RSS

Noviembre hermético (XIX): El laboratorio perdido de Caecus

22 Nov

Caecus (o Erat Caecus, como se hizo llamar en la última época de su vida) de Tytalus fue una de las figuras más controvertidas de la Casa, y también de toda la Orden de Hermes, durante la primera mitad del siglo XII. Adiestrado por un pater tan riguroso y despiadado como el de cualquier otro Tytalus, tuvo una vida azarosa y llena de percances, en la que no solo caminó por la fina línea que separa la legalidad de la ilegalidad hermética, sino también la que separa la prudencia de la imprudencia, la cordura de la locura. Sufrió su primer Crepúsculo siendo aún un aprendiz, cuando perdió la vista al asomarse a un orbe de su maestro, fue poseído por demonios por un tiempo y a lo largo de su vida también perteneció a diferentes alianzas, algunas de ellas tan famosas como la mismísima Val-Negra.

Caecus viajó mucho cuando ya era mayor, abandonando incluso la propia Val-Negra y desapareciendo de las páginas de la historia hermética al emprender un viaje hacia el lejano norte. Existen diferentes versiones sobre su final: hay quien dice que murió luchando con el mismo demonio que le poseyera en el pasado, pero también quien dice que finalmente sentó la cabeza y se dedicó a adiestrar a un último aprendiz, pero lejos de las rígidas costumbres de los Tytalus. Los rumores más persistentes hablan de un laboratorio en algún lugar del Tribunal de Novgorod, del que se cuentan muchas cosas: que estaba en un aura excepcionalmente potente, que contaba con una fuente de vis de gran calidad o, incluso, que en su laboratorio había un portal a uno de los reinos sobrenaturales, pero no se sabe exactamente a cuál.

Casi todos esos rumores son ciertos en menor o mayor medida. Caecus vivió en un laboratorio aislado en sus últimos años de vida, una estructura circular de piedra en lo alto de una cordillera montañosa de Novgorod, cerca de la entrada de una caverna en la que efectivamente había una fuente de vis y un portal. Pero nunca volvió a tener un aprendiz, y por eso al morir el lugar quedó primero abandonado, y luego invadido por los mismos seres sobrenaturales a los que murió combatiendo.

En su origen el laboratorio era una estructura circular bastante ancha, que el magus elevó en un saliente de uno de los picos más escarpados de la cordillera. El edificio constaba de dos plantas, la inferior con el laboratorio propiamente dicho y la superior con sus aposentos personales. Hoy en día el edificio está completamente en ruinas, con el techo hundido y buena parte de la muralla circular que formaba su perímetro arrasada. La separación entre las dos plantas también está totalmente hundida, desplomada sobre la planta inferior, que está cubierta de tal manera por escombros y cascotes que se hace incluso complicado caminar por ella. Todas las paredes están llenas de manchas de quemaduras, y además hay auténticas manadas de pequeñas alimañas (sobre todo ratas silvestres) que viven entre las ruinas. Restaurar un laboratorio así será bastante complicado, aunque podría valer la pena porque, efectivamente, se encuentra en un Aura Mágica bastante potente.

Pero lo más interesante del laboratorio es lo que hay en su exterior, concretamente en la pared de roca a pocos metros de él, donde se aprecia una abertura vertical de seis metros de altura por tres de anchura. La oquedad, que por las noches desprende un pequeño fulgor, comunica con una estrecha galería que avanza por el interior de la ladera, ramificándose en varios pasillos de diferentes dimensiones hasta convertirse en un pequeño laberinto. Las paredes de algunos de esos pasillos naturales están cubiertas de unas formaciones de hongos que acumulan vis periódicamente, y que Caecus recogía cuando estaba vivo, pero que ahora se acumula sin dueño. Por algún motivo que desafía las leyes naturales, todos esos pasillos conducen a un mismo sitio: una gran caverna llena de estalactitas y estalagmitas, en cuyo centro flota lo que parece una extraña nube de luz de tonos iridiscentes que fluctúan en función de factores como la hora del día, la estación del año o incluso la climatología. Aunque Caecus nunca logró estudiar este portal detenidamente, sí que descubrió que según el color, conducía a un lugar diferente, casi siempre a lugares del Reino Mágico o Feérico. Por desgracia, en algún momento el portal también comunica con algún lugar del Reino Infernal, del que llegó la criatura demoniaca que destruyó el laboratorio y acabó con la vida del magus. Una criatura que aún podría rondar por estos pasillos subterráneos… o incluso en las propias ruinas del laboratorio.

Esta entrada, que también es un pequeño homenaje al personaje de Caecus (un viejo conocido de ediciones anteriores de Ars Magica), parte de la base de que los personajes del grupo se encuentran con las ruinas bien tras buscarlas intencionadamente, bien por casualidad. Plantea el laboratorio como un “escenario de exploración”, que los magi podrían restaurar si quieren aprovechar sus considerables virtudes, aunque no está exento de peligros. Por eso, las Virtudes y Defectos indicados a continuación no cuadran como suele ser habitual. Los Defectos, de hecho, deberán ser eliminados con estaciones de trabajo antes de invertir las dos estaciones habituales para crear un laboratorio estándar, que proporcionaría las características básicas habituales.

  • Características: Tamaño +1, Calidad General -5, Seguridad -9, Salubridad -3, Perfeccionamiento 0, Mantenimiento +1, Informidad +2, Estética -4
  • Especializaciones: Animal 1, Auram 1, Muto 1, Rego 1, Vim 3
  • Virtudes y Defectos: Fuente de Vis, Portal; Cubil, Destrozado, Expuesto, Infestado, Piso Desigual, Vía de Paso
  • Rasgos de personalidad: Torturado +1
  • Reputación: Ruinas malditas +3
 
Deja un comentario

Publicado por en 22 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: