RSS

Soplan vientos de cambio…

15 May

El pasado martes, David Chart, editor de la línea de Ars Magica 5ª Edición desde su nacimiento (e incluso un poco antes), anunció que a finales de 2015 abandonará el barco. Según una sincera y honesta nota de despedida, ya no le queda nada por ofrecer a la línea, a la que ha llevado hacia donde siempre quiso desde un buen principio, asumiendo tanto las consecuencias positivas como las (pocas, diría) negativas. A lo largo de esta década larga, Chart ha hecho un trabajo ejemplar: cogió un juego clásico que poco antes había corrido riesgo de desaparecer y logró algo aparentemente imposible, remozarlo por completo de arriba abajo sin que por ello perdiera un ápice de su esencia. Sus objetivos siempre fueron dos: ofrecer un material con una documentación histórica exhaustiva y completa, y desarrollar un sistema complejo (que no siempre complicado) pero que permitiera hacer lo que el juego siempre había anunciado desde primera edición: llevar el papel de un mago más allá que cualquier otro juego de rol.

Y lo consiguió con creces. Confieso que cuando leí por primera vez la quinta edición de Ars, no me gustó. De hecho fue uno de los motivos (no el único, ni el más importante) de que dejara de arbitrar el juego unos años. Pero cuando descansé un poco y volví a leerlo, entendí lo que Chart y su equipo habían querido hacer… y, de hecho, habían conseguido. La quinta edición es, es sin duda, la más completa y para mí la mejor edición del juego hasta la fecha. Chart no solo ha tenido claro lo que quería hacer durante estos años, sino que se ha rodeado del mejor equipo de colaboradores para hacerlo. Escritores con una capacidad inagotable para documentar un tema y luego escribir sobre él de una forma amena, desarrolladores de contenidos ávidos por dar una vuelta de tuerca más al sistema, por crear una nueva tradición mágica con nuevas reglas… Sin duda, no ha sido plato de buen gusto para todo el mundo. No es casualidad que Ars Magica sea un juego minoritario después de cinco ediciones. No todo el mundo aguanta (o aprecia) la densidad de los textos y la complejidad de sus reglas. Pero para quienes éramos fans de ediciones anteriores, para quienes incluso lo descubrieron con quinta edición y supieron apreciar sus particularidades, creo que esta edición nos abrió un poco las puertas del cielo. Así que desde aquí solo puedo darle las gracias al señor Chart por el soberbio trabajo que ha hecho con la línea. Deja un legado enormemente sólido y consistente, probablemente el más importante para el juego desde que Jonathan Tweet y Mark Rein·Hagen se inventaran lo de las técnicas y las formas y la Europa Mítica hace ya unos cuantos años. (El único pero que puedo ponerle a su trabajo es que durante más de diez años los manuales de Ars no evolucionaran estéticamente ni un milímetro. Es otra decisión claramente consciente por su parte y cuyo propósito comparto y entiendo, pero sin duda no hizo mucho por hacer que el juego fuese más “vendible”. Y aun así, creo que es un pero muy pequeñito).

Y ahora… ¿qué? Pues ahora, como digo, soplan vientos de cambio. Durante los últimos meses han ido apareciendo en el foro oficial del juego una serie de hilos en los que se hablaba de lo que debería tener o no tener una posible sexta edición del juego. Ciertamente, en los últimos dos años se ha notado un pequeño (muy pequeño) estancamiento en la variedad de suplementos para la línea: agotados ya todos los rincones de la Europa Mítica, solo quedaba salirse de sus límites o bien ofrecernos aventuras, y eso es básicamente lo que nos ha proporcionado Atlas en los últimos tiempos, junto con algún que otro manual de Tribunal pendiente. Todos ellos suplementos con una calidad incuestionable, pequeñas perlas de un filón que, poco a poco, se iba secando.

Según mi punto de vista, Atlas tenía dos opciones con la marcha de Chart: mantener la quinta edición o lanzarse a una sexta. La primera opción pasaría inevitablemente por aprovechar ese legado del que hablaba más arriba, pero aplicando un nuevo enfoque de contenidos desde la misma base, sacando una versión “5.5” (¿tal vez una “Edición 30 aniversario” para 2017?) que puliera los defectos o los puntos oscuros que tienen las reglas, para luego dar realmente un paso importante y replantear el tipo de suplementos que podrían salir. Nuevas ambientaciones temporales, nuevas versiones de Tribunales publicados en ediciones anteriores, incluso nuevos mundos en los que aplicar el sistema. Ya lo comenté en su momento en un artículo que hice hace un tiempo hablando de este tema, así que no me extenderé más.

La opción de la sexta edición probablemente sería económicamente más sensata, aunque correría el riesgo que corre cualquier cambio de edición. Tras una década empapándose del mundo de Ars Magica en esta edición, no sé cuántos jugadores darían (daríamos) el salto, y no sé si los que se quedarían en el camino quedarían debidamente compensados por el nuevo influjo de jugadores que traería esa edición. Por otra parte, sería un borrón y cuenta nueva, que abriría nuevas fronteras y nuevas opciones que ahora no tienen cabida en el juego.

La elección ya la ha tomado Atlas en un comunicado que ha emitido esta misma tarde… anunciando ni una cosa ni la otra. De hecho, ha anunciado el cierre de la línea de quinta edición, que llegará a su fin con tres manuales que saldrán en los próximos meses. Dos de ellos ya los conocíamos, Thrice-Told Tales y el famoso manual sobre Egipto, que por fin tiene nombre, Lands of the Nile. El tercero y último será un canto de cisne de lo más adecuado: Dies Irae, un suplemento que reunirá cuatro grandes amenazas que podrían acabar con el mundo tal y como lo conocemos… si los jugadores no lo impiden. Eso será en enero o febrero de 2016. Y a partir de ahí… se acabó Ars Magica, al menos en su quinta edición.

Porque luego llegará la versión Gumshoe de la que ya se había hablado, y que, parece, también tiene nombre ya definitivo: Tales of the Quaesitoris. También nos llegarán dos playsets de Ars para Fiasco. Pero a la gran pregunta, “¿Habrá sexta edición del juego?”, la respuesta es… no. Atlas no descarta planteársela para el futuro, pero no es algo que por ahora vayan a hacer. De nuevo, su honestidad les honra: lo fácil sería sacar una nueva edición para volver a rascar el bolsillo de los fans, pero como ellos mismos dicen, no creen en ese modelo. Por dolorosa que sea la decisión de cerrar la línea, también mantiene la coherencia que ha tenido la empresa desde el principio. Afrontar una nueva edición con el precedente del trabajo de Chart no es un reto fácil, y precisamente por eso, por la calidad del trabajo desarrollado durante estos años por el equipo de autores, la línea se merece un tiempo navegando en solitario, confiando en su solidez mecánica, en su riqueza argumental y narrativa y por qué no decirlo, en una comunidad de fans enormemente activa y participativa, para que siga viva. Haya o no haya sexta edición, estos libros merecen ser exprimidos hasta la última gota, y eso podría llevar un tiempo a cualquier grupo, a cualquier fan. Y seguirá habiendo números de Sub Rosa, y esos productos paralelos que seguirán manteniendo activo el mundo de Ars hasta el siguiente puerto.

Yo prefiero mantener el optimismo. Llamadlo apego a un juego que me lleva acompañando más de dos décadas en mi vida como rolero. Prefiero considerar esto un punto y aparte, y no un punto final, y como decía, apuesto por que se sacará algo gordo para el trigésimo aniversario del juego, en 2017. Mientras tanto, hay una línea entera de fabulosos suplementos de la que disfrutar, trece Tribunales en los que jugar y un mundo de aventuras y magia que descubrir. Cojamos unos cuantos peones de vis y sigamos manteniendo la llama encendida…

Anuncios
 
8 comentarios

Publicado por en 15 mayo, 2015 en Opinión

 

Etiquetas:

8 Respuestas a “Soplan vientos de cambio…

  1. Carlos de la Cruz

    15 mayo, 2015 at 2:45 am

    Ay… yo me he quedado mucho más chafado que tú con la noticia :(. Me parece que, aunque es verdad que el ritmo era menor, todavía existía margen para sacar suplementos, y me estaban sorprendiendo muy gratamente los últimos.

    Quizá en el futuro salga la sexta edición, puede que para el 30 aniversario… o para 2020, cuando hayan pasado 33 años y toque hacer un nuevo Gran Tribunal ;). Pero lo cierto es que, cuando algo se cancela no es porque sí. Yo me temo que el juego no era rentable, y no sé si lo será en el futuro.

    Siempre nos quedarán los fanzines y la afición en general. Y los libros sigue “funcionando” ;). Pero que se cancele el juego nunca es una buena noticia.

    En fin, ya veremos qué nos depara el futuro.

     
    • Teotimus

      15 mayo, 2015 at 8:06 am

      No te creas, a mí también me ha dejado planchadísimo, no me lo esperaba para nada. Pero la esperanza es lo último que se pierde…

      Sin duda hay motivos económicos detrás: no creo que hacer un manual de Ars sea nada barato, y nunca ha sido un superventas. Además Ars es (o era, hasta el reciente Feng Shui 2) el único juego de rol que le quedaba a Atlas, a quien creo que el resto de líneas le funcionan bastante bien. Es cierto que muy pocos juegos sobreviven a estos anuncios, y por encima de todo, me parece que la figura de Chart es insustuible, una persona con un concepto claro de hacia dónde debe ir el juego.

      Por otro lado, cuando Atlas lo cogió, el juego estaba igual o peor. Por ahora quiero creer que no lo dan por muerto del todo… Pero efectivamente, el tiempo dirá.

       
  2. Pablo Moreno

    15 mayo, 2015 at 8:37 pm

    Buenas, nuna he escrito antes en el blog pero lo sigo habitualmente.

    En este punto yo abogaría por una nueva edición que volviera a los origenes de Ars. A ver, me encanta 5a edición, pero es cierto que ya está completa. Sobre todo a tema de reglas. Esta edición no nos la podrá quitar nadie y tendrá vigor durante muchos años. Pero quizás, la 6a edición, mas allá de pequeños cambios en las reglas, debería volver a la épica de antaño. Yo empecé hace ahora 19 años con la 3a edición, y todavía hecho en falta el regusto que me dejaba. En la actualidad, 5a ha satisfecho las necesidades de aquellos que preferíamos un mayor rigor histórico. Ahora que lo tenemos creo que es el momento de volver atrás. A los antiguos jugadores nos encantará volver a tener a flambeau de pelo en pecho y podría ser más atractiva para nuevos jugadores. Si hay algo que se puede achacar a Ars es el elitismo que desprende. El juego de la facultad de historia, como dicen. Ese afán provocaba cosas poco atractivas para nuevas generaciones. El otro otro día leia el artículo sobre la el suplemento de la Orden de Hermes (no recuerdo si era de 1a o 2a edición) y me provocó una añoranza increíble.

    Un cambio en el periodo histórico seria también interesante. Yo no abogaría ni por uno ni por otro, sino por un básico mas amplio donde entraran varias líneas temporales: la fundación, la guerra del cisma, la ruptura, y finalmente algo sobre el siglo XIV O XV. Algo parecido al ultimo Subrosa.

    En cuestión de reglas, yo haría pocos cambios. Quizás algo de la parma mágica para que no pueda detener espadas de puntos rosas de imaginen, o el que el Aegis tenga que penetrar. Quizás diseñar un sistema de combate mas complejo que viniera ya en el básico… Hecho mucho de menos el sistema de turnos de 3a, con fase de arquería, cuerpo a cuerpo, arquería de nuevo y finalmente hechizos. Aunque reconozco que es mas por añoranza que por otra cosa.

    Bueno, no sé si me explico o no, pero en definitiva creo que la 6a edición debería encandilar a las nuevas generaciones y revivir el sentimiento de aquellos que empezamos en 3a o incluso en 2a. En mi opinión serían la mejor manera de aumentar la audiencia del juego y que éste continuara en el tiempo.

    Por cierto, se que tiene algunas criticas, pero estoy deseando hincarle el diente al Magic Shoe XD

     
    • Teotimus

      15 mayo, 2015 at 8:53 pm

      Ante todo, gracias por seguir el blog, y gracias por el interesantísimo comentario. Te explicas perfectamente, y comparto casi todas tus opiniones. Yo tuve esa misma sensación de nostalgia hace poco cuando leía The Order of Hermes para hacer la reseña, y parecía que, salvando las distancias, eran dos juegos diferentes. Como tan clarividentemente ponía en las notas de adaptación de cuarta a quinta edición en el básico, “nada cambia pero todo cambia”…

      Y sí, sin duda si hay un esfuerzo que debe hacer Ars para seguir vivo es el de borrar esa imagen de historicismo galopante. Que es en parte cierta (e interesante, añado), pero también es igual de cierto que detrás de todos esos datos, si logras superarlos, hay un juego que puede ser casi tan high fantasy como el que más, y eso no siempre llega al aficionado que no lo ha probado. Ese puede ser un rumbo a seguir si realmente se hace esa 6ª edición, tal vez um rumbo necesario si se quiere aumentar la rentabilidad de la línea. En cuanto a los cambios de reglas… la cosa daría como mínimo para una entrada (me lo apunto), pero yo siempre he pensado que el síndrome del punto rosa es bien fácil de resolver asumiendo una “inteligencia” en la Parma. Sin embargo, sí que creo que la Parma es terriblemente poderosa en sexta edición, y tal vez habría que reevaluarla en una hipotética nueva edición. En cuanto al combate, te doy la razón, un poco a mi pesar. Una cosa es que el combate no sea el principal protagonista del juego, y otra es que no presente una estructura y coherencia mínimas. Menos mal que a alguien se le ocurrió arreglar en parte el entuerto en Lords of Men…

      Ah, y en cuanto a lo de Gumshoe, yo digo lo de siempre: nunca he probado el sistema, así que tal vez ese Magic Shoe sea la oportunidad ideal para hacerlo. Veremos cuándo llega. Mientras tanto, disfrutemos de estos tres últimos manuales, que seguro que están a la altura del resto de la línea (ese Dies Irae me ha puesto los dientes largos…).

       
  3. Rodrigo

    16 mayo, 2015 at 1:22 am

    Se va uno de los grandes. Probablemente mi juego favorito y uno de los que menos he jugado. Y ese era el gran problema, yo creo. Porque creo que no me pasaba a mi solo, creo que había quien se acercaba y abandonaba o se quedaba en un teórico. Y ese publico no da dinero y Atlas Games es una empresa… Caen los románticos y no queda nada.

    Un sistema rico y espectacular de magia pero que menospreciaba el resto del combate. Eso y otras cosas hacia que las aventuras fueran diferentes, para bien y para mal, porque también las hacia difíciles de jugar y dirigir.

    Además, en 1992 creo recordar que compré la estrenada tercera edición en Canadá. Según decís el juego salió en 1987. Es decir, cinco años para dos ediciones, luego tercera… El infierno que trato de ignorar por la pésima cuarta… Y quinta ya 10 años… A lo mejor es un ritmo bajo para los tiempos que corren y eso también lo daña.

    En resumen , tristeza pero comprensión porque era lo que llevaba temiendo que ocurriera mch o tiempo…

     
    • Teotimus

      16 mayo, 2015 at 1:58 am

      Ars es un juego que requiere un importante cambio de mentalidad respecto a otros juegos de rol. Si narrador y jugadores tienen la motivación adecuada, si están dispuestos a jugar partidas con una estructura, un desarrollo y unas características diferentes, el juego te compensa con creces por todos los esfuerzos invertidos en aprender su reglamento y sus convenciones, en empaparte de su ambientación. Siempre quieres más. Pero como dices, las aventuras son diferentes para bien y para mal. Si los jugadores no están motivados o no saben del todo las consignas del juego, si te sales del guión o incluso si intentas aplicar ciertos códigos de otros juegos, el juego se resiente mucho. Y eso se nota especialmente en quinta edición, donde las diferencias entre un mago y un compañero son más grandes que nunca, y en ocasiones el combate resulta superfluo.

      Estoy de acuerdo en que tal vez ciertas características de Ars hacen que sea difícil “venderlo”, y probablemente han impedido la creación de una base de fans que adquirieran los productos de la línea en la cantidad deseable. Aun así, yo no lo cambio por nada, será que soy otro de esos románticos. También es mi juego favorito, y aunque he arbitrado varias sagas, algunas de ellas bastante largas, siempre he tenido la sensación de que estaba lejos de exprimir del todo el juego. Supongo que eso también es bueno y malo al mismo tiempo…

      En fin, veremos qué nos depara el futuro. Mientras tanto, “que nos quiten lo bailao”, y sigamos manteniendo el juego vivo en las mesas… ¡Nunca es tarde para jugarlo más! XD

      (Por cierto, estoy razonablemente seguro de que la segunda edición es de 1989… Yo soy bastante malo para las fechas, pero Project Redcap lo corrobora…).

       
  4. Alandeil

    16 mayo, 2015 at 12:51 pm

    Una pena pero todo en esta vida se acaba.

    Para una sexta edicion yo apostaria por un sistema parecido al de numenera en el que las tiradas las hacen solo los jugadores y en la que el DJ solo se tiene que preocupar por la historia. Eso libera al DJ de las distracciones con las reglas y para un juego como AM ta rico en su entorno y ambientacion le daria la vida, ademas los nuevos jugadores me da la impresion de que se sienten mas comodos con juegos como fate, hitos, o numenera todos siguen un patron más narrativo y liberando al master de reglas para que se dedique mas en la historia sin tener que aprenderse muchisimas reglas y estar pendiente de todo añadiendo tambien peso en la narracion a los jugadores.

    Es solo una idea que se me ha pasado por la cabeza, despues de leer numenera lo reconozco estoy enamorado del sistema jejeje!

     
    • Teotimus

      16 mayo, 2015 at 3:11 pm

      No es la primera opinión que veo a favor de FATE-izar (o… ¿Numenerizar?) Ars. Personalmente, aunque a mí me parecen polos opuestos y yo huiría bastante de ello (vamos a decir que ninguno de los dos sistemas se cuentan entre mis favoritos), sin duda sería una forma muy eficaz de acercar el juego a gente que ya conociera Ars, aunque fuera de oídas, y rentabilizar más la línea. No es mala idea, para nada.

      Después de todo, si se han atrevido con Gumshoe, y lo van a hacer con Fiasco… ¿por qué no con FATE?

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: