RSS

Noviembre hermético (XXVIII): Anselmus, discípulo del gusano

30 Nov

Trasfondo: Los magi Criamon buscan la respuesta al Enigma en los lugares más inverosímiles. Muchos siguen la senda de la Sabiduría Enigmática, buscando la respuesta al Gran Acertijo a través de los signos, el misticismo y la espiritualidad interna. Otros buscan otros caminos, como es el caso de Anselmus, un obsesivo Criamon con un don innato para la necromancia que tiene algunas teorías que su propia Casa consideraría revolucionarias, casi blasfemas: según él, los espíritus de los anteriores magi Criamon deben servir a los magos actuales de la Casa que siguen buscando la respuesta al Enigma. Para él son herramientas vivientes, por así decirlo, y cuanto más antiguo el espíritu y más relevante fue en vida, más potencial tiene para ayudar (o servir) a los magi actuales en su búsqueda. Por lo tanto, vive convencido de que la única forma auténtica de encontrar la respuesta al Enigma es contactar con el fantasma del mismísimo Criamon, allá donde esté, para obtener de él todo el poder y conocimiento que acumuló en vida y encontrar por fin la salida del ciclo eterno en el que viven los magi de esta Casa.

Estas teorías han marcado la vida de Anselmus, y no es de extrañar que cuando, poco después de superar el Desafío, oyó hablar de los Discípulos del Gusano, empezara a desviarse de las vías habituales de los Criamon. Los Discípulos son una hermandad mistérica de la Orden de Hermes, una de las más oscuras, desconocidas y, hasta cierto punto, infames. Sus seguidores tienen una ideología similar a la de Anselmus, aplicada a la magia en general: su objetivo es utilizar a los espíritus y fantasmas, y más concretamente su energía, para potenciar y prolongar la duración de sus hechizos, atándolos a anclajes físicos de manera que, a efectos prácticos, puedan obtener parámetros inusuales o duraciones permanentes. Su mala reputación, que habla de oscuros ritos e incluso de sacrificios humanos, no se corresponde exactamente con la realidad, como pronto descubrió un deslumbrado Anselmus. Aunque su ideología sea éticamente reprobable, no es nada que algunos magos de la Orden no hayan intentado esporádicamente en el pasado. Aun así, es comprensible que los Discípulos mantengan un perfil bajo y traten de pasar desapercibidos dentro de la Orden. (Ver The Mysteries: Revised Edition para más información sobre los Discípulos).

Anselmus, evidentemente, quedó seducido por los Discípulos y pronto se unió a ellos, convencido, en su mente perturbada, de que el “Gusano” era sin duda Criamon. Desde entonces ha ido avanzando en la jerarquía de la hermandad pese a su relativa juventud. A ello le ayudan no solo sus estudios mágicos, sino también una capacidad innata que parece tener para detectar espíritus y criaturas mágicas. Su objetivo es llegar hasta lo más alto del escalafón, descifrar los misterios más complejos y arcanos para contactar con Criamon o trascender este mundo y hacerse uno con el Fundador. Solo el tiempo dirá si sus ideas son reales (y factibles) o solo es un loco iluminado más…

Anselmus es un magus que vive por y para sus estudios mistéricos. Es delgado, viste una túnica gris sin adornos y tiene los rasgos marcados, llamando especialmente la atención sus ojos, rodeados por una sombra oscura constantemente, y que no parpadean nunca, fruto de una experiencia desagradable con el Crepúsculo. Es un poco arisco en el trato y va siempre directo al grano, dejando a un lado temas superfluos o banales y centrándose siempre en avanzar en sus objetivos.

Idea para historia: Tras superar los dos primeros grados de iniciación de los Discípulos del Gusano, Anselmus debe abordar el tercero, que le obliga a superar una formidable prueba: localizar una tumba pagana incólume habitada por algún espíritu poderoso y obligarle a revelarle algún secreto desconocido para los Discípulos. Los estudios de Anselmus le han llevado a localizar la tumba de un magus hermético que vivió durante las primeras décadas de existencia de la Orden de Hermes. Paradójicamente, también es uno de los fundadores originales de la alianza de los PJs, o tal vez el padre de uno de los linajes a los que pertenece alguno de los personajes.

Aunque tal vez los PJs puedan conocer el nombre del magus en cuestión, desconocerán por completo la existencia de esa tumba. Por eso, cuando Anselmus acude a la alianza para obtener algo más de información y proponer una búsqueda conjunta, los personajes se enfrentan a un curioso dilema: ¿ayudarán al Criamon a localizar la tumba, sabiendo tal vez que eso podría suponer convertir al espíritu de su ancestro en un esclavo de Anselmus? Por otro lado, ellos también podrían beneficiarse de contactar con ese espíritu… o incluso de los estudios de los Discípulos del Gusano. Un cosa está clara: Anselmus no cejará hasta encontrar la tumba, con o sin la ayuda de los personajes.

Anselmus, discípulo del gusano 

  • Características: Inteligencia +3, Percepción +1, Presencia -1, Comunicación +1, Fuerza 0, Vitalidad +2, Destreza 0, Rapidez 0
  • Tamaño: 0 Edad: 44 (40) Decrepitud: 0 Informidad: 1 (8)
  • Cicatrices del Crepúsculo: Sus ojos están rodeados por una sombra oscura constantemente y no parpadea
  • Confianza: 1 (3)
  • Virtudes y Defectos: El Don, Magus Hermético, Atadura Mágica*, Afinidad con Mentem, Afinidad con Sensibilidad a la Magia, Características Mejoradas, Clarividencia, El Enigma, Focus Mágico Mayor (Necromancia), Forma Depurada (Mentem), Maña con Rego, Sensibilidad a la Magia; Don Estridente, Propenso al Crepúsculo, Depresivo (menor), Determinado (encontrar a Criamon el Gusano),
  • Rasgos de Personalidad: Hosco +2, Va al grano +3, Perseverante +3, Vengativo +1
  • Combate: n/a
  • Aguante: +2
  • Niveles de Fatiga: OK, 0, -1, -3, -5, Inconsciente
  • Penalizaciones por Heridas: -1 (1-5), -3 (6-10), -5 (11-15), Incapacitado (16-20), Muerto (21+)
  • Habilidades: Artes Liberales 2 (magia ritual), Atención 2 (espíritus), Clarividencia 4 (fantasmas), Concentración 2 (hechizos), Conocimiento de Área (a determinar) 2 (leyendas), Conocimiento de la Orden de Hermes (Fundadores) 2, Conocimiento Mágico 2 (criaturas), Conocimiento de la Casa Criamon 2 (modificar fórmulas de iniciaciones), Conocimiento de los Discípulos del Gusano 3 (iniciarse a sí mismo), Embaucar 2 (criaturas sobrenaturales), Enseñanza 2 (Conocimiento de los Discípulos del Gusano), Idioma natal (a determinar) 5, Latín 4 (uso hermético), Parma Magica 3 (Corpus), Penetración 3 (Rego), Philosophiae 2 (magia ritual), Precisión 3 (Mentem), Sabiduría Enigmática 3 (interpretar signos), Sensibilidad a la Magia 5 (criaturas mágicas), Teoría Mágica 4 (Rego)
  • Artes Herméticas: Creo 5, Intellego 8, Muto 3, Perdo 4, Rego 10+3, Animal 2, Aquam 2, Auram 3, Corpus 8, Herbam 2, Ignem 3, Imaginem 5, Mentem 13, Terram 4, Vim 7
  • Hechizos: Susurros Desde el Otro Lado (InCo(Me) 15) +26, Polvo al Polvo (PeCo 15) +18, Levantar a los Muertos (ReCo 25) +31, Desvelar Falsas Imágenes (InIm 10) +15, Aura de Líder (MuIm 10) +10, Disfraz Ilusorio (MuIm 15) +10, Revelar el Espíritu Encadenado (InMe 30, ver Casas de Hermes: Castas) +31, El Descanso del Espíritu Errante (PeMe 20) +23, El Inocente Candor de la Infancia (PeMe 25) +19, La Llamada de Morfeo (ReMe 10) +28, Coaccionar a los Espíritus de la Noche (ReMe 20) +41, Círculo de Protección Contra Espíritus (ReMe 20) +41, Sostener el Hechizo de Corpus (ReVi(Co), ver The Mysteries) 25) +28, Sostener el Hechizo de Imaginem (ReVi(Im) 19) +26, Sostener el Hechizo de Mentem (ReVi(Me) 25) +28

*Ver The Mysteries: Revised Edition

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 30 noviembre, 2018 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

2 Respuestas a “Noviembre hermético (XXVIII): Anselmus, discípulo del gusano

  1. Francesc Castellanos

    3 diciembre, 2018 at 4:48 pm

    Me pregunto yo si aquel personaje mío, de nombre Domenicus, y mago Criamón espiritista y nigromante y con gusto por la invocación de los espíritus de los muertos para que luchasen por él, no encajaría bastante bien en esta orden y también en el estereotipo que planteas aquí…

    ¿Y su maestro fantasma qué?

     
    • Teotimus

      3 diciembre, 2018 at 4:51 pm

      Pues sí, podría haber sido perfectamente otro discípulo más del gusano… ¡junto con sus amiguitos nigromantes, que no era el único! 😉

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: