RSS

Noviembre hermético (VIII): El fortín de Frederick

12 Nov

Los magi son seres humanos, y como todo ser humano, aprenden de sus errores. En ocasiones se obsesionan demasiados con esos errores, y ese fue lo que le ocurrió a Frederick de Verditius, un magus de mediana edad del Rin que hará diez años sufrió un grave accidente que no solo arrasó con todo su laboratorio sino que le causó graves lesiones físicas y le sumió en un Crepúsculo del que tardó en salir varias semanas. Al regresar del Crepúsculo, Frederick se mostró como un hombre completamente cambiado. Al principio sus sodales creían que solo se había vuelto extremadamente cauteloso para evitar cualquier nuevo accidente, pero pronto descubrieron que esa cautela era en realidad una obsesión que marcaría toda su existencia a partir de entonces.

El laboratorio que levantó Frederick tras recuperarse es un fiel reflejo de esa obsesión. El Verditius no deja absolutamente nada al azar, ningún elemento suelto que pueda provocar ya no un accidente, sino el más mínimo daño o riesgo a su persona o a cualquiera de los objetos o elementos con los que convive. Lo primero que hizo fue elegir una estancia especialmente robusta, en la base del torreón principal de su alianza, con paredes de piedra gruesas. El único acceso, una entrada protegida hasta entonces por una puerta, fue reforzado con un imponente rastrillo levadizo formado por unas rejas metálicas que apenas dejaban espacio para que entrara algo de luz y aire en el laboratorio. Teniendo en cuenta que el aposento no tiene ventanas, no es de extrañar que quien entra dentro sienta una cierta claustrofobia.

Pero la obsesión de Frederick iba mucho más allá de la estancia donde realizaría sus estudios. Todos sus contenidos fueron estudiados y elegidos minuciosamente para minimizar cualquier posibilidad de accidente: pronto, y para estupefacción de sus sodales, el magus invertía sumas desorbitadas en la adquisición de herramientas de primera calidad y equipo de laboratorio creado en los mejores talleres de Europa. La sangría monetaria para la alianza solo se hizo un poco más llevadera gracias a los abundantes objetos mágicos que Frederick prometió a sus compañeros de alianza.

No contento con todo ello, Frederick también contrató a Laurentius, un fámulo expulsado por conducta improcedente de un convento cercano al que el Verditius ofreció una nueva oportunidad para prosperar lejos de una sociedad en la que casi no sabía desenvolverse, después de haberse criado toda su vida en un entorno eclesiástico. Laurentius es tímido y callado, pero también trabajador, pulcro y detallista, y mantiene todo el material del laboratorio en perfecto estado, para satisfacción de su señor.

Pero no todas las medidas de protección tomadas por Frederick fueron mundanas, también recurrió a la magia para reforzar aún más sus protecciones. Poco antes de terminar la construcción de su laboratorio, el Verditius emprendió un viaje hacia el corazón de la Selva Negra siguiendo historias y leyendas que hablaban de una misteriosa criatura que habitaba en los bosques. A los pocos meses volvió acompañado de un extraño búho de pelaje grisáceo que muchos esperaban que convirtiera en su familiar. Pero una vez más, Frederick los sorprendió a todos y convirtió al búho, al que llama Graushaar (“pelo gris”), en un guardián más del laboratorio. La criatura sobrevuela constantemente la estancia, sin hacer apenas ruido, observando todo lo que ocurre y avisando a Frederick con algún graznido cuando hay algún peligro. A cambio, un par de noches a la semana el magus sale de su laboratorio con el búho y se pierde en los bosques cercanos, con algún propósito desconocido.

Tal es la obsesión de Frederick con la seguridad que ni siquiera lo más pequeño, literalmente, le es ajeno. Hace poco ha instalado en su laboratorio una curiosa jaula mágica que atrae a cualquier rata, ratón o alimaña de pequeño tamaño que pueda colarse por alguna rendija, y que se ve irremediablemente atraída a la jaula antes de que pueda roer o dañar cualquier precioso material. Luego, el diligente Laurentius se encarga de librarse de esas pequeñas bestias de manera expeditiva. Esa fue la guinda en un laboratorio que, por otro lado, no tiene absolutamente ninguna concesión a la estética ni la decoración: las paredes de piedra están peladas, no hay tapices, cortinas ni alfombras. Frederick no quiere arriesgarse a que cualquier objeto inflamable pueda prender fuego y se vuelvan a repetir errores (y terrores) pasados.

Desde que Frederick creó su nuevo laboratorio no ha vuelto a tener ningún accidente, y se dedica a crear los objetos mágicos que prometió a sus sodales, combinándolos con sus estudios personales. Laurentius y Graushaar se aseguran de que todo va sobre ruedas, y el costoso equipo adquirido por el magus cumple su función. Sin embargo, el resto de sodales de la alianza no pueden evitar preguntarse si todas estas precauciones servirán para alejar eternamente el riesgo de accidentes de la vida del Verditius…

  • Características: Tamaño +0 (50 metros cuadrados), Perfeccionamiento 0, Calidad General +1, Mantenimiento +2, Seguridad +6, Informidad 0, Salubridad 0, Estética +2
  • Especializaciones: Encantar objetos 1, Extraer vis 1, Mentem 1, Rego 1
  • Virtudes y Defectos: Construcción de Calidad, Defensas, Equipamiento de Calidad, Guardián Menor, Herramientas de Calidad, Sirviente; Sin Decorar
  • Reputación: Fortificado +2

Objeto Mágico: La Jaula Seductora

Este objeto está encantado con un único efecto, inspirado en el hechizo El Aniquilador de Alimañas (ver Alianzas, página 71), pero debidamente alterado para tener un uso constante.

Rego Animal 24
Penetración +0, 2 uso/día
A: Voz, D: Solar, O: Grupo
(Nivel Base 2, +2 Voz, +2 Solar, +2 Grupo, +3 niveles por activación ambiental, +1 por 2 usos al día)

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: