RSS

Reseña de Through the Aegis

11 Jun

TtA_cover

Through the Aegis: Developed Covenants es un tomo que explica de forma meridiana sus contenidos en su título: sus páginas contienen cinco covenants totalmente desarrollados para Ars Magica. Cinco agrupaciones de magos en diferentes fases de desarrollo, en consonancia con las diferentes estaciones que puede tener un covenant: primavera, verano, otoño, invierno… y segunda primavera. En otras palabras, un ciclo completo de un covenant, descrito en todo lujo de detalles.

Físicamente, el manual es como los del resto de la línea: tapa dura, portada a color con ilustración de Christian St. Pierre e interior en blanco y negro, con ilustraciones del propio St. Pierre y algunos otros habituales de la línea (Brett Barkley, Jenna Fowler), a los que en este caso se ha añadido una novedad, un tal Jethro Lente al que no tenía controlado. Las ilustraciones, como siempre, cumplen más por la atmósfera que transmiten que por su espectacularidad. La única diferencia del manual respecto a otros de la línea es que este tiene algunas páginas más: en lugar de las habituales 144 páginas, se va a las 160. Y cada una de ellas está aprovechada al máximo, debo decir.

Pero vayamos al contenido, que es lo que nos interesa. Cada uno de los capítulos y covenants del libro se divide en varias secciones: descripción del covenant, de sus miembros (mágicos y mundanos) y de sus recursos, de la región que les rodea, de sus relaciones externas a todos los niveles… La descripción es realmente exhaustiva, y no se echa de menos nada. Se incluyen estadísticas completas para quienes utilizan Covenants, incluyendo desde los laboratorios desarrollados de los personajes hasta la lealtad del covenfolk. También se tiene muy en cuenta el Tribunal en el que se encuentra cada covenant, respetándose las tradiciones de cada uno: así, el covenant de Tebas tiene su patrón mágico, el covenant de Hibernia su cathach, etc. Es tal la profundidad de los datos que es recomendable leer cada capítulo con tranquilidad, desgranando cada parte, para hacerse una idea de la profundidad de los covenants descritos. Cada capítulo se cierra explicando el papel que pueden jugar los jugadores, y citando los temas narrativos más importantes que representa cada covenant y la forma en que pueden manifestarse en una aventura o una saga: el cambio, la independencia, el respeto por la tradición, el aislamiento, el renacimiento… Evidentemente, cada estación es diferente para cada covenant, que tendrá unos objetivos y prioridades distintos.

Nótese que en ningún caso es necesario (aunque ciertamente es recomendable) tener ni Covenants, ni los manuales de los Tribunales en cuestión, ni siquiera los diversos manuales de los que se extraen algunas características de los personajes que aparecen aquí: cuando el dato es realmente importante, se hace una somera explicación para que quien no tenga el manual pueda saber un poco por dónde van los tiros.

Y ahora sí, vamos a hablar de los covenants. El primero que nos encontramos, el covenant de primavera, es The Northern Seas, el covenant de los Mares del Norte. Un covenant itinerante (sí, parece que están de moda), y que en esta ocasión consiste en una flotilla de barcos con base en el Tribunal de Normandía, pero que se mueve por todas las regiones marítimas cercanas. Es un covenant de reciente creación cuyo fundador, un ambicioso mago Tytalus, pretende nada menos que crear un nuevo Tribunal aprovechando un lugar en el que la presencia de la Orden no está establecida: los mares de la Europa Mítica. Es un covenant joven, con pocos recursos y mucha ambición, que ofrece una buena dosis de aventuras marinas, lo cual es una variante muy de agradecer. Por no comentar que las connotaciones políticas de crear ese nuevo Tribunal podrían ser de lo más interesantes…

TtA2

El segundo covenant, de verano, es Jardin, situado en el Tribunal de Provenza, y muy adecuadamente, su tema central es el amor cortés. Pero un amor con un giro muy perturbador y siniestro, pues en el interior de dicho covenant existe un regio en el que los más valientes se adentran para descubrir cuál es el auténtico amor de su vida… que no tiene que ser una persona, naturalmente. No todos alcanzan su objetivo, pero todos los que entran salen del regio profundamente transformados. La líder del covenant, una maga Jerbiton, se ha convertido en una auténtica musa de trobadores y artistas, que acuden desde toda la región para verla y de paso, buscar su amor verdadero. Pero el regio es solo uno de los aspectos en torno a los que gira la vida en el covenant: el conflicto político-religioso que azota la región, y que ha desatado la reciente (y terrible) Cruzada Albigense, también está muy presente en Jardin.

Didyma es el tercer covenant, en la estación de otoño. Se encuentra en el Tribunal de Tebas y se caracteriza por ocupar unos antiguos templos en los que vive desde tiempo inmemorial un linaje de adivinos y oráculos. Esos oráculos, los Brachidae, han sido adoptados por la Casa Ex Miscellanea, y sus actuales descendientes aún habitan en esa morada ancestral. Como no podía ser de otra forma tratándose de un covenant de otoño, nos encontramos con un lugar preñado de conflictos y tramas políticas, de influencias y tejemanejes mundanos y mágicos que harán las delicias de cualquier grupo de jugadores aficionados a sagas de este tipo. Eso sí, en ningún momento se olvida el lado mítico del Tribunal, naturalmente. Baste decir que en el covenant vive un magus Merinita llamado Herakles, que cree ser la reencarnación del héroe griego del mismo nombre. Casi nada…

El covenant de invierno es Longmist, situado en el Tribunal de Hibernia. Otrora majestuoso escenario al que acudían reyes mundanos y príncipes feéricos, en la actualidad el covenant yace oculto en un neblinoso valle, convertido en una ruina en la que los dos miembros más viejos viven enfrentados en un conflicto eterno, manipulado por motivos desconocidos por los Tuatha de Dannan, una de las razas feéricas más antiguas de Irlanda. Para acabar de arreglar las cosas, el cathach (un trofeo que necesita todo covenant en Hibernia para demostrar su valía) es nada menos que la piel de lobo de un mago Bjornaer, lo que hace que Longmist tenga un enfrentamiento constante con los descendientes de ese mago, que han formado un covenant itinerante y atacan recurrentemente el covenant. Un lugar crepuscular y decadente que solo unos pocos magos jóvenes podrán evitar que acabe desapareciendo por completo.

TtA1

Por último, el covenant que representa la primavera renacida es Collem Leonis, situado en el extremo occidental del Tribunal del Rin. Tras un pasado glorioso, ahora ha llegado sangre nueva al covenant que debe intentar insuflar nuevas energías a un lugar casi abandonado, en el que solo queda una maga anciana decidida a mantener vivo su hogar. Varios de los magos recién llegados están muy implicados en temas importantes en el Tribunal del Rin, como la investigación sobre la Orden de Odín o la imparable expansión de las ciudades germanas y su efecto sobre las áreas mágicas. Si en Longmist la lucha de los jugadores será interna, por evitar la destrucción del covenant, en este caso los esfuerzos de los PJs irán dirigidos hacia el exterior, y deberán intentar recuperar los desperdigados recursos del covenant y hacerlo avanzar hacia un nuevo día, demostrando que, como las estaciones del año, el ciclo de los covenants es en realidad un cambio constante.

Y más o menos eso es todo. La verdad es que el manual me ha gustado bastante. Como ya he dicho la información es exhaustiva, y cada uno de los covenants tiene una personalidad claramente diferenciada que además permite apreciar los matices entre las diferentes estaciones. Pero el interés de Through the Aegis va mucho más allá de eso. De hecho, sin intención de exagerar, creo que es un suplemento casi de compra obligada para cualquier buen fan de Ars Magica por varios motivos. Primero, porque su contenido se puede utilizar de muchas y muy variadas maneras: se pueden usar los covenants como el hogar de los PJs, sí, pero también como un covenant “PNJ”, e incluso se pueden simplemente tomar personajes, objetos o conceptos sueltos para integrar en nuestras partidas. Ya solo por eso, supone una mina de información e ideas.

Por si eso fuera poco, el manual también ofrece ejemplos prácticos y completos sobre cualquier aspecto de la vida de un covenant, para que cualquier narrador novato pueda salir de dudas. En ese sentido, también se incluyen confirmaciones importantes sobre reglas o mecánicas que siempre han estado en el aire: el Aegis definitivamente tiene que penetrar, e incluso se incluye una variante del Wizard’s Communion con una duración extendida para usar en rituales de este tipo, solventando también alguna sempiterna duda que había sobre los hechizos de Muto Vim.

Otra cosa que me ha gustado es que el manual presenta personajes realistas que han sido avanzados temporada por temporada hasta su estado actual. Nada de máquinas de destrucción con todas las Artes a 25, incontables hechizos, laboratorios perfectos y objetos ideales. No, las puntuaciones y todos los detalles son coherentes con cada personaje, y me alegra ver que lejos de cosas que ve a veces uno por ahí, lo de las Artes a 25 es más una excepción que una norma. (No se puede decir lo mismo de algunas bibliotecas, en las que creo que se les ha ido un poco la mano, pero eso ya es cuestión de opiniones).

Solo hay un pequeño “pero” que tengo que ponerle al manual, y es que a lo largo de los cinco covenants que aparecen, he echado de menos la presencia de algún mago que desarrollara algún concepto hermético presentado en algún manual previo de la línea, para que el lector pudiera ver cómo se puede integrar algo así en un covenant. Si se ha tenido tanto cuidado de ser coherente con las tradiciones de cada Tribunal publicado, ¿por qué no redondear la faena incluyendo un Bjornaer que hubiera avanzado en los misterios de su casa? ¿O un Bonisagus que hubiese hecho algún importante avance hermético? Imagino que no lo habrán hecho para no “forzar” todavía más al lector a tener otros manuales para aprovechar del todo este, pero creo que era la oportunidad ideal para hacer algo así, y no la han aprovechado: más allá de la existencia de los Brachidae de Didyma, que son una nueva tradición de los Ex Miscellanea, la cosa no pasa de alguna mención fugaz de los misterios en algún personaje. En cualquier caso, es una cosa muy menor que no desmerece para nada el producto final.

Así que yo le doy un…

4stars

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 11 junio, 2015 en Reseñas

 

Etiquetas:

3 Respuestas a “Reseña de Through the Aegis

  1. Alandeil

    12 junio, 2015 at 9:33 pm

    Creo que este suplemento deberian plantearselo en holocubierta porque me parece ideal para los novatos que quieran crear un covenant y evolucionarlo, me parece una guia perfecta!

     
    • Teotimus

      13 junio, 2015 at 10:08 am

      Sin duda. El único problema serían las referencias a manuales publicados en la línea en inglés, que habría que adaptar de alguna forma. Pero sí, este material es muy útil para que la gente que empieza a jugar le pierda el miedo a Ars…

       
  2. EbaN de Pedralbes

    14 junio, 2015 at 2:23 am

    Tiene muy buena pinta, una excelente ayuda de juego.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: