RSS

Los casos de Faustus (VII): El halcón abatido

27 Nov

Caso: La misteriosa muerte de un familiar podría ocultar algún detalle más turbio entre dos viejos conocidos de Faustus…

Escenario: Tribunal de Iberia

El caso de la fuente de vis disputada solo podía resolverse de una manera: confirmando la propiedad de la fuente para la Casa Mercere, y desoyendo las reclamaciones de Methodicus y de la alianza de Barcelona. Sin embargo, los Guernicus de Provenza, con los que se reúne Faustus, acuerdan castigar el desliz de la Casa Mercere al quebrantar la cláusula de los diez años de forma ejemplar: imponiéndoles una multa en peones de vis igual a la cantidad de peones que da la fuente, multiplicada por 5. Dado que la fuente da 4 peones al año, los Mercere deberán pagar dos torres de vis al Tribunal de Provenza. (Faustus se pregunta si el veredicto hubiese sido diferente, y más contundente con la Casa Mercere, si hubiera más presencia Progresista en Provenza, pero por ahora tendrá que quedarse con la duda…).

Poco más tarde, Faustus recibe noticias de unos viejos conocidos, los magi Rancuneus de Flambeau y Cauleon de Jerbiton, quienes protagonizaran el primer caso de este Noviembre Hermético. De nuevo, se solicita la presencia de algún Guernicus en la alianza de ambos magos, y es Faustus quien se desplaza hasta allí, en este caso en solitario. Allí se encuentra con un Rancuneus desconsolado, que acaba de perder a su familiar en un accidente reciente. El familiar, un hermoso halcón de plumas rojas llamado Acutus, fue abatido hace pocos días mientras se encontraba en el bosque cercano a la alianza, por una partida de caza perteneciente al noble de la zona, el conde de Sotomayor. Acutus acostumbraba a rondar libremente por el bosque, y Rancuneus no fue consciente de nada hasta que una repentina punzada de dolor le avisó de que algo andaba mal, muy mal con su familiar.

Localizando a toda prisa a su familiar por el vínculo especial que compartían, Rancuneus pronto interceptó a la partida y descubrió que Acutus había muerto. Montando en cólera, exterminó a buena parte de los hombres del conde antes de que algunos miembros de la alianza pudieran frenarle, aunque el daño ya estaba hecho. Es el propio Cauleon quien apenas ha tardado unos días en mandar el mensaje a Duresca para juzgar los actos de Rancuneus, que pueden tener consecuencias desastrosas para la alianza, ya que el conde de Sotomayor era uno de los principales aliados de la alianza. Cree que el Flambeau merece un castigo. Por su parte, Rancuneus está seguro de que alguien ha jugado sucio en todo este asunto: el conde apenas manda partidas de caza al bosque, y le parece enormemente sospechoso que alguno de los cazadores se fijara en un halcón que acostumbraba a volar muy por encima de las copas de los árboles.

Faustus sabe que debe castigar a Rancuneus, pero aun así decide investigar un poco el caso, siempre con pies de plomo, dado que cualquier paso en falso podría complicar aún más las relaciones de la Orden con la nobleza de la zona. Tras pasar unos días en la población de Sotomayor, localiza a uno de los pocos supervivientes de la partida de caza, uno de los castellanos del conde, y descubre que la partida fue convocada de forma repentina por el conde después de que “viera un magnífico pájaro en sueños”. Faustus sabe que hay algo raro en todo este asunto, pero no se atreve a intentar entrevistarse con el conde, no en la situación actual en la zona.

Sin embargo, cuando regresa a la alianza y está a punto de establecer un castigo contra Rancuneus, tiene una conversación con algunos otros magi de la alianza que resulta bastante reveladora: según parece, el motivo del enfrentamiento entre Cauleon y Rancuneus se remonta a hace un par de décadas, cuando Rancuneus, que aún no era miembro de la alianza, participó como Hoplita en una Marcha de Magi contra el maestro de Cauleon, quien por entonces era un joven magus. Rancuneus acabó en la misma alianza que el Jerbiton (para espiarle, según cree este), y desde entonces la animadversión entre ambos no ha hecho más que crecer.

Ese descubrimiento lleva a Faustus a replantearse la situación. ¿Debe limitarse a castigar severamente a Rancuneus, o debe investigar más a fondo los detalles del caso? ¿Y si es así…. cómo hacerlo sin ofender aún más al conde?

Las próximas acciones de Faustus están en vuestras manos, sodales…

Anuncios
 
11 comentarios

Publicado por en 27 noviembre, 2016 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

11 Respuestas a “Los casos de Faustus (VII): El halcón abatido

  1. Noel Torres

    28 noviembre, 2016 at 3:38 pm

    En el Código Civil existe una regla que bien se podría aplicar en esta investigación: la causa de la causa es la causa del mal causado. Así, si Faustus sospecha que la acción de Rancuneus (que todos sabemos que pone en peligro a sus sodales y por lo tanto debe ser castigada) está causada por una acción de otro Magus, quizá introduciendo sueños en la mente del Conde, está claro que esta otra acción también pone en peligro a los demás Magi, y por lo tanto también debe ser castigada.

    Así, habiendo sospecha de que puede haber otro delito hermético más que castigar, y sin que sirva de excusa a Rancuneus, cuya culpabilidad está fuera de duda, Faustus está en la obligación de investigar este posible segundo delito, o más bien primero, que fue la causa del otro.

    Si llegara a descubrirse que Cauleon alteró la mente del Conde, éste deberá ser castigado no sólo por poner en peligro a sus sodales sino además por causar la muerte del familiar de Rancuneus. Rancuneus, por su parte, deberá ser castigado en todo caso, ya que incluso en una trampa tan cruel un Magus debe mantener el autocontrol para mantener el Código, porque lo contrario amenaza a toda la Orden.

     
    • Teotimus

      28 noviembre, 2016 at 10:33 pm

      Efectivamente, Faustus decide investigar más el tema, temiendo que un asunto tan turbio pueda ocultar algo aún más turbio. Sus peores expectativas se confirman cuando visita al conde en compañía de una pequeña representación de magi de la alianza afectada, momento en el que aprovecha para sondear mágicamente la mente del noble. Es entonces cuando descubre que ciertamente, el noble recuerda haber soñado con un hermoso pájaro sobrevolando un bosque. Pero a Faustus se le hiela la sangre cuando visualiza el halcón tal y como lo soñó el noble y ve que la criatura proyecta una larguísima sombra sobre las copas de los árboles que sobrevuela. Faustus sabe bien que la impronta del mago de Cauleon es que todos los efectos creados con su magia ven intensificada su sombra.

      No cabe duda posible: sin duda, es el Jerbiton quien está detrás de la muerte de Acutus… ¡qué ignominia!

       
  2. Rafael Frias

    29 noviembre, 2016 at 11:05 am

    El castigo a Rancuneus podría evitarse si se presenta adecuadamente la ofensa al noble. Entrenar un ave para cetrería no es cosa baladí. Si el conde es aficionado a la cetrería, tal como parece al pretender capturar el ave (dudo que matar, posiblemente, el exceso de celo por capturar a Acutus, llevó a un error y a la muerte de este por parte de los cazadores).
    Es de sobras conocido que el precio por la independencia de Castilla fue un azor y que las cruzadas fueron un evento importante para la cetrería al igual que otras batallas, ya que en éstas se desarrollaban treguas para que los nobles pudieran volar a sus halcones, inclusive si alguno de esos halcones era capturado o se posaba en territorio enemigo el rescate para ponerlo en libertad podía ser superior al precio de 500 prisioneros.
    El mismo conde debería castigar a sus hombres por matar al halcón de otro. Racuneus le evitó la molestia. Que Rancuneus se tomara la justicia por su mano podría suponer una pequeña ofensa, mas no debería dar problemas posteriores a la alianza ni a otros magos, habida cuenta que los muertos sean solo siervos del conde (si hubiese familiares entre los muertos ya sería otro cantar).

     
    • Teotimus

      29 noviembre, 2016 at 11:27 am

      El conde es, efectivamente, aficionado a la cetrería, y el hecho de que el bosque se encuentre dentro de sus tierras complica el hecho de que reconozca la culpa por haber matado el halcón de Rancuneus. Sin embargo, efectivamente es posible utilizar ese hecho como argumento a la hora de suavizar posturas por la pérdida en siervos del conde (efectivamente, casi todos los muertos eran siervos, y el único miembro importante, el castellano, sobrevivió al ataque).

      ¿Y con Cauleon? ¿Qué hacemos con Cauleon…?

       
  3. Rafael Frias

    29 noviembre, 2016 at 1:48 pm

    Cauleon tiene varias cosas de las que responder.
    1)¿Ha causado, de manera clara, una pérdida de poder a Rancuneus?
    Sí. La muerte del familiar no puede catalogarse de ninguna otra manera.

    2)¿Ha interferido con los asuntos mundanos?
    Depende de si el conde sospechara que le han hechizado.

    3)¿Ha puesto en peligro a la alianza y la Orden?
    Sí, aunque no directamente, sino a través de los actos enajenados de Rancuneus causados por la dolorosa pérdida del familiar. Es obvio que Cauleon esperaba causar daño y que podía prever la reacción de su compañero de alianza (no los llamaré sodales para no herir sensibiliades). Además si tenemos en cuenta la pregunta anterior, queda en el aire una posible represalia de conde.

    Por lo tanto, Cauleon debería sufrir una pérdida igual al daño causado. Más cualquier castigo adicional que el Tribunal tenga a bien imponerle.

    En cuanto a Rancuneus, para reforzar la defensa, cabe señalar que el daño hecho por los mundanos es bastante significativo. Al quedar supervivientes del ataque (si este se produjo por medios mágicos, algo no especificado), podría decirse que Rancuneus también ha interferido con asuntos mundanos (solo si los supervivientes vieron en acción los poderes mágicos), pero no se señala que el castellano haya visto dicha manifestación de poder. Así que no hay caso por aquí (por lo que pudiera alegar Cauleon para que a Rancuneus le caiga algún castigo).

    NOTA: Aunque lo más seguro es que Cauleon prefiera someterse a una Marcha de Magos antes que ver morir a su familiar. Además lo más probable es que la alianza lo expulse si es que el Tribunal no lo expulsa antes.

     
    • Teotimus

      29 noviembre, 2016 at 2:00 pm

      Eso si la Marcha de Magos no la convoca directamente el Tribunal contra Cauleon, que todo podría ser…

      Bien, esta tarde colgaré el veredicto y el penúltimo caso, que ya se nos acaba noviembre… 😉

       
  4. Rafael Frias

    29 noviembre, 2016 at 2:07 pm

    Me ha faltado poner que Rancuneus actuó en defensa propia. 😛

     
    • Teotimus

      29 noviembre, 2016 at 3:22 pm

      Se las sabe usted todas, amigo leguleyo… ¡Confiesa! ¿Cuántos Guernicus has llevado en Ars…? 🙂

       
      • Noel Torres

        29 noviembre, 2016 at 4:44 pm

        “Rancuneus pronto interceptó a la partida y descubrió que Acutus había muerto. Montando en cólera, exterminó a buena parte de los hombres del conde antes de que algunos miembros de la alianza pudieran frenarle”

        No encuentro la defensa propia. Los hombres del Conde no estaban atacando a Rancuneus, sino que éste atacó primero *montando en cólera*, y tampoco estaban atacando a Acutus, sino que este ya estaba muerto *en aquel momento*, no habiendo nada que defender. La ira o la venganza no constituyen defensa propia.

         
  5. Rafael Frias

    30 noviembre, 2016 at 7:16 am

    Si se permite que ataques así queden sin castigo, se está invitando a volver a intentarlo. Las propiedades (aunque considerar propiedad a un familiar no sea lo más correcto) de la alianza deben protegerse. Al decir que había actuado en defensa propia me refería a eso. Puede que llevado por la ira y el dolor, pero Rancuneus hizo algo adecuado aunque tal vez algo excexivo.
    Y si nos basamos en que Rancuneus localizó “a toda prisa a su familiar por el vínculo especial que compartían”, Acutus debió morir al poco de llegar él al lugar, pues no habría localizado a la partida con Acutus muerto y la partida de regreso al castillo del conde.
    También creo que Rancuneus luchó por recuperar el cuerpo de su familiar, el cual, aún muerto, puede suponer un vínculo arcano hacia él.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: