RSS

Noviembre hermético (XII): Molmeth de Maturin, cillerero

12 Nov

Molmeth entró en la abadía benedictina de Malmesbury, en el sur de Inglaterra, cuando apenas era un adolescente. Su padre, un caballero con más tierras que títulos, lo dio por imposible después de intentar que aprendiera varios oficios y descubrir que solo era un inútil de voluntad débil al que le gustaba comer mucho más que trabajar. Al final, lo llevó a la abadía viendo que lo poco que se le quedaba en la cabeza al muchacho era su fe en Dios.

Al principio el abad no sabía muy bien qué hacer con aquel muchacho entrado en carnes. Lo habría echado de la abadía a las primeras de cambio, pero había una cosa innegable: el joven tenía tanta hambre como espiritualidad. Además, parecía llevarse bien con el resto de la congregación, así que el padre pronto le nombró aprendiz del cillerero, el encargado de mantener las vituallas del monasterio, un oficio que aprendió con diligencia, hasta que reemplazó a su predecesor en el cargo al fallecer este. Al contrario de lo que se podría esperar, desempeñó su trabajo de forma eficaz y escrupulosa, alejándose así de las típicas historias que hablaban de cillereros que se comían y bebían las provisiones que correspondían a sus hermanos. También demostró ser útil para la comunidad en otros sentidos, haciendo gala de sus buenas dotes para enseñar a otros y para aprender habilidades no directamente relacionadas con su oficio.

Eso no significa que Molmeth no siga bebiendo y comiendo en abundancia, lo que salta a la vista al ver su enorme y oronda figura. Sin embargo, el hermano Maturin tiene un vicio oculto mucho peor: la lujuria. El cillerero siente una irresistible atracción por casi cualquier miembro del sexo, y le cuesta mucho refrenar sus impulsos más básicos. Aprovecha la relativa autoridad de su cargo para yacer con algunas de las campesinas que vienen a traer provisiones a la abadía, quienes a menudo lo aceptan de buen grado esperando algún beneficio a cambio. Molmeth siempre compensa a quienes se portan bien con él, dándoles una botella de vino o algún buen trozo de carne, aunque luego tenga que practicar la abstinencia de comida. Eso sí que puede resistirlo, aunque sea por breves periodos.

Molmeth es un cura agraciado. Aunque está bastante gordo tiene rasgos agradables y una dicción refinada que ha ido mejorando tras sus años de estudio. Aunque roza la cuarentena, su cuerpo se mantiene en buena forma, pero empieza a perder algo de su brillante olfato, reconocido en toda la abadía y los alrededores. Lleva su cabello tonsurado muy cuidado y luce una barba recortada que ha descubierto que agrada a muchas mujeres. Y es que Molmeth no es un monstruo, sino un hombre débil que no puede evitar dejarse llevar por sus bajas pasiones. Tanto él como las mujeres con las que comparte lecho lo hacen motu proprio, conscientes del beneficio que saca cada bando. Él jamás forzaría a nadie. Suficiente tiene con el tormento que le supone haber roto el voto de celibato que impone su orden. Si sus “deslices” se hicieran público sería expulsado fulminantemente del monasterio, y ese sería el menor de sus males.

La relación de Molmeth con la alianza puede venir por varias vías. Puede ser el hermano de sangre de uno de los magi, con el que todavía mantiene una extraña pero cercana relación que hace que el magus acuda a él cuando se traen entre manos algún asunto delicado de la iglesia. Alguno de los campesinos asociados a la alianza podría ir a vender sus productos al cillerero, lo que abriría toda una nueva vertiente de historias que narrar, habida cuenta de las “apetencias” de Molmeth. El monje podría incluso visitar la alianza de vez en cuando si esta trata con algún tipo de producto comestible, tal vez algún buen vino o buena carne.

Consejos de interpretación: Habla con voz grave, con un tono pausado pero cercano, como si conocieras perfectamente a tu interlocutor y lo entendieras, aunque sea la primera vez que lo ves. Muéstrate especialmente obsequioso con las mujeres, intentando seducirlas con palabras agradables o, si hace falta, alguna vianda. Muéstrate nervioso y frótate un poco la manos si te dan alguna negativa. Habla poco y trata de pasar desapercibido en presencia de los superiores de la abadía. Ensalza las vituallas de la despensa de la abadía y ensalza aún más tu labor como cillerero.

Idea para historia: Varios de los hermanos de la abadía de Malmesbury han aparecido muertos en circunstancias inexplicables. El abad está desconcertado y sus rezos hasta ahora no han servido para nada. Molmeth manda un mensaje a la alianza de los magi para pedirles ayuda en la investigación. Si consiguiera que ellos descubrieran al asesino se apuntaría un tanto ante sus superiores. Para los magi una investigación mágica en un lugar sagrado podría ser algo muy peligroso, pero por otro lado podrían ganarse un poderoso aliado para el futuro. Todo se complica más si tenemos en cuenta que el responsable es un demonio que ha poseído a una de las mujeres que suele vender comida a la abadía, y con la que, por cierto, Molmeth acostumbra a intercambiar “favores” durante sus visitas…

Molmeth el cillerero

Características: Inteligencia +1, Percepción +2 (1), Presencia +1, Comunicación +2, Fuerza 0, Vitalidad +1, Destreza +1, Rapidez -2 (1)
Tamaño: 0
Edad: 39 (39)
Decrepitud: 0 (2)
Informidad: 0
Virtudes y Defectos: Maña en Don de Gentes, Religioso*, Pedagogo; Lujuria, Obeso, Propenso al Mareo
Rasgos de personalidad: Atormentado +2, Lujurioso +3, Pío +1
Combate: n/a
Aguante: +1
Niveles de fatiga: OK, 0, -1, -3, -5, Inconsciente
Penalizaciones por heridas: -1 (1-5), -3 (6-10), -5 (11-15), Incapacitado (16-20), Muerto (21+)
Habilidades: Artes Liberales 4 (retórica), Atención 2 (alerta), Conocimiento de Área 3 (ritos y costumbres), Conocimiento de la Iglesia 4 (ritos y rituales), Don de Gentes 4+2 (parroquianos), Encanto 3 (ingenioso), Enseñanza 5 (grupos pequeños), Latín 5 (latín eclesiástico), Lenguaje Materno 5 (términos eclesiásticos), Montar 2 (mula), Música 3 (coros), Negociar 2 (provisiones), Philosophiae 3 (metafísica), Profesión: Cillerero 5 (vinos), Profesión: Escriba 2 (copiar)
Equipo: Hábito, misal, zurrón para guardar comida
Carga: 0 (0)

*Ver The Church, página 26. Se trata de una Virtud menor que representa la pertenencia del personaje a un monasterio o abadía y que permite el acceso a habilidades Académicas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 noviembre, 2020 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: