RSS

Noviembre hermético (XVII): Las Estultas Riquezas de Abe

17 Nov

Las Estultas Riquezas de Abe

Creo Terram 40

A: Toque, D: Momentánea, O: Individuo, Ritual

Este hechizo crea una piedra preciosa de 14 centímetros de diámetro y un peso de unos cinco kilos. Se trata de un diamante de la mayor pureza, cuyo valor bastaría para mantener casi cualquier alianza de Europa durante varios años. La piedra es de una delicadeza tan extrema que tallarla o extraer una pieza pequeña de ella requiere una tirada de Destreza + Artesanía de 12+ (o bien de Percepción + Precisión de 15+) para no hacerla trizas. Al igual que el hechizo en el que se inspira (ver a continuación), el problema será sin duda poner en circulación esa riqueza de forma coherente y sin llamar la atención de autoridades mundanas o herméticas.

El hechizo fue inventado por Abe de Bonisagus, uno de los magos más inusuales que ha formado parte jamás de la Casa del Fundador original. Abe, responsable entre otras imprudencias de un libro que revelaba los secretos de la Parma Magica o de la adopción de un familiar con ciertos riesgos antes de pasar un tiempo estudiando con un fantasma, sufrió antes de todas esas tropelías serias penurias económicas propiciadas probablemente por su errabundo vagar de alianza en alianza. El Bonisagus trató de solventar esos problemas creando un hechizo similar a El Toque de Midas (Ars Magica pág. 229) pero que le granjeara aún más riquezas que ese hechizo y ocupara menos espacio. Ni corto ni perezoso, inventó un hechizo que permitía crear la gema más valiosa que se pudiera imaginar, a un tamaño desmesuradamente grande, como no se podría encontrar en estado natural ni en los más fantasiosos sueños del mejor lapidario. Por desgracia, el desorbitado valor de la piedra era también el principal problema de cara a beneficiarse de ella, y no solo por lo complicado que resultaba tallarla. Incluso un fragmento de unos pocos gramos valía varias libras míticas, demasiado como para poder canjearlo por mercancías en la gran mayoría de comercios y establecimientos pequeños o medianos. Y sin duda, quienes tuvieran la liquidez necesaria para poder adquirir uno de esos fragmentos (o incluso las herramientas necesarias para poder pesarlos) se interesarían por el origen de la piedra. Un par de de esos fragmentos podían desequilibrar la economía de una población pequeña, y poner en circulación una cantidad superior sin duda atraería la atención de los Boinas Rojas y, en consecuencia, también la de los Guernicus.

Ni siquiera Abe era tan imprudente como para exponerse a eso. Tras darse cuenta de su enésima metedura de pata por no pensar las cosas bien, metió la valiosísima piedra en un cajón y se olvidó de ella durante un tiempo, en especial después de encontrar al enésimo miembro de su Casa que creía que sería capaz de enmendar al impenitente Bonisagus y encauzar su creatividad por caminos más lógicos. Como todos los anteriores, él también se equivocó…

(Base 25, +1 Toque, +2 Tamaño)

Notas de diseño: He usado la referencia de la tabla de precios de City and Guild (página 141) para determinar el valor de una piedra preciosa. Tal y como figura allí, una tonelada de la mejor piedra preciosa conocida valdría 100.000 libras míticas, o lo que es lo mismo, la piedra valdría unas 500 libras míticas (aplicando una densidad similar a la del diamante y sumándole dos magnitudes por tamaño). Consideré añadirle una tercera magnitud para irnos a los 30 centímetros de diámetro, 52 kilos y 5200 libras de valor, porque me pareció excesivo incluso para Abe, pero vamos, si queréis ir a lo burro, también se puede hacer. Y sí, ya sé que los diamantes se miden en quilates, pero bastantes cálculos he tenido que hacer ya para este hechizo… ¡más que para todo el resto del mes junto!

Por cierto, juro que lo de que esto salga casi al mismo tiempo que la publicación dedicada a Abe en La Leprosería no es algo en absoluto premeditado. Al final va a a ser cierto que los Tytalus y los Diedne pensamos igual…

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 noviembre, 2022 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: