RSS

Noviembre hermético (I): Padre Damián, clérigo fanático

01 Nov

Trasfondo: El padre Damián es un hombre de Dios, pero también un hombre dividido en su interior. Cree fervientemente en Dios y aplica a rajatabla todas las regulaciones de la Iglesia, pero por otro lado también es un hombre débil, presa de los placeres materiales y carnales. Eso le hace mortificarse por dentro, castigarse por sus pecados solo para volver a caer en ellos una y otra vez, pero también le hace obsesionarse con el cumplimiento de las ordenanzas eclesiásticas a su alrededor hasta la máxima expresión. Es como si quisiera obligar a todos los que le rodean a llevar una vida de contrición y rectitud que él solo lleva a nivel externo, y no interno. Sus visitas a meretrices, sus excesos carnales y hedonistas, son algo que ha podido mantener oculto hasta ahora, pero en el fondo, sabe que en cualquier momento podrían descubrirse para volverse contra él. Sabe que lo que hace no está bien… pero por otro lado le provoca tal satisfacción que no puede evitar volver a hacerlo.

Pero además de eso, Damián tiene un don que también le provoca tormento, el don de la Fascinación. Desde joven se dio cuenta de que tenía la capacidad para conseguir con su palabra que la gente a su alrededor hiciera lo que él quería. Al principio creyó que era un don del Señor, pero pronto se dio cuenta de que en realidad, podía obligar a la gente a hacer cualquier cosa… incluidas cosas pecaminosas que sin duda el Señor no aprobaría. De hecho ese fue uno de los motivos que le llevaron a ingresar en la Iglesia de joven, pero el hábito de usar su don para satisfacer sus deseos más bajos es algo que ha seguido practicando, y que sigue mortificándole. Esa dicotomía resulta aún más desgarradora si se tiene en cuenta que Damián también tiene la capacidad para distinguir a los más piadosos de los más perversos entre quienes le rodean. En ocasiones, sus pecados son aún mayores pues convierte esos seres virtuosos en criaturas más imperfectas mediante su oratoria.

Hoy en día, a sus treinta y tantos años, Damián es un hombre torvo, que no tolera demasiado las muestras excesivas de alegría ni las celebraciones ostentosas. También es un azote para quienes no muestran con claridad su devoción hacia el Señor. Lleva una vida casi ascética, al menos de cara al exterior. Por la noches, cuando nadie le ve, es cuando da rienda suelta a sus más bajas pasiones, aprovechando su posición y su don sobrenatural.

Idea para historia/saga:  El padre Damián es el párroco recién nombrado de una de las poblaciones cercanas a la alianza. La población no debería ser demasiado grande, pero sí que debería tener cierta relevancia para el funcionamiento cotidiano de la alianza: tal vez sus granjeros envían parte de su producción a la alianza, o alguno de los compañeros vive allí. La cuestión es que lo que probablemente había sido hasta ahora una relación más o menos estable, cambia cuando el párroco de toda la vida del pueblo muere y Damián viene a sustituirle.

Evidentemente, al descubrir que un grupo de “adoradores del Diablo” tienen algún tipo de presencia (comercial o de otro tipo) en “su” parroquia, Damián monta en cólera y decide hacer todo lo posible por evitar que su insidiosa influencia corrompa a sus feligreses. Por lo tanto, se tomará como algo personal alejar todo lo posible a los magi de su “rebaño”. Empezará intentando convencer por las buenas a los comerciantes para que dejen de tratar con la alianza, charlando con los posaderos que hospeden a los enviados de los magi para hacerles ver que no es lo mejor para su negocio, etc. Su autoridad religiosa, combinada con su Fascinación, le convierten en un orador enormemente convincente.

En un principio sus maniobras parecerán inofensivas, pero poco a poco, es posible que las interferencias de Damián empiecen a causar problemas más serios. El párroco también irá volviéndose más audaz y, si en un principio solo quería mantener a salvo a su parroquia, poco a poco su objetivo pasará a ser dañar todo lo posible a la alianza, con el objetivo de eliminar de la región a esa “lacra”. El problema es que tomar cualquier tipo de represalias sobre Damián solo empeorará las cosas. El párroco está decidido a cumplir su propósito y se negará a reunirse con nadie que tenga el Don, al que considerará “adorador del Diablo”. En caso de hablar con algún representante mundano de la alianza, tratará también de convertirlo, usando de nuevo su habilidad de Fascinación para apartarlos del “mal camino”.

Pero no todo terminará ahí. Damián no se detendrá ante nada, y aumentará la intensidad de su “guerra de desgaste” contra la alianza recurriendo a cualquier táctica que se le ocurra: convenciendo al noble local de que la presencia de los magi en las tierras es una afrenta a Dios (de nuevo, su Fascinación será un recurso muy peligroso) o tratando de llamar la atención de algún eclesiástico de nivel superior al suyo, tal vez para que mande a algún representante a la región para declarar herejes a los magi o incluso convocar alguna cruzada. Además, tiene un pequeño as en la manga: tiene en su poder una reliquia, un dedo de san Antonio Abad, que le confiere una resistencia mágica limitada que le puede resultar muy útil en determinadas situaciones.

El propósito de este adversario es presentar a alguien que no es especialmente poderoso, y al que los magi herméticos podrían eliminar sin demasiados problemas… si no fuera por las consecuencias. Está planteado como un adversario a medio-largo plazo, que incluso podría ir subiendo en el escalafón de la Iglesia, abandonando su parroquia local, pero sin olvidar nunca su misión de frenar la influencia de los magi. Para estos, sin duda la forma más eficaz de neutralizarle sería descubrir su lado oscuro y usarlo como arma contra él. Pero Damián es siempre muy discreto y todos los que le rodean le hacen siempre caso…

Padre Damián

  • Características: Inteligencia +1, Percepción +2, Presencia +1, Comunicación +2, Fuerza 0, Vitalidad 0, Destreza -1, Rapidez 0
  • Tamaño: 0 Edad: 33 (33) Decrepitud: 0 Informidad: 0 (0)
  • Confianza: 1 (3)
  • Virtudes y Defectos: Contactos Sociales (clero menor), Estudiante de lo Divino (Conocimiento del Dominio: +2), Fascinación, Reliquia (dedo de san Antonio Abad), Sacerdote, Sentir el Bien y el Mal; Determinado (mayor, defender a su parroquia y acabar con los adoradores del Demonio), Secreto Oscuro (Amante(s), Torpe, Voto (celibato)
  • Rasgos de Personalidad: Piadoso +3, Leal +2, Iracundo +2, Lujurioso +2
  • Combate: Esquiva: Ini +0, Ata n/a, Def +2 Aguante: 0
  • Niveles de Fatiga: OK, 0, -1, -3, -5, Inconsciente
  • Penalizaciones por Heridas: -1 (1-5), -3 (6-10), -5 (11-15), Incapacitado (16-20), Muerto (21+)
  • Habilidades: Artes Liberales 2 (retórica), Atención (alerta) 2, Cirugía 1 (recolocar huesos), Conocimiento de Área (a determinar) 3 (iglesias), Conocimiento del Dominio 3+2 (ángeles), Conocimiento de la Iglesia 3 (diócesis local), Derecho Civil y Canónico 2 (regulaciones para el clero), Don de Gentes 4 (gente a la que conoce bien), Embaucar 3 (mentiras elaboradas), Encanto 3 (parroquianos), Etiqueta 3 (Iglesia), Fascinación 5 (religión), Idioma natal (a determinar) 5 (predicar), Intriga 1 (parroquias), Latín 4 (la Biblia), Liderazgo 3 (predicar), Pelea 1 (esquiva), Sentir el Bien y el Mal 3 (bien), Teología 2 (herejías)
  • Equipo: Ropas de sacerdote, misal
 
5 comentarios

Publicado por en 1 noviembre, 2018 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

5 Respuestas a “Noviembre hermético (I): Padre Damián, clérigo fanático

  1. Javier Martínez Amorós

    1 noviembre, 2018 at 5:28 pm

    Me mola la idea. Es un rival interesante

     
    • Teotimus

      1 noviembre, 2018 at 5:31 pm

      Con la Iglesia hemos topado… 😜

       
  2. Néstor Solano Grima

    5 noviembre, 2018 at 8:05 pm

    Vaya cabronazo éste Damián. Es un arquetipo que he visto en algunas series/pelis, o eso creo recordar. Buena entrada!

    PD: Tuvimos un párroco “parecido” en nuestra saga. Pero era un niño del diablo. Tuvimos que exterminarlo :D.

     
    • Teotimus

      5 noviembre, 2018 at 8:12 pm

      Je, je… sí, es un arquetipo bastante habitual, empezando por el Frollo de “Nuestra señora de París”… y yo lo he usado en varias sagas (aunque sin Fascinación).

      Así que un niño del diablo, ¿eh? Igual Damián podría hacer pareja con el adversario que he colgado hoy…

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: