RSS

Mirando al pasado: The Stormrider

13 Jul

stormrider_cover

¿Cuántas veces he dicho que a la quinta edición de Ars Magica le faltaba una aventura introductoria? Por eso, llevado por la nostalgia (y por algún comentario en este blog), me he puesto a releer todo un clásico como The Stormrider, que es lo más parecido a una partida de iniciación que ha existido para el juego. El producto nació en los tiempos de segunda edición, y su propósito era precisamente ese: facilitar el acceso de los jugadores al universo de Ars Magica. La idea funcionó tan bien que el producto volvería a aparecer, con reglas adaptadas, en tercera edición, y luego tendría una (denostada) secuela en cuarta edición.

Pero lo que yo voy a reseñar es el original, del año 1989, escrito por los mismísimos Mark Rein·Hagen y Jonathan Tweet, los creadores del juego. Nos encontramos ante un producto un tanto inusual, compuesto por dos elementos diferentes. Por un lado tenemos el suplemento propiamente dicho, un libreto de apenas 16 páginas con formato grapa, portada (totalmente icónica) a color e interior en blanco y negro sin apenas ilustraciones. Por otro lado, el libreto venía acompañado de una serie de tarjetas en las que se incluía no solo información relativa a la partida propiamente dicha, sino también a Ars Magica en general. Todos los contenidos venían en una bolsita de plástico, formando un Jump Start Kit, o kit de inicio, que es precisamente el subtítulo del producto.

Quiero detenerme un poco en esas tarjetas. Digo “tarjetas” pero más bien eran cuartillas, de tamaño A5, más o menos. En total había 24, impresas a dos caras, y eran mucho más que ayudas para jugar la aventura: eran un resumen, sintetizado y efectivo, de las reglas del juego. Así, había una tarjeta que resumía las tiradas básicas del sistema, otra que resumía el combate y otra que resumía el sistema de magia. Con leer cada una de las tres (venían varias copias de cada una de ellas para repartir entre los jugadores), el jugador tardaría como mucho 10 minutos en tener una idea aproximada de cómo funcionaba el juego. También había otra tarjeta con información sobre la leyenda del Jinete de la Tormenta, que podían leer los jugadores para saber lo que sabían sus personajes. Ocho de las tarjetas eran las fichas de los personajes pregenerados para la aventura, entre los que, curiosamente, solo había dos magos… y ni eso, porque eran aprendices (muy avanzados, eso sí). Eso no quiere decir que hagan falta ocho jugadores para jugar la aventura; como es habitual en Ars, un jugador puede llevar más de un personaje, y de hecho el suplemento sugiere un reparto en función del número de jugadores disponibles. El resto de tarjetas estaban etiquetadas para que solo las viera el narrador, e incluían desde las características de los principales PNJs de la aventura hasta la auténtica historia del Jinete de la Tormenta, claro.

Una vez leídas las tarjetas, cualquier jugador, aunque no hubiera leído ni una letra sobre Ars Magica, tendría muy claro cuál era más o menos la situación al principio de la partida. Y hablando de la partida, ¿de qué va exactamente The Stormrider? Pues como casi todos los contenidos para segunda edición, la aventura estaba ambientada en las cercanías de Mistridge y el Val du Bosque, en Provenza. Mistridge era lo más parecido a un covenant “oficial” de Ars Magica, y algunos de sus habitantes tendrían una importancia específica en esta aventura: todos los personajes pregenerados son miembros del covenant, y lo que es más importante, todos tienen algo que les empuja a buscar al Jinete de la Tormenta, arrancando así la aventura de forma automática. Porque la partida empieza una inhóspita noche lluviosa en la que un centinela de Mistridge atisba unos rayos que surgen de un pueblo cercano y suben hacia el cielo, señal inequívoca del regreso del Jinete de la Tormenta, una criatura que según las leyendas locales acompaña a las tormentas más fuertes para sembrar la destrucción y el caos allá donde pisa su caballo.

Pero antes de seguir adelante con la trama, debo destacar el tono en que está escrito el módulo, que refuerza su ánimo didáctico en todo momento. Desde una explicación inicial de las particularidades de una partida de Ars Magica hasta los recordatorios constantes sobre reglas a lo largo de las páginas posteriores, todo está pensado al milímetro: se hace hincapié en la información que se debe destacar más a los jugadores, se incluyen textos descriptivos para quien los quiera usar, se hacen recordatorios sobre las reglas más complicadas, se contemplan posibles variantes en los actos de los personajes e incluso se dan algunos sabios consejos para quienes quieran continuar jugando su partida ambientada en Mistridge con estos personajes. En resumen, que la aventura está muy bien pensada.

Stormrider_StFabia

Dicho lo cual, no entraré muy en detalle en los pormenores de la trama, por si hay quien quisiera jugarla. El argumento gira en torno al ya mencionado Jinete y a su nueva visita al Val du Bosque, y en general es una alegoría sobre los excesos que producen la furia y el odio. Tras una escapada medio a escondidas de los dos aprendices y un viaje por medio valle con más o menos complicaciones, la cosa termina, claro, con un enfrentamiento contra el temido Jinete, que no resulta ser como (o quien) todo el mundo creía que sería. El desenlace tiene un componente poético que me ha vuelto a sorprender, 25 años después de leerlo por primera vez. Más allá de eso, baste decir que como buena partida introductoria, peca un poco de railroading (de hecho una parte de la acción se ve guiada por las visiones que experimenta uno de los personajes, en momentos concretos de la partida), pero eso es algo que entra dentro de lo aceptable en una aventura de este tipo.

Creo que la aventura se podría (y se debería) adaptar a las reglas de quinta edición, pero por lo demás me parece perfectamente aprovechable como esa aventura introductoria que tantas veces he dicho que le falta a la edición actual. Ciertamente habrá que corregir algunas puntuaciones de poder, algunos factores de dificultad y algunas estadísticas de combate (en concreto los poderes de la montura del Jinete me parecen desproporcionados), y si se usan los personajes pregenerados también habría que adaptarlos un poco. Pero es algo razonablemente fácil de hacer, y con eso tendríamos una aventura perfectamente útil para quinta.

Puede que The Stormrider fuera una aventura sencilla y, hasta cierto punto, dirigida. Pero también creo que su utilidad iba más allá de eso: su objetivo, y eso lo cumplía a la perfección, era presentar el sistema y el mundo de Ars Magica a los jugadores de forma inmediata y sencilla, algo que a veces se ha echado de menos en la quinta edición. También era una partida rápida, directa y dinámica, algo que a veces uno olvida que se puede hacer con Ars Magica. Y solo por eso ya me parece bastante recomendable.

RotSR_cover

Como decía, The Stormrider tendría varias manifestaciones posteriores. Se reeditó para tercera edición con el mismo contenido y reglas adaptadas, un manual que en España publicaría Kerykion como El Jinete de la Tormenta. La historia continuaría en Return of the Stormrider, ya para cuarta edición, en la que un grupo de personajes (de nuevo, personajes pregenerados, concentrados en este caso en una separata central, y no en tarjetas) que viajan hacia Mistridge se encuentran con una nueva manifestación de la legendaria criatura. El manual, publicado por La Factoría en nuestro país con el título El Regreso del Jinete de la Tormenta, carecía del dinamismo e inmediatez de la primera parte, por no comentar que presentaba ciertas inconsistencias y estadísticas cuestionables (de nuevo, el caballo del Jinete es una criatura formidable… demasiado formidable para una aventura de iniciación). No fue una secuela especialmente brillante.

Pero el producto original sí lo fue, sin lugar a dudas. Así que yo le doy un…

4stars

Anuncios
 
7 comentarios

Publicado por en 13 julio, 2015 en Reseñas

 

Etiquetas: ,

7 Respuestas a “Mirando al pasado: The Stormrider

  1. EbaN de Pedralbes

    13 julio, 2015 at 3:52 pm

    Yo jugué esta partida como jugador en tercera edición, y luego la dirigí dos veces más como director de juego. Es una buena partida de introducción, y la historia es muy buena.

     
    • Teotimus

      13 julio, 2015 at 3:55 pm

      Yo creo que la he arbitrado solo una vez, pero confieso que, junto con Calebais, es la que me “abrió los ojos” a lo que podía dar de sí Ars. Le tengo un cariño muy especial.

       
  2. Alandeil

    14 julio, 2015 at 10:26 pm

    Gracias por la reseña!

     
  3. Paco Lorenzo

    19 julio, 2015 at 10:08 pm

    Gracias por la reseña de “El Jinete de la Tormenta”.

    Como te comenté en otro comentario mis hijos y mujer quieren jugar ésta aventura y estoy comparando diferencias entre la tercera y quinta edición y para ello me estoy guiando de esa “enseñanza programada” que viene en la aventura y comparándola con las reglas de la 5ª. No me había encontrado en mis años de juego de rol con una aventura que enseñase los riesgos que entrañan cierto tipo de comportamientos entre los nosotros los humanos y esta aventura los muestra con creces. El hecho de que se desarrolle en Europa, y no en un mundo fantástico, y que se introduzcan temas relacionados con las creencias populares le da un aire de realismo que hace que los esfuerzos por adaptar la aventura a la 5ª edición valgan la pena.

    Al final el trabajo es demasiado para un chico de 14 años y me ha tocado a mi hacer de master de la partida. Ya te iré pidiendo tu opinión conforme me vayan surgiendo las dudas.

    Un saludo y gracias otra vez.

     
    • Teotimus

      19 julio, 2015 at 10:21 pm

      Gracias a ti, realmente volver a leer The Stormrider ha sido un viaje al pasado muy interesante. Me interesa mucho saber cómo adaptas la partida, y cómo acaba funcionando cuando la arbitres. Si te puedo ayudar en algo, no dudes en preguntar.

       
    • Néstor Solano Grima

      24 julio, 2015 at 6:10 pm

      A mí también me interesa ver cómo la adaptas! Yo voy a tener que hacerlo, porque quiero arbitrarla en mi saga y ésta ya está empezada, pero sólo llevna un año de juego así que estoy en el tiempo perfecto. Suerte con tu partida!

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: