RSS

Los casos de Faustus (V): El mal de Jaferiya

16 Nov

(Perdón por el nuevo parón; está claro que este noviembre va a ser solo “medio hermético”, porque la vida se ha empeñado en ello…).

Caso: Tras hallar pruebas concluyentes, los Quaesitoris declaran una Marcha de Magi contra una alianza entera. Sin embargo, hay dos flecos en el caso que resultan más peliagudos. ¿Se puede condenar a un magus por tratar con demonios cuando no sabe que lo son? ¿Es posible estar seguro de que tu interlocutor es un demonio cuando lo Infernal es casi indetectable?

Escenario: Tribunal de Iberia

El caso de la Reina de Hielo se salda con un severo castigo a Tenax, después de que no se hayan podido encontrar pruebas concluyentes de que la tormenta que le sorprendió en el bosque pudiera ser claramente atribuida a la Reina de Hielo. Tenax deberá compensar a la alianza de Hiems con 3 torres de vis Auram, a entregar antes del siguiente Tribunal, y además se le castiga desterrándole del Tribunal por una conducta impropia de un magus. El destierro se hará efectivo en el momento en que cumpla su pago, pero si llegara al siguiente Tribunal sin completarlo, se convocaría automáticamente una Marcha de Magi contra él. Por otro lado, aunque no recibe ningún castigo, los Quaesitoris también toman nota del extraño comportamiento de Hiems, aunque finalmente no consideran que tengan pruebas para acusarla de nada.

Varios casos más ocupan el tiempo de Faustus en el Tribunal, y antes de que este finalice, tiene oportunidad de participar en una reunión privada de los Quaesitoris donde se trata el perturbador caso de la alianza de Jaferiya, situada en el Reino de León y dominada por magos Flambeau. En meses previos al Tribunal llegó a oídos de los Quaesitoris que la gran mayoría de magi de la alianza habían caído bajo el influjo del Maligno y trataban frecuentemente con demonios. Al frente de ellos se encontraba Rasus, otrora uno de los más poderosos magos Flambeau del Tribunal, que habría vendido su alma al Infierno hace décadas y llevaría otros tantos años seduciendo a la gran mayoría de magos que entraban a formar parte de Jaferiya.

Por desgracia, las investigaciones realizadas por los Quaesitoris confirmaron sus peores temores y hallaron pruebas concluyentes de que efectivamente, Rasus y sus sodales en Jaferiya tenían tratos con demonios. La reunión a la que asiste Faustus sirve para confirmar la culpabilidad de los magi y declarar una Marcha de Magi contra ellos. Los magi son declarados expulsados de la Orden de inmediato y pronto, varios Quaesitoris acompañados de Hoplitas se desplazarán a la zona de Jaferiya para acabar con ellos antes de que tengan tiempo para prepararse.

Sin embargo, hay dos preocupantes detalles que los Quaesitoris deben resolver mientras tanto. Por un lado, dos de los habitantes de Jaferiya, Relegare y Lapho, podrían estar tratando con demonios sin ser conscientes de ello, o al menos no hay pruebas concluyentes al respecto. En el caso de ambos, tras una igualada votación, se decide eximirlos de la Marcha de Magi pero someterlos a una investigación más en profundidad una vez se haya extirpado la amenaza principal que representan Rasus y sus acólitos. De confirmarse su inocencia, se les sugerirá empezar de nuevo en otra alianza y tal vez se les imponga alguna multa que les ayude a ser más cautelosos en el futuro.

El segundo detalle es aún más peliagudo. Los Quaesitoris han averiguado toda la verdad sobre Jaferiya tras ser informados por un mago llamado Alcinus de Tremere, al que también han investigado, descubriendo que este recibió a su vez la información de una criatura demoniaca, Mendax, sin saber de su carácter infernal. En el caso de Alcinus, que también ha sido investigado, los Quaesitoris se han asegurado de que realmente no había tenido ningún trato previo ni con Mendax ni con ningún otro demonio, de manera que se le absuelve.

Mientras cabalga de regreso a Duresca, Faustus se pregunta cuántos resultados de esas votaciones hubieran cambiado si los magi implicados no hubiesen sido Flambeau y Tremere…

Veredicto: Expulsión inmediata y Marcha de Magi contra todos los magi de Jaferiya salvo Relegare y Lapho, que serán investigados. Alcinus de Tremere es absuelto.

(Y sí, esta entrada es otro guiño a la tercera edición del juego…).

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 16 noviembre, 2016 en Miscelánea

 

Etiquetas: ,

2 Respuestas a “Los casos de Faustus (V): El mal de Jaferiya

  1. Brottor

    16 noviembre, 2016 at 9:34 pm

    No he participado mucho de los casos anteriores, aunque los he seguido con atención y me han parecido fascinantes, en particular el de la Reina de Hielo. Lo hago en éste.
    No sé si queda alguna duda de este caso, que la verdad es que parece mucho más claro que los anteriores, pero hay dos cosas que no me cuadran:
    1- ¿Cómo se puede confirmar la inocencia de Relegare y Lapho? En mi opinión sólo hay una forma, y es comprobar si participan de la Marcha de Magos. Si yo fuese ellos, y me supiese engañado por mis sodales, en el momento en que soy considerado inocente y los culpables son expulsados de la Orden, no sólo considero que tengo el derecho, sino también el deber de participar del castigo impuesto. Si no quisiesen participar de esta Marcha de Magos sería bastante sospechoso.
    Por otra parte, no entendería esa multa “que les ayude a ser más cautelosos en el futuro”. ¿Desde cuando es un delito hermético haber sido engañado?
    2- No me cuadra la historia de Mendax: ¿cuál era el objetivo de esa criatura demoníaca al pasarle la información a Alcinus? ¿Y por qué a Alcinus y no a otro magus, tal vez con mayor influencia en el Tribunal?

     
    • Teotimus

      17 noviembre, 2016 at 9:42 am

      Efectivamente, ese es uno de esos caso “cerrados y con veredicto”, pero me parecen interesantes tus apreciaciones, así que respondo:

      1) La única forma de exculpar a Relegare y Lapho es asegurarse de su desconocimiento de la presencia diabólica en Jaferiya, algo más difícil que en el caso de Alcinus. Efectivamente, participar en la Marcha sería una forma de limpiar más su nombre.

      2) ¿Quién entiende las motivaciones de un demonio? ¿Tal vez quería implicar al propio Alcinus de “colaborar” con un demonio? ¿O tal vez los aliados demoniacos de Jaferiya eran “rivales” de Mendax en la jerarquía infernal…?

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: