RSS

Noviembre hermético (XXIX): El laboratorio de Roberto Grosseteste

29 Nov

No quería terminar el Noviembre hermético sin crear un laboratorio no hermético. Después de descartar varias opciones por diferentes motivos (sahir, gruagachan, mathematici), al final me he decantado por algo radicalmente diferente: hacer el laboratorio de un filósofo natural, tal y como aparece descrito en Art & Academe, uno de mis manuales favoritos de la línea. Los filósofos naturales son eruditos totalmente mundanos que dedican buena parte de sus vidas a desentrañar los misterios del mundo que les rodea, bien analizando los materiales, los cielos o incluso los cuerpos de los seres humanos. Por lo tanto, no requieren un aura sobrenatural, a diferencia de los magi, pero sus actividades también están bastante limitadas y son, por necesidad, menos potentes que las de aquellos. Específicamente, los filósofos naturales pueden crear reagentes alquímicos (preparados con propiedades aparentemente prodigiosas pero totalmente naturales), cartas astrales (adivinaciones basadas en la astronomía) y teriacos (cataplasmas y demás sustancias curativas). La intención de esta entrada es demostrar la flexibilidad de la mecánica de laboratorios herméticos de Alianzas y ver que, con un poco de esfuerzo e imaginación, se pueden adaptar perfectamente a otros tipos de personaje.

Este laboratorio, pues, podría ser perfectamente el de Roberto Grosseteste, erudito y filósofo franciscano que en el futuro subirá por el escalafón de la Iglesia hasta convertirse en obispo de Lincoln, pero que en 1220 todavía es diácono de Heresford, donde alterna sus tareas eclesiásticas y de docencia con sus estudios personales en su laboratorio. En este caso su “laboratorio” es en realidad una pequeña estructura adjunta a la iglesia de Heresford (y por lo tanto dentro del aura del Dominio, pero como decía más arriba, eso no afecta a los filósofos naturales) que en tiempos se usó como almacén. El lugar es algo más pequeño que un laboratorio hermético convencional, pero por lo demás podría estar ocupado perfectamente por cualquier magus: el principal elemento que llama la atención es la gran esfera armilar que tiene instalada en un extremo del laboratorio, a la que ha añadido un sistema de pequeñas lupas telescópicas con las que observa el cielo a través de una claraboya que hay en el techo de la estancia. No muy lejos hay instalados varios alambiques y retortas por los que fluyen constantemente líquidos burbujeantes de vivos colores e intensos aromas, no siempre agradables. El resto del laboratorio está bien equipado, con herramientas e ingredientes que en algunos casos pueden llegar a ser muy valiosos, y que Roberto obtiene a través de proveedores a los que a cambio instruye u, ocasionalmente, realiza lecturas astrales.

Lo refinado del equipo y los ingredientes del laboratorio contrastan con su espartana decoración: sin duda Roberto es un hombre de Dios, poco dado a la ostentación y a los excesos estéticos. Todas las paredes del laboratorio carecen por completo de ornamento alguno, a excepción de un pantocrátor pintado en la pared a la derecha de la entrada, con tonos dorados y ocres; a Roberto le gusta imaginar que Jesucristo le observa mientras realiza sus estudios, y se siente más seguro, convencido de que con esa pintura cerca sufrirá menos accidentes inesperados. Entre los abundantes pergaminos y libros del laboratorio también hay una pequeña y gastada Biblia, que el filósofo consulta ocasionalmente para buscar inspiración cuando se atasca con alguno de sus proyectos.

  • Características: Tamaño 0, Calidad General 0, Seguridad +1, Salubridad 0, Perfeccionamiento 0, Mantenimiento 0*, Informidad 0, Estética +1
  • Especializaciones: Cartas astrales 2, Reagentes alquímicos 1, Textos 1
  • Virtudes y Defectos: Distintivo Menor (alambique), Distintivo Menor (ingenio astronómico), Equipamiento de Calidad, Ingredientes Preciosos, Sumamente Organizado; Foco Menor, Sin Decorar
  • Reputación: Lugar santo +1

(*: El Mantenimiento básico de un laboratorio de filósofo es -3, que tras aplicar todos los efectos de Virtudes y Defectos se queda en 0).

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: