) o a Superhéroes, Inc, el juego de superhéroes autóctono publicado por Cronópolis. Así que como ni siquiera sé exactamente a qué jugué en su momento, como para elegir un favorito…

20. Juego de rol de terror favoritos. Aquí sí que no hay dudas: La Llamada de Cthulhu. Como tantos otros roleros actuales, después de un fugaz (o, bueno, no tan fugaz) contacto con la caja roja de D&D de Dalmau Carles a mediados de los ochenta, La Llamada fue mi puerta de entrada (a lo grande) en el mundo del rol, junto con MERP y RuneQuest. La diferencia es que a La Llamada jugué mucho, muchísimo más que a los dos primeros juntos. Casi siempre arbitrando, como ya he comentado, pero también al otro lado, en la piel de algún investigador. Creo que sometí a mis jugadores a casi todo lo que publicaba Joc Internacional por entonces, desde Las sombras de Yog-Sothoth hasta La semilla de Azathoth, pasando por aventuras más cortas como las de El manicomio. Arbitré las aventuras que venían en Líder, incluso rebusqué en la Troll y saqué alguna cosa de allí. Evidentemente la lista de personajes muertos a lo largo de esas partidas fue bastante elevada, así que aunque yo recuerdo esa época con mucho cariño, no sé si mis jugadores opinarán lo mismo…

Como jugador creo que solo llegué a jugar Las máscaras, como he comentado más arriba, y siempre me he quedado con ganas de más.

También tengo pendiente probar El rastro de Cthulhu, aunque confieso que no solo no he probado nunca el Gumshoe, sino que yo soy muy del sistema D100 y me cuesta mucho ver Cthulhu con otro sistema. Cuando he probado Achtung! Cthuhu ha sido con el sistema D100, y ahora se me ha metido entre ceja y ceja probar también Cthulhu Invictus, que sigue el mismo sistema…

cofc

21. Ambientación rolera favorita. En este caso tampoco hay duda: la Europa Mítica de Ars Magica, un lugar donde la historia es más o menos como la conocemos y donde también existían todas aquellas cosas en las que creía el hombre medieval de la época, desde duendes a demonios, pasando por brujos y magos. Siempre he sido más de ambientaciones históricas o pseudohistóricas que de ambientaciones fantásticas, y la Europa Mítica contiene todo lo que le puedo pedir a un juego de rol: una ambientación razonablemente creíble (sobre todo si no incluimos a la Orden de Hermes, siendo sinceros) y un componente de fantasía que cada narrador puede graduar según le venga en gusto y según dónde sitúe su saga. De hecho, la Europa Mítica ofrece varias ambientaciones radicalmente diferentes entre sí, desde las leyendas artúricas de las Islas Británicas hasta las historias a lo Mil y Una Noches si ambientas tu saga en Levante, pasando por los cantares de gesta francos o íberos o la historias con aroma escandinavo si nos vamos al norte más remoto de Europa. ¿Se puede pedir más variedad?

Por ese mismo motivo, también me ha gustado mucho siempre la ambientación de Aquelarre, que se parece en parte a la Europa Mítica. No he tenido oportunidad de jugar a Aquelarre tanto como me gustaría, y esa es otra espinita clavada que tengo…

Y hasta aquí llega la segunda parte de mi RPGaDAY 2015 que, leída de un tirón, ha servido para dar un repaso a algunas de mis batallitas más viejunas como rolero, así que pido disculpas a quien haya llegado hasta aquí. Una de dos, o tengo que renovar urgentemente mi fondo de armario rolero, o soy un nostálgico incurable que opina que todo tiempo pasado fue mejor. Diría que más bien sería una mezcla de ambas cosas, pero bueno.

Podéis leer la primera parte de este RPGaDAY aquí, y podréis leer la tercera dentro de… unos diez días, aproximadamente.

 
1 comentario

Publicado por en 21 agosto, 2015 en Batallitas, Miscelánea

 

Etiquetas: , , , , ,

Mi #RPGaDAY (segunda y última parte)

#RPGaDAY

Vamos con la segunda entrega de mis #rpgaday (la primera está más abajo), en la que se confirma que no siempre he jugado a medieval fantástico. Solo “casi” siempre.

16. JdR que te gustaría tener: Intento comprarme todo lo que me gustaría tener, de manera que intento que la lista de cosas que me gustaría tener sea bastante corta. Sin embargo, en su momento me deshice de mis manuales de TORG, juego en su momento denostado y que hoy en día es algo más reivindicado. Me gustaría recuperarlos… o conseguir de nuevo aquella bonita caja negra. ¿Será cierto que lo van a reeditar?

torg

17. JdR más divertido que has jugado: Toon, sin duda. Si alguien no lo ha probado, debería hacerlo. Con el humor adecuado por parte de los jugadores, no tiene precio… Seguido muy de cerca por Paranoia, en las dosis justas. Recuerdo una macropartida con 30 jugadores y varios másters que fue, literalmente, una locura.

toon

18. Sistema de juego favorito: No soy muy de analizar sistemas, y me vale casi cualquier cosa. Así que me quedaré con el que mejor conozco, que es el de Ars Magica.

19. Aventura publicada favorita: The Broken Covenant of Calebais para Ars Magica, en cualquiera de sus ediciones. Nunca me canso de arbitrarla. Por detrás pondría Beyond the Mountains of Madness, para La Llamada de Cthulhu. (Aunque la reciente Eternal Lies para El Rastro de Cthulhu se ha convertido rápidamente en una favorita en esta categoría).

Calebais5th

20. Dentro de 20 años aún jugaré a…: Ars Magica, probablemente, ya que llevo más de 20 años jugándolo. Eso si todavía juego a algo para entonces, claro…

21. JdR de licencia favorito: No he jugado a muchos de licencias, así que la elección es bastante clara: MERP, lo que aquí fue El Señor de los Anillos. También me hizo gracia en su momento Star Wars (la edición D6, de West End Games). Y me habría gustado mucho probar Marvel Super Heroes (la edición de TSR), pero nunca tuve oportunidad.

22. Mejor compra de un JdR de segunda mano: Tampoco he comprado mucha cosa de segunda mano. De lo más interesante que recuerdo es The Scent of the Beast, una aventurilla para Talislanta. Como se deduce de la respuesta 25, nunca he llegado a arbitrarla, aunque cuando la leí me pareció bastante maja, sobre todo para lo que me costó.

scent

23. Producto/manual rolero más molón: Horror en el Orient Express (la edición antigua, la que sacó aquí La Factoría) para La Llamada de Cthulhu, por su nivel de simulación y realismo, o cualquiera de los suplementos para Shadows of Esteren, por su estética. Me parecen todos unas pequeñas joyitas.

HorrorOrient

24. JdR más complicado que poseo: Creo que ninguno destaca por su complejidad. Aunque paradójicamente, mis jugadores probablemente dirían que Ars Magica…

25. JdR favorito al que nadie más quiere jugar: Talislanta, por supuesto. Llevo veinte años buscando a alguien con quien probarlo porque la ambientación me parece muy interesante. Pero sé que algún día lo conseguiré… En segundo lugar pondría SLA Industries.

26. Hoja de personaje más molona: Me gusta mucho la de Numenera, la verdad.

27. JdR del que te gustaría ver una edición nueva/mejorada: Creo que a Ars Magica no le vendría nada mal una edición 5.5, aunque sea para aclarar unas cuantas dudas razonables de su reglamento…

28. JdR más aterrador al que has jugado: La Llamada de Cthulhu. Recuerdo varios momentos bastante aterradores, pero en especial destacaría el desenlace de la campaña “La bestia no debe nacer”, publicada en la revista Líder hace ya un porrón de años, que tuvo una tensión dramática y un punto de terror que aún recuerdo con un pequeño escalofrío.

29. Encuentro más memorable: Al igual que con la muerte más memorable, hay unos cuantos candidatos: un encuentro aleatorio con unas arañas que acabaron con medio grupo en AD&D, una especie de enredaderas asesinas extrañas en RM cuyo nombre sigo sin entender hoy en día… Pero me voy a quedar con uno que arbitré yo, el desenlace de The Tempest, la primera parte de la Tetralogía de las Cuatro Estaciones de Ars Magica: un ataque frontal contra un covenant, orquestado por un mago Diedne de varios siglos de edad, en el que varias criaturas sobrenaturales pusieron contra las cuerdas a todos los magos y habitantes del lugar. Épico.

30. JdR más “raro” que poseo: Supongo que aquí se refieren a juegos difíciles de encontrar, a diferencia de la entrada 11, donde se refieren a juego más bizarro. En este caso diría que mi decrépito manual de segunda edición de Ars Magica, aunque estoy tentado de decir El Señor de los Anillos Básico…

31. JdR favorito de todos los tiempos: Ars Magica, sin lugar a dudas.

Y ya está. En esta segunda tanda de respuestas sí que ha asomado más Ars Magica, y me he dado cuenta de que, a excepción de las partidas de Cthulhu y alguna cosa puntual más, la fantasía medieval ha sido una constante durante toda mi vida de rolero… ¡qué cosas! Menos mal que hay una partida/campaña de Dresden Files a la vuelta de la esquina que cambiará eso…

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 agosto, 2014 en Batallitas

 

Etiquetas: , , , ,