RSS

Sobre el mecenazgo del Ciberpapado para Torg Eternity

04 Dic

Aunque no lo comentara durante la locura hermética del mes de noviembre, estas últimas semanas ha estado abierto el nuevo mecenazgo en inglés para Torg Eternity, dedicado al cosmos del Ciberpapado, el cuarto ya en la línea de Ulisses Spiele. El Ciberpapado siempre ha sido, junto al Imperio del Nilo, mi cosmos favorito, lo cual no deja de ser curioso teniendo en cuenta que por lo general no me atrae mucho el género “ciber” para jugar a rol. Sin embargo, el concepto de una tecnocracia religiosa me parece fascinante, y la figura de Jean Malraux algo digno de estudio. Si el Faraón Mobius es un científico loco tan maniqueo como entrañable en sus delirios de grandeza, el Ciberpapa es un personaje con muchos más matices, un hombre profundamente religioso que en el fondo cree que está haciendo el bien, y que considera realmente que su credo es el único válido. Esas creencias imponen al mismo tiempo unas leyes que marcan un mundo regido por la ortodoxia y la estrechez de miras, con una indomable revolución que lucha por la libertad, y que también usa el ciberespacio para librar su batalla. Con la particularidad de que GodNet, el ciberespacio oficial, está tan controlado por Malraux como todo el mundo físico, lo que genera un estado de represión ubicuo que es una de las características básicas del cosmos.

Por lo tanto, tenía muchas ganas de entrar en este mecenazgo, que terminó ayer. Y puedo decir que ha sido uno de los mecenazgos más extraños en los que he participado, por muchos motivos. El primero viene de la decisión de Ulisses de cambiar de plataforma de mecenazgo, abandonando Kickstarter por Game On Tabletop. La editorial justificó el cambio diciendo que habían usado GoT como pledge manager en proyectos previos y habían tenido problemas para traspasar los datos desde Kickstarter, así que para este caso decidieron lanzar el proyecto directamente allí. Aunque uno puede imaginar alguna razón ulterior (como las comisiones que se lleva Kickstarter), el cambio a priori tenía dos consecuencias que no parecían especialmente positivas: por un lado se perdía la visibilidad que tiene Kickstarter (y que no tiene GoT, por mucho que Ulisses dijera que los mecenas de proyectos anteriores ya tendrían cuenta allí), y el que para mí es otro motivo más delicado: Game on Tabletop, a diferencia de Kickstarter, cobra el dinero aportado por el mecenas al momento, y no al terminar el proyecto. Y eso, amigos, supone una gran diferencia.

Hasta ahí la cosa habría sido medio aceptable, pero hubo otro elemento que cambió aún más el panorama: Ulisses North America delegó en su homóloga alemana la gestión de este mecenazgo. Al fin y al cabo los manuales se suelen imprimir en Alemania y Ulisses ha lanzado varios proyectos en alemán dentro de GoT. Nada podía salir mal, ¿verdad? Pues no. La gestión por parte de quien fuera el responsable de plantear el proyecto fue desastrosa en un primer momento. La desinformación era ubicua; los datos eran confusos, con productos desbloqueados de salida que en proyectos anteriores siempre aparecían más tarde; en ningún punto se explicaba exactamente lo que contenía el Ciberrelicario, que es como se llama la caja de este cosmos. Las quejas llegaron en avalancha, y ni siquiera ahí estuvieron a la altura, con respuestas que provocaban más confusión y que no aclaraban nada. Daba la sensación de que quien estaba detrás de la pantalla gestionando el Ciberpapado no solo no conocía muy bien los mecenazgos anteriores, sino que además ni siquiera era angloparlante nativo. Las limitaciones de GoT, que no permite cosas básicas en Kickstarter, como activar notificaciones o guardar el proyecto como “favorito”, solo empeoraban más las cosas. La tragedia se mascaba en el ambiente.

Solo la intervención de Ulisses North America, y más en concreto de la gran Deanna Gilbert, evitó una auténtica debacle. Gilbert, una de las principales valedoras y responsables de todo el proyecto de Torg Eternity, aportó un poco de serenidad resolviendo las dudas básicas (aunque no en su totalidad) y tranquilizando en general a los aficionados. También reestructuró el listado de stretch goals, que hasta ese momento era bastante delirante, y ha sido lo más parecido a un interlocutor válido que ha habido en todo el proyecto. Eso hizo que el ritmo de aportación se reactivara y se mantuviera bastante estable durante todo el mecenazgo, llegando a desbloquear todas las metas que había.

Paradójicamente (o no, como explico más adelante), el Ciberrelicario ha acabado siendo probablemente la caja con mejor relación calidad-precio de todas las realizadas hasta ahora. Aunque valía un poco más que las anteriores (200 dólares), el contenido que finalmente traerá es bastante alucinante, a saber:

  • Suplemento del Ciberpapado
  • Unhallowed Data, la “campaña” oficial del cosmos (que ha sido una de las principales damnificadas de la “desinformación” que ha marcado el proyecto, y de la que ahora mismo, si no me equivoco, no se sabe ni el argumento general), junto con su banda sonora
  • Delphi Missions, el librito habitual de misiones cortas ambientadas en el cosmos
  • Relics of Power, la versión física del remake de la trilogía clásica del Torg original, que se había ido desbloqueando en digital en mecenazgos previos
  • Heroes of Possibility Wars, un curioso libro que incluirá fichas de los personajes que aparecen en el manual básico de Torg Eternity, avanzados a través de los niveles beta y gamma de experiencia (y que tal vez hubiera sido mejor publicar en versión bloc, no sé)
  • Pantalla con arquetipos
  • Nuevo mazo de cartas del Ciberpapado, con 10 cartas nuevas de Cosmos y un mazo de Drama personalizado para este cosmos
  • Mazo de 55 cartas de cyberware para referencia rápida
  • Fichas de posibilidad (¡nunca hay suficientes!)
  • Pack del DJ con una lámina de tokens de cartón, 30 tarjetas de amenazas del Ciberpapado, mapa de zona del cosmos, un par de pósters con la imágenes de portada del suplemento (la misma que abre estas líneas) y de Unhallowed Data y un marcapáginas de Jean Malraux
  • Un pack de mapas
  • Unas cheat sheets de referencia para jugadores novatos

En resumen… una locura, vamos: nada menos que cinco libros en tapa dura y un montón de goodies. En mi opinión Ulisses sabía que con el salto de Kickstarter a GoT se iban a dejar a gente por el camino, así que han hecho todo lo posible por hacer el relicario tan atractivo como fuera posible. Y vaya si lo han hecho. Por desgracia, parece que solo han conseguido su objetivo a medias. Aunque el proyecto ha acabado recaudando casi 160.000 dólares, muy cerquita de los 163.000 que recaudó su predecesor, Aysle, a nivel de mecenas la pérdida ha sido más notable, quedándose en 828 mecenas por 1178, lo que supone una pérdida superior a la habitual de un cosmos a otro, que solía ser de unos 150. Se diría que la gente que se ha quedado por el camino era la que no entraba en la caja. Y está por ver hasta dónde llegan los late pledges (que en Aysle fueron de más de 50.000 dólares), habida cuenta de que Ulisses ya ha dicho que esas aportaciones fuera de proyecto no contarán para desbloquear nuevos stretch goals (básicamente, porque no existen). Por suerte, también ha confirmado que aceptarán aportaciones de clientes nuevos, así que si alguno no tuvo tiempo de entrar en la campaña, aún tendrá tiempo de hacerlo cuando anuncien que se abre ese “post-mecenazgo”.

La sensación general es que, pese a que al final ha levantado cabeza, el mecenazgo podría haber funcionado mucho mejor de haber estado bien organizado desde el principio. El Ciberpapado es un cosmos muy apreciado por los fans de Torg, y no sé si Ulisses deberá hacer cierto ejercicio de autocrítica. Pero todas estas consideraciones, más todas las que seguramente se me escapan, solo pueden analizarlas ellos. Como jugador y fan del juego, yo por ahora me limitaré a frotarme las manos y esperar la llegada del PDF del suplemento principal, que estará al caer y, sobre todo, de ese relicario, al lado del cual mi sarcófago del Imperio del Nilo casi parecerá un hermano pobre, pero probablemente más bonito, porque la imagen previa del relicario en cuestión no puede ser más horripilante, como podéis ver en la imagen de arriba. ¡Ah, mis dos cosmos y mis dos Altos Señores favoritos pronto estarán el uno junto al otro, qué ilusión!

Por cierto, ayer el gran Forja Salvaje nos chivaba a todos los fans la existencia del mecenazgo de la edición francesa del juego, aquí. Todavía estoy babeando…

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 diciembre, 2019 en Opinión

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: