RSS

Noviembre hermético (III): La regio de Multiplex

03 Nov

En algún rincón del Tribunal de Normandía, tal vez en la región de Picardía, se eleva la antigua alianza de Sombre Hiver, sumida desde hace tiempo en un profundo Invierno y sin apenas contacto con la Orden de Hermes. Tanto es así, tan pocas veces visitan los Boinas Rojas la alianza, de hecho, que apenas nadie es consciente de que solo un magus habita la antigua torre del Invierno Sombrío. Se trata de Multiplex, un anciano Bonisagus que es el último vestigio de una alianza otrora poderosa, y que ahora vive recluido en las estancias superiores de la torre. Esas estancias son de hecho un lugar desconcertante, donde la realidad tal y como los mundanos la conocen se deforma y muta, una especie de laberinto de Escher que cobró forma cuando, en el transcurso de uno de sus experimentos más radicales, Multiplex sufrió un accidente que acabó provocando la aparición de una regio en las zonas superiores de la torre.

Desde entonces, Multiplex ha dedicado casi toda su existencia a explorar la regio y determinar sus límites y sus habitantes. Sin embargo, por mucho tiempo que invierta, hasta ahora no ha acabado de concretar ni lo uno ni lo otro. Solo una parte de su laboratorio es un territorio seguro, la que se encuentra en la penúltima planta de la torre, donde también se encuentra la vivienda del magus; pero toda la planta superior, a la que se accede por una escalera, resulta un auténtico acertijo para el magus. Para empezar, porque la escalera parece conducir a un lugar diferente cada vez que la asciende: en unas ocasiones conduce a la segunda planta que tenía el laboratorio originalmente, en otras ocasiones a algo parecido a esa planta superior pero que resulta más grande, o cuenta con una estructura incomprensible, y aun en otras ocasiones puede conducir a lugares todavía más misteriosos, casi siempre invadidos por una bruma impenetrable que hace imposible cualquier exploración. Aparecen escaleras o pasillos que nunca han existido y que a veces no llegan a ninguna parte, o a versiones de otros lugares de la alianza levemente diferentes a los reales… Tras muchos viajes, Multiplex ha llegado a la conclusión de que el experimento no solo provocó la creación de una regio, sino que además esa regio tiene, de alguna forma, una inteligencia propia, y adapta su morfología no solo a cada persona que entra en ella, sino al momento e incluso la disposición mental con la que lo hace.

Pero los problemas de Multiplex a la hora de explorar la regio no terminan ahí. En una de sus incursiones más prolongadas, Multiplex acabó llegando a lo que a todas luces era un portal hacia algún otro lugar del Reino Mágico. El Bonisagus intentó entrar en ese portal para determinar adónde conducía, pero fue frenado por una criatura etérea que parecía proteger el paso. El Bonisagus no pudo apreciar demasiados detalles de ese guardián, pues fue expulsado violentamente de allí y pronto se encontró a la entrada de la regio, pero ese descubrimiento le obsesiona desde entonces: no solo necesita saber adónde conduce el portal, sino también quién es ese guardián que lo protege, y si es la misma entidad que controla el aspecto y estructura de la regio. Para acabar de arreglar las cosas, ese encontronazo con el guardián del portal provocó un nuevo cambio importante en la regio: en sus viajes posteriores, Multiplex ha ido cruzándose con diversos espíritus incorpóreos que resultan sumamente molestos por su capacidad para provocar fenómenos extraños, moviendo objetos, causando ruidos o emitiendo luces de forma imprevisible. Lo más preocupante de todo es que esos espíritus han demostrado ser capaces de salir de la regio y afectar también la planta baja del laboratorio de Multiplex, que se ha convertido en un pequeño infierno.

Solo hay un lado positivo a la pesadilla en la que se ha convertido el laboratorio de Multiplex: en sus exploraciones ha encontrado formaciones de una especie de musgo blanco fosforescente en diferentes superficies. Tras llevarlo de vuelta a la planta baja y analizarlo, el magus determinó que se trataba de vis Vim, pero por ahora desconoce cuál es su origen o por qué aparece donde aparece y no en otros lugares. Un enigma más a sumar a la larga lista de misterios que conviven en torno al Bonisagus. El magus está cada vez más desesperado y desquiciado, y el hecho de que no haya ningún otro magus en la alianza es un arma de doble filo, pues por un lado nadie viene a husmear el motivo de los extraños ruidos y luces que se ven en lo alto de la torre, pero por otro lado, tampoco puede pedir ayuda a sus sodales para que le ayuden a investigar los extraños fenómenos. ¿Tal vez podría pedir ayuda a algún otro miembro de la Orden de Hermes que esté dispuesto a ayudarle? Quién sabe si una vez resuelto el misterio, incluso podrían quedarse en la alianza con él y ayudarle a llevarla hacia una nueva Primavera…

  • Características: Tamaño +3 (100 metros cuadrados), Perfeccionamiento +1, Calidad General +1, Mantenimiento +0, Seguridad -8, Informidad +4, Salubridad -3, Estética -4
  • Especializaciones: Creo 4, Experimentar 2, Mentem 1, Muto 3, Perdo 1, Rego 1
  • Virtudes y Defectos: Consciente, Portal, Guardián Menor, Fuente de Vis, Regio, Vivienda; Caótico, Deformado, Habitantes, Piso Desigual
  • Rasgos de Personalidad: Malicioso +2, Ultraterreno +1
  • Reputación: Caótico +2
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 noviembre, 2019 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: