RSS

Noviembre Hermético 2016: Conclusiones

01 Dic

Ayer terminó el Noviembre Hermético dedicado a los casos de Faustus de Guernicus. La verdad es que tengo sentimientos un poco encontrados al respecto. Por el lado malo, la vida (en forma de aluvión de trabajo) me ha impedido publicar todos los casos que me habría gustado. Nunca fue mi intención llegar a 30, pero sí que me habría gustado haber llegado al menos a 15. Luego mi previsión bajó a 10… y han acabado siendo 9. Y doy gracias de que los últimos días haya ido algo más libre de tiempo y haya podido publicar varios casos seguidos, porque de lo contrario habrían sido todavía menos.

Sin embargo, por el lado bueno debo decir que la experiencia ha sido óptima a nivel de participación e intercambio de ideas con los lectores del blog. Los casos abiertos han sido un fantástico escenario de debate en el que cada lector elegía una postura y la defendía con argumentos herméticos demoledores. De verdad, creo que he aprendido yo más de vosotros sobre leyes herméticas que al revés. Así que gracias a todos los que habéis dedicado un poco de tiempo tanto a leer como, sobre todo, a contribuir con vuestras opiniones sobre los casos. Ha sido francamente interesante. Casi me arrepiento de no haber hecho todos los casos “abiertos”… pero entonces habrían sido aún menos casos de los que han sido, así que casi mejor así.

Otra cosa que creo que ha quedado evidente es que la “justicia” hermética no siempre es especialmente justa, y que en muchas ocasiones se rige por parámetros adicionales a los de las simples leyes. Tener superioridad de votos, pertenecer a una u otra Casa o Tribunal o estar en el lugar adecuado en el momento justo (o lo contrario) puede suponer una gran diferencia. Cada caso es único, y la tarea de un Guernicus es complicada, por decirlo de forma suave. Este es uno de los motivos que me hace esperar con expectación ese juego con mecánica Gumshoe y protagonizado por Quaesitoris que está en la cocina de Atlas, aunque se lo están tomando con calma, la verdad.

En resumen, que aunque estos experimentos resultan un tanto estresantes, me lo paso bastante bien haciéndolos, así que probablemente el año que viene repita una vez más, esperemos que con un poco más de regularidad… Mientras tanto, voy a meter Ars Magica en la nevera durante un tiempo (pero no mucho) y voy a ponerme al día con un montón de reseñas de lo más variopintas que tengo pendientes. ¡Ya sabéis, por si no tuvierais suficiente con todo lo que hay en la cocina a ambos lados del charco de cara a estas Navidades!

Anuncios
 
12 comentarios

Publicado por en 1 diciembre, 2016 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

12 Respuestas a “Noviembre Hermético 2016: Conclusiones

  1. El Cofre de Oro

    1 diciembre, 2016 at 4:12 pm

    Mis más sinceras felicitaciones. Aparte de la calidad, evidente, de tus aportaciones, tu capacidad de trabajo siempre me sorprende. ¿”Sólo” 9 entradas? Sabiendo lo que cuesta hacer una sola, al menos a mí, que hayas llegado a hacer tantas, siendo además de temas que necesitan una buena reflexión como es la aplicación de las Leyes Herméticas, más todas las demás tareas que haces, laboralmente o por “ocio”, me parece admirable, sencillamente. Parece que me esté pasando con el “peloteo”, pero es así.

     
    • Teotimus

      1 diciembre, 2016 at 4:21 pm

      Ya sabes lo que dicen, “sarna con gusto no pica”… 😉

       
  2. Aaron Cotarelo

    1 diciembre, 2016 at 11:45 pm

    Enhorabuena por llegar a nueve ya son muchas! yo no soy muy de leyes y abogados y me cuesta bastante el royo de los guernicus esta serie no la he seguido con el ansia de otras pero animo que es un blog muy bueno!

     
    • Teotimus

      2 diciembre, 2016 at 8:56 am

      Gracias por los ánimos. Para el año que viene prometo algo menos denso y más práctico… 😉

       
  3. Jordi Morera

    2 diciembre, 2016 at 12:24 am

    Mi enhorabuena también por otro noviembre hermético de los de quitarse el sombrero (o la gorra roja). He aprendido un montón con esta serie de entradas, sobre un tema que a título personal me interesaba muchísimo con vistas a retomar algún día mi saga de Ars. Lo único que lamento es no poder haber participado más activamente por pillarme en un momento de mucho lío… ¡Pero desde la barrera lo he disfrutado a tope!

     
    • Teotimus

      2 diciembre, 2016 at 9:11 am

      Gracias, maese Morera. Espero que pueda usted aplicar alguna de estas cosas a su saga, cuando la retome.

      ¡Veo que ha sido un noviembre liado para todos! 😉

       
  4. Brottor

    2 diciembre, 2016 at 9:34 am

    Es que te has puesto un objetivo casi imposible. Una entrada al día es una utopía, y más atendiendo a todos nuestros comentarios. Como lector, me ha costado seguir el ritmo (de hecho al principio no he podido), así que como bloguero la tarea debía ser titánica.
    Yo te animo a repetir la experiencia, porque nos lo hemos pasado todos en grande, pero sugiero que espacies un poco más los casos.
    Vamos, por mí, ésta debería ser una sección recurrente de tu blog. 🙂

     
    • Teotimus

      2 diciembre, 2016 at 9:39 am

      Pues confieso que convertirla en sección recurrente es una idea que se me había pasado por la cabeza, sí. Le daré un par de vueltas porque se me han quedado algunos casos en el tintero que me gustaría publicar.

      ¡Gracias por las aportaciones y por los ánimos! 🙂

       
  5. Rafael Frias

    2 diciembre, 2016 at 9:46 am

    Reitero lo dicho por otros. Gracias por el esfuerzo y gracias por darle a uno motivación. No hace mucho que conseguí la quinta edición y estoy enfrascado en la creación de una alianza, así que ver casos varios como has puesto aquí me ha sido de gran ayuda e inspiración.
    Te voy siguiendo 🙂

     
    • Teotimus

      2 diciembre, 2016 at 9:49 am

      Bueno, ese era precisamente el objetivo, servir de inspiración a los narradores, así que me alegro si lo he logrado en mayor o menor medida.

      Debo decir que ha sido algo recíproco: muchos de los casos abiertos tenían planteado un desenlace original que acababa cambiando al leer vuestras aportaciones.

      ¡Así que ha sido una sinergia hermética estupenda! 😉

       
  6. Mizomura de Bonisagus

    2 diciembre, 2016 at 10:20 am

    Mi primera entrada en tu blog ha de ser de agradecimiento. Gracias por el trabajo realizado en temas tan diversos (algunos de ellos sobre partes del juego que me echan para atrás, como las leyes de la orden y casos que los conflictos generan).

    He seguido este noviembre hermético con especial interés, para ver si el yuyu de representar un caso hermético me marchaba del cuerpo, y pese a que aún me parece montaña demasiado alta para mis habilidades de montañero, por lo menos ya me he comprado el equipo de escalada para poder despeñarme agusto 🙂

     
    • Teotimus

      2 diciembre, 2016 at 10:26 am

      Gracias por el comentario y bienvenido.

      Sé que los casos herméticos son una de las cosas que más imponen a los narradores, y esa era otra de las intenciones del noviembre hermético: intentar que se les fuera un poco el miedo. Y si en tu caso lo he conseguido aunque sea un poquito, me doy por satisfecho.

      Porque creo que aunque imponen un poco, también son un aspecto del juego que da muchas satisfacciones y a veces eso pasa desapercibido. Las sesiones de Tribunales de mis sagas siempre han sido muy interesantes, y cuando los jugadores se meten en el tema, es casi tan emocionante como luchar contra un dragón… 😉

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: