RSS

Reseña: SWADE Mini Settings

09 Abr

Como sabréis, en el pasado Kickstarter de SWADE se desbloquearon, entre otros contenidos, varias mini-ambientaciones salvajes que han sido recopiladas en un pequeño libro que ya fue enviado a los mecenas hace un tiempo y que de hecho se puede adquirir en Drivethru. Son 48 paginitas en las que cada setting se describe de forma somera (introducción y particularidades, reglas de ambientación, detalles de equipo, un breve bestiario y poco más), para luego cobrar vida en forma de uno o más relatos salvajes con los que podremos darle un tiento a cada uno para ver qué tal funciona. Nótese también que al menos una de estas ambientaciones será expandida en el futuro, lo cual convierte este tomito en algo no muy alejado de esa lluvia de jumpstarts que caracterizó también el Kickstarter de la nueva edición de Savage Worlds..

Pero me estoy adelantando a los acontecimientos. Como decía, este Savage World Adventure Edition: Mini Settings cuenta con 48 páginas con portada e interior a color, con la misma maqueta que se usa en el básico de SWADE y algunas ilustraciones (pocas, pero resultonas) para aligerar la lectura. El primero de los cuatro settings es Spirit of 1786, escrito por Matthew Cutter, uno de los colaboradores más habituales de Pinnacle. Nos situamos justo después de la Guerra de la Independencia norteamericana, en un momento en el que el país lucha aún por alcanzar una cierta unidad en un territorio enorme y lleno de vividores, asesinos y peligros naturales. Solo que la naturaleza no es ni mucho menos el peor enemigo que nos podemos encontrar. No señor, porque por todo el país, criaturas sobrenaturales empiezan a removerse con la llegada de exploradores y colonos a lugares no hollados previamente. Criaturas llegadas al continente mucho tiempo atrás, cuando llegaron los vikingos desde el frío norte del Viejo Mundo, y que cayeron en un profundo letargo del que ahora están a punto de despertar. Como también despiertan y empiezan a vagar por la tierra fantasmas salidos de sus tumbas. Sí, amigos, Spirit of 1786 combina el período de la Independencia americana con la mitología nórdica europea para crear lo que ellos mismos llaman Historia Pulp. Y si alguno de vosotros se ha planteado alguna vez si los mitos nórdicos son como los Mitos de Cthulhu, que pegan con todo, les diré que en este caso no es así. La combinación es tan raruna que casi se pasa de original. Si alguno recuerda el reciente Kickstarter de Legion of Liberty, aquí tenemos una premisa bastante parecida, solo que situada algunos años más tarde y… bueno, sin superpoderes y con mitos nórdicos. Pero incluso repiten los Hijos de la Libertad. Desconozco si Cutter ha participado en el otro setting o si en realidad es algún tipo de sinergia o experimento común. Sea como sea, la ambientación es tan pura e intrínsecamente americana que ni siquiera la presencia de los dioses nórdicos y ese punto pulp bastan para hacerla realmente atractiva, al menos para mí, como público no anglosajón (por no comentar toda una serie de referencias históricas que me han pasado por encima..). La aventura de muestra, eso sí, tiene pinta de ser entretenida.

La segunda de las ambientaciones es Abyssal, y nos llega de la mano del mismísimo Shane Hensley. En lo que él mismo reconoce como un homenaje a las clásicas series de animación de los sábados por la mañana, y más concretamente a los Jonny Quest y compañía, aquí nos encontramos con un entorno moderno y puramente oceánico, en el que un extrañísimo fenómeno ocurrido en la fosa de las Marianas (la aparición de un gran número de esferas luminiscentes a profundidades aparentemente imposibles) provoca una carrera supervisada por la ONU para descubrir el origen del fenómeno. Los personajes en este caso serán miembros de uno de los grupos de investigación, probablemente miembros de una misma familia, siguiendo con el “homenaje” a ciertas series referenciales del setting. Por lo tanto, se aceptan sin problemas temas y clichés habituales en esas producciones: aventuras cheesy, amoríos adolescentes y arranques de aventura in media res a cascoporro. Sin embargo, las investigaciones pronto descubrirán cuestiones bastante perturbadoras en la fosa y, aunque el tono en general de la ambientación es bastante ligero, creo que Shane también nos lanza un guiño evidente desde el propio título, y es que el planteamiento también bebe  de Abyss, la película de James Cameron. No entraré mucho más en detalle (básicamente porque tampoco se revelan muchas más cosas en estas páginas) pero, como decía al principio, esta es una de las ambientaciones cuyo desarrollo posterior está confirmado, campaña de puntos argumentales incluida. Veremos cómo se va desarrollando el proyecto, por de pronto aquí se incluyen nada menos que cuatro aventuras cortitas, una de las cuales podría hacer de prólogo precisamente de esa campaña.

A continuación tenemos Tesla Rangers, de Cheyenne Wright, autor procedente del mundo del cómic al que no tenía muy controlado. De nuevo viajamos al Wild West o, en este caso, al Wire West (eh… ¿Oeste Electrificado?), en una ambientación también bastante loca: aquí, los robots que empezaban a usar los seres humanos a mediados del siglo XIX se rebelaron contra sus amos enfrascándose en una guerra que hoy, más de diez años después, sigue librándose en torno a la frontera natural que marca el río Misisipi: al este, los humanos tratan de sobrevivir hacinados en un terreno reducido. Al oeste, los robots imponen su ley y son amos y señores de una tierra salvaje e inhóspita. Unos humanos que tenían todas las de perder hasta la reciente llegada de un joven científico europeo llamado Tesla. Tesla trajo consigo una revolución tecnológica que permitió la creación de un cuerpo expedicionario que, armado con las más recientes innovaciones armamentísticas, tratará de abrirse paso a sangre y fuego en los territorios dominados ahora mismo por los robots, A medio camino entre el western y el steampunk, y con evidentes influencias de cosas como Cowboys contra alienígenas, Terminator o incluso Steam States, Tesla Rangers parece huir del historicismo que impregna Spirit of 1786 y a priori resulta bastante más disfrutable para un fan salvaje no americano. La aventura que acompaña la ambientación es sencilla pero bastante trepidante y, si el DJ lo sabe manejar bien, puede hasta contar con un oponente de lo más insidioso que fastidie al grupo de una forma bastante inverosímil…

La última ambientación del tomo es The Lost City of Astla, y también se las trae en cuanto a peculiaridades argumentales. En este caso nos encontramos con un curioso híbrido de fantasía y ciencia ficción post-apocalíptica con un punto ecológico creado por la pluma de BJ Hensley, prolífica escritora y fundadora de Playground Adventures. La ambientación nos habla de una antigua guerra librada entre los pacíficos elfos del planeta Astla, que vivían plácidamente en sus bosques hasta la llegada de los humanos hambrientos de poder que querían arrebatarles sus avances tecnológicos. Tras una larga contienda que asoló todo el planeta, una nave de elfos desencantados escapó del conflicto, estableciéndose en la órbita, desde donde observaron el devenir de los acontecimientos, aguardando a que la raza humana se extinguiera. Ahora, milenios después, el mundo es un lugar desolado y los pocos humanos que quedan sobreviven rebuscando entre las antiguas ruinas élficas de la superficie. Mientras, en su nave, conocida como la Ciudad Perdida de Astla, los elfos también han entrado en declive, convertidos en una raza encerrada que ansía volver a la superficie de un planeta que ya casi no reconocen. Y eso es lo que hacen: mandar expediciones que frenen los estragos que siguen cometiendo algunos humanos, o que rescaten algunos de los pocos tesoros de su raza que aún existen en el planeta. De todas las ambientaciones, esta es la que menos he entendido. Creo que su planteamiento básico es tirando a soso, y el hecho de que los PJs puedan ser tanto elfos como humanos, a priori razas enfrentadas, no hace más que reforzar mi confusión. Tampoco ayuda mucho que la aventura de muestra sea bastante extraña en su planteamiento y desarrollo, la verdad.

¿Y qué me ha parecido? Bueno, en general las cuatro ambientaciones me han parecido tirando a flojitas, con la excepción, tal vez, de Tesla Rangers, que no me importaría probar en mesa. Y confieso que Abyssal, que a priori no me llamaba nada, ha despertado en mí algo de interés. Es cierto que tampoco soy el público objetivo, ya que al menos dos de ellas van dirigidas claramente a público americano y una de ellas presenta una mezcla de historia y pulp que no acaba de cuajar (puestos a mezclar historia y salvajismo, me quedo antes con el Revolution del recientemente lanzado Savage Sign). Sin embargo, también es cierto que algunas de las aventuras incluidas aquí son herramientas perfectas para probar varios de los nuevos subsistemas presentes en SWADE: persecuciones, networking, tareas dramáticas, etc. Lo que es más, el uso de las reglas de ambientación para cada caso también puede ayudar a algunos DJs a saber cuáles aplicar a sus ambientaciones propias en función del tono que quieran tener sus partidas. Solo por eso le he dado media estrellita más a mi valoración más abajo.

Desconozco si veremos este material traducido cuando HT Publishers nos traiga SWADE a España. A mí como producto independiente no me cuadra mucho, la verdad. Eso sí, tal vez sí sería un buen contenido para una meta desbloqueable si finalmente tenemos una preventa del producto.

Mientras tanto, yo le doy un no muy salvaje…

 
6 comentarios

Publicado por en 9 abril, 2019 en Reseñas

 

Etiquetas:

6 Respuestas a “Reseña: SWADE Mini Settings

  1. AlfonsoG

    9 abril, 2019 at 7:59 am

    A mi me ha sorprendido mucho Abisal, la verdad. Lo esperaba bastante más ñoño, pero el planteamiento me ha gustado. Concuerdo también en que no somos el público apropiado para el primero. Es como si intentásemos explicarles a los estadounidenses _Lejías del espacio_. Las otras dos son aprovechables.

     
    • Teotimus

      9 abril, 2019 at 8:01 am

      Sí, pensé lo mismo sobre Spirit of 1786 comparándolo con cualquier ambientación patria, muy cierto. No es tanto que sea malo (aunque el combo colonias + dioses nórdicos se las trae) como que no es para nosotros.

      Fíjate que a mí la de los elfos sí que no me ha dicho nada…

      Por cierto, ya que te tengo a mano… ¿hay intención de sacar esto por aquí?

       
      • AlfonsoG

        9 abril, 2019 at 8:17 am

        Si no recuerdo mal, la idea es que en inglés esto acompaña a la pantalla, ¿no? Sí, la idea es sacarlo también.

         
      • Teotimus

        9 abril, 2019 at 8:19 am

        Ah, no recuerdo, con tanto producto colateral yo ya no me aclaro… ¡OK, gracias por confirmar! 😉

         
  2. Frikoscopio

    9 abril, 2019 at 8:39 am

    Si no recuerdo mal Cheyenne Wright es quien hace muchos de los dibujos para Pinnacle. La mayoria de las ilustraciones de 50 Brazas son suyas, por ejemplo

     
    • Teotimus

      9 abril, 2019 at 8:41 am

      Caray, pues es cierto. No solo los dibujos sino incluso la maquetación… ¡lo que descubre uno!

      Gracias por el chivatazo, nunca es tarde para pulir mi ignorancia… 😉

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: