RSS

Noviembre hermético (IX): El lago de lava de Gonzalo

14 Nov

Muchos dicen que la pasión que sienten los Flambeau por su Arte hermético favorito es casi tan intenso como el propio fuego que este representa. Y el caso de Gonzalo de Flambeau, un magi ibérico que ha llevado hasta extremos insospechados esa pasión, es una buena muestra. Nacido en Toledo en el seno de la baja nobleza de la ciudad a mediados del siglo XII, Gonzalo participó activamente en algunos conflictos entre tropas cristianas y almohades e incluso estuvo presente en la aciaga Batalla de Alarcos, donde los primeros sufrieron una dura derrota. Decepcionado con el desenlace, un casual descubrimiento alivió su desánimo cuando oyó ciertas leyendas locales que hablaban de un volcán cercano, el Cerro Gordo, donde se rumoreaba que vivía un demonio de fuego que atacaba a cualquier incauto que se acercaba demasiado a él, y que de vez en cuando escupía llamas hacia los cielos.

Gonzalo decidió visitar el volcán y, tras adentrarse en su cráter, en apariencia inactivo, descubrió que por debajo de este había una caldera latente formada por un enorme mar de lava, donde además reinaba una potente aura mágica. Allí, efectivamente, residía una criatura sobrenatural, pero no era un demonio como contaban los lugareños, sino más bien un poderoso elemental de fuego. Tras una cruenta lucha, el elemental huyó a niveles aún más profundos del volcán, a los que Gonzalo no podía acceder por las elevadísimas temperaturas. Pero por lo menos había liberado la caldera, donde decidió establecer su nuevo laboratorio y abandonar por completo los tratos con mundanos para centrarse exclusivamente en sus estudios arcanos relacionados con Ignem.

Desde entonces Gonzalo ha ido mejorando su laboratorio, aunque bien es cierto que no lo ha tenido fácil por las condiciones adversas que reinan en la caldera. La temperatura supera los 100 grados constantemente, para lo cual lo primero que tuvo hacer Gonzalo fue crear una serie de círculos de protección contra las llamas y el calor en diferentes puntos de la caldera. También creó una armadura especial que le protegiera del calor y el fuego en las zonas donde este era especialmente intenso, e incluso creó una armadura de reserva más para posibles visitas, si bien es cierto que muy pocos se atreven a visitar al Flambeau en su hogar. Hecho esto, empezó a establecer sus instalaciones en la única zona realmente accesible de la caldera, una pequeña orilla de escoria solidificada de varios metros de ancho a todas luces insuficientes para un laboratorio normal. Tendría que erigir mágicamente un par de anchas plataformas de piedra sobre la lava a modo de extensión del laboratorio para poder trabajar debidamente, lo cual ha hecho que el laboratorio (que también incluye su vivienda) tenga una forma de lo más inusual. 

Algunos meses después de establecer su laboratorio, Gonzalo descubrió dos cosas, una buena y una mala: la buena fue el hallazgo, bastante inesperado, de unas curiosas piedras brillantes en la orilla del lago de lava; las piedras parecían formarse por la acumulación periódica de lava mágica, y el magus descubrió que contenían vis de Ignem. La mala fue que esas piedras parecían ser algún tipo de alimento habitual para la criatura elemental que había expulsado a las profundidades del volcán, y que regresó de su cubil para intentar robárselas. De nuevo, el enfrentamiento se saldó con la huida de la criatura a las profundidades, y desde entonces el magus ha tenido que enfrentarse varias veces a ella para poder disfrutar de la vis. Aunque en esos duelos el magus siempre ha llevado las de ganar, por ahora no ha conseguido acabar definitivamente con la bestia, que siempre logra sobrevivir, y Gonzalo empieza a sospechar que tal vez la energía ígnea latente en el volcán es lo lo que la mantiene eternamente viva.

Desde su establecimiento en el laboratorio, las leyendas sobre el volcán de Cerro Gordo no han hecho sino aumentar; aunque los rumores sobre la criatura demoniaca se han reducido considerablemente, todo el mundo habla del misterioso brujo ermitaño que realiza extraños encantamientos, sale ocasionalmente del interior del volcán para realizar peticiones insólitas y es visitado por extraños viajeros a los que nunca nadie ha visto antes por la zona. Pero claro, nadie se atreve tampoco a subir la ladera del volcán para determinar qué se trae entre manos ese brujo…

  • Características: Tamaño +1 (70 metros cuadrados), Perfeccionamiento +1, Calidad General +1, Mantenimiento +3, Seguridad -9, Informidad +4, Salubridad -2, Estética -2
  • Especializaciones: Experimentación 2, Ignem 8
  • Virtudes y Defectos: Calefacción Excesiva, Fuente de Vis, Lugar de Leyenda (+1 experimentación), Vivienda; Ardiente, Cubil, Forma Inadecuada, Oculto
  • Rasgos de Personalidad: Intenso +3
  • Reputación: Asfixiante +2

Objeto Mágico: La Armadura de Vulcano

Esta armadura de placas completa, incluido yelmo con celada, está encantada con dos efectos, uno para proteger al portador del calor que reina en el laboratorio y otro para hacerla más ligera para su uso prolongado en un entorno como el laboratorio de Gonzalo. Gonzalo tiene otra armadura encantada de forma idéntica para ofrecer a las escasas visitas que vienen a verle al laboratorio. La que usa él habitualmente está lacada con tonos rojos, mientras que la de reserva no está pintada de ningún color. Nótese que el uso prolongado de cualquiera de estas armaduras no provocará Informidad en el portador.

Piel de Salamandra Metálica

Rego Ignem 24
Penetración +0, 2 usos/día
A: Per, D: Solar, O: Ind

Este encantamiento es equivalente a Piel de Salamandra (ver Ars Magica 5ª Edición, página 216), pero debidamente alterado para tener una duración constante.
(Base 4, +2 para resistir +15 de daño, +2 Solar, +3 niveles por activación ambiental, +1 por 2 usos al día)

La Ligereza del Autómata

Perdo Terram 29
Penetración +0, 2 usos/día
A: Per, D: Solar, O: Ind

Este encantamiento es equivalente a Hauberk of Sublime Lightness (ver Houses of Hermes: Societates, página 38), que reduce el Peso de una armadura completa a 2. Al igual que el efecto anterior, el efecto está debidamente alterado para tener una duración constante.
(Base 5, +2 Solar, +2 afecta metal, +3 niveles por activación ambiental, +1 por 2 usos al día)

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: