RSS

Noviembre hermético (XVII): Vivlío Prósopo, grog bibliotecario

17 Nov

Hoy tenemos una nueva colaboración, y en este caso es de un “repetidor” de esta misma edición. El amigo Kuni Mizomura, que ya nos regaló a cierto grog matasanos hace unos días, nos obsequia ahora un personaje radicalmente diferente, alguien con gran utilidad para cualquier alianza… pero también con un lado ciertamente perturbador. 

La mayoría de los magos ven a Vivlío como un ejemplo de lo terrible e injusto que puede ser perder el Don tras haber acariciado el poder que de este se deriva. También los hay que sienten compasión por él. Y durante un tiempo se encontró en el fondo de un pozo cavado por esos sentimientos. Al menos hasta que fue consciente de que por muy mal que se sintiera, la vida continuaba, y que su amor por los libros no había desaparecido junto a su capacidad para manipular la magia.

Vivlío fue descubierto a una edad muy temprana por su mater que, tras comprobar el ingenio rápido del niño, lo envió a un tutor particular para que comenzase a instruirlo en el idioma de la magia y el dominio de las letras. Para muchos magi enseñar estos conocimientos a sus discípulos es una pérdida de tiempo, cuando pueden encontrar mundanos capaces de hacerlo. Fue en la lectura y el conocimiento donde el niño halló su primer amor, uno que le ha acompañado desde entonces.

El aprendizaje del joven se inició sin muchos problemas o sorpresas. Al menos hasta que en la biblioteca de la alianza empezaron a sucederse eventos desconcertantes. Lo primero que sucedió es que los libros parecían estar fuera del lugar que les correspondía, como si el trabajo de los bibliotecarios fuera negligente, por más que los implicados juraran que realizaban sus funciones con la habitual diligencia que habían mostrado hasta entonces. Más tarde, cuando los ejemplares comenzaron a mostrar un desgaste inexplicable, o directamente daños en su estructura, se inició una investigación. Pero acabó sin encontrar causa alguna.

Vivlío ya había aprendido de su instructor mundano suficiente latín como para que colarse en la biblioteca a leer fuese algo posible y emocionante. Poco imaginaba el joven que estas actividades dieran con la respuesta al enigma de los libros dañados.

Se trataba del fantasma de un mago muerto tiempo atrás, que algo o alguien había perturbado. Como en vida, el fantasma conservaba sus hábitos nocturnos y únicamente acudía a la biblioteca por la noche, que era el momento que Vivlío aprovechaba para sus incursiones. Vivlío pudo, gracias a su “segunda visión”, detectar al fantasma mientras pasaba violentamente las páginas de uno de los magníficos volúmenes de la biblioteca, y sin pensar antes de actuar, le reprendió por ello. El encuentro entre ambos acabó mal.

A la mañana siguiente los bibliotecarios lo encontraron en el suelo, aferrado al volumen que intentó defender, pero cubierto de hematomas, y gran cantidad de huesos rotos. Su Don se había marchado para no volver.

Tras su recuperación física, le buscaron un lugar en la alianza entre los bibliotecarios, para aprovechar su formación. Esa fue la medicina que finalmente le sanó el alma.

Consejos de interpretación: Sé cortés y atento con los magos, pero en absoluto servil. Sabes que la educación y las buenas maneras consiguen más miel que las amenazas y los exabruptos. Deja siempre que los magos hablen primero, y, tras una pausa para reflexionar, aprovecha sus palabras para tus propios fines.

Siembra ideas en sus mentes. Puedes hacerles mención de una obra perfecta para sus estudios, que se encuentra en una biblioteca de difícil acceso, pues solo abren sus puertas a poderosos aliados. Pero sus dueños tienen debilidad por las obras de una temática en concreto y, por suerte, tú sabes dónde se podría conseguir un ejemplar de ese tema…

Idea para historia: Tener la mejor biblioteca de la Orden no es un trabajo para pusilánimes. Ni tampoco tarea para una única persona. Los años han ido pasando tras la pérdida de su Don, y Vivlío ha ido prosperando en su posición entre los bibliotecarios. Ahora se encuentra a las puertas de convertirse en el bibliotecario jefe, y sabe cómo lograr que el actual le designe como sucesor: mejorar la cantidad y calidad de los tomos.

Vivlío ha tenido conocimiento de varios ejemplares escritos en el Tribunal de Tebas escritos en griego que no han sido traducidos al latín, por lo que solo circulan por el Imperio Romano de Oriente. Hacerse con ellos es una tarea compleja, pues la alianza que los posee no guarda buen recuerdo de aquellos que provienen de la zona de los personajes (si se trata de magos occidentales con eso será suficiente, los recuerdos de la Cuarta cruzada y el expolio que realizaron de La Ciudad son una tarjeta de presentación que no necesita de nada más).

El ambicioso bibliotecario ha estado maniobrando y manipulando cuanto le ha sido posible para que varios magos tengan interés en conseguir esos ejemplares. Algunos le deben favores por haberles facilitado el material de estudio deseado, otros bajo la promesa de que con la incorporación de esas obras la alianza podrá negociar para conseguir nuevos ejemplares, o estaciones de estudio en otras bibliotecas, y a los últimos, sencillamente los ha sobornado con vis. Todo esto lo ha conseguido gracias a su conocimiento de cómo piensan los magos.

La historia a narrar se puede centrar en cómo Vivlío navega en la política de la alianza para conseguir estos apoyos, con los magi de los jugadores como objetivo, en el viaje y negociación para la adquisición de los ejemplares, implicando nuevamente a los magi de los jugadores, o en ambas cosas si quieres darle aún más protagonismo a este bibliotecario singular.

El próximo objetivo de Vivlío es dominar suficientemente el árabe para conseguir textos en ese idioma, habiéndose iniciado ya en la lectura de este idioma. Y Toledo es la siguiente parada.

Vivlío Prósopo, grog bibliotecario

Características: Inteligencia +2, Percepción +1, Presencia +1, Comunicación +2, Fuerza -2, Vitalidad 0, Destreza +2, Rapidez -1
Tamaño: 0
Edad: 22 (22)
Decrepitud: 0
Informidad: 0 (0)
Virtudes y Defectos: Aprendiz fracasado, Clarividencia, Instruido; Ambicioso (bibliotecario de la mejor biblioteca de la Orden), Constitución Frágil, Ofensivo para los Animales
Rasgos de personalidad: Bibliófilo +3, Manipulador +2, Persistente +2
Combate: n/a
Espada corta: Ini: -1, Ata +7, Def +4, Daño +7
Aguante: +0
Niveles de fatiga: OK, 0, -1, -3, -5, Inconsciente
Penalizaciones por heridas: -1 (1-5), -3 (6-10), -5 (11-15), Incapacitado (16-20), Muerto (21+)
Habilidades: Árabe 1 (uso hermético), Artes liberales 3 (gramática), Atención 2 (buscar), Clarividencia 2 (fantasmas), Conocimiento mágico 1 (tradiciones mágicas), Conocimiento Orden de Hermes 2 (política), Don de Gentes 3 (magi), Griego clásico 5 (uso hermético), Intriga 3 (alianzas), Latín 5 (uso hermético), Lenguaje Materno 5 (vocabulario amplio), Liderazgo 1 (intimidar), Profesión: Escriba 4 (summae), Teoría Mágica 1 (Mentem)
Equipo: Ropas, útiles de escritura, pergaminos preparados para escribir
Carga: 0 (0)

P.D. Se necesita una habilidad efectiva de 6 en los idiomas implicados para que la calidad de las traducciones de textos entre esos dos idiomas no baje (Art & Academe pág. 87).

 
4 comentarios

Publicado por en 17 noviembre, 2020 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

4 Respuestas a “Noviembre hermético (XVII): Vivlío Prósopo, grog bibliotecario

  1. Kuni Mizomura

    17 noviembre, 2020 at 2:05 pm

    Quedará en exceso ávido e impaciente lo de ir preguntando el tema del noviembre del año que viene para ir preparando material ¿no? XD

     
    • Teotimus

      17 noviembre, 2020 at 3:03 pm

      Es usted insaciable y voraz, caballero. La verdad es que me rondan cosillas por la cabeza, habida cuenta de que la que más números tenía, libros, está siendo cubierta primorosamente por el Arcaneum. He barajado desde cosas tontorronas (hechizos) hasta cosas raras (hadas), pasando por cosas muy interesantes pero poco factibles (alianzas). En fin, tengo un año para pensarlo… 😉

       
  2. Idabaoth

    17 noviembre, 2020 at 8:54 pm

    Mizomura tiene tinta, pluma y pergamino para dar, vender y regalar. Y en tiempos de pandemia, con más razón. Miedo me da en qué aventuras estará invirtiendo el resto del tiempo, porque está claro que no duerme.

    Y ya que ha osado abrir el melón, creo que un mes de seres mágicos puede aportar mucho: los hay de todo tipo, colores y sabores.

     
    • Teotimus

      17 noviembre, 2020 at 9:00 pm

      Hmm… apunto “seres mágicos” como alternativa. Con o sin incluir criaturas feéricas. ¡Qué indecisión, por Hermes!

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: