RSS

Realm Works, software de gestión de campañas (I)

17 Sep

RWlogo

Cualquier persona que arbitra una campaña razonablemente larga y compleja acaba sumido en un marasmo de notas, hojas de cálculo, referencias y documentación que le acaban volviendo un poco loco a menos que sea un obseso del orden (grupo entre los que no me incluyo). En los últimos años se ha popularizado el uso de herramientas informáticas que facilitan esas tareas, desde archivos subidos y ordenados en Google Drive hasta un clásico como OneNote. Ahora por fin nos llega la primera herramienta pensada por y para roleros, y que pretende ofrecer integrado en un solo espacio todo lo que necesita un director de juego para gestionar una campaña, haciéndole la vida más fácil: Realm Works, publicado por Lone Wolf Development, los mismos que crearon HeroLab.

De hecho, el propósito de Realm Works va más allá de la simple gestión de información, y es doble: al mismo tiempo que facilita la organización a los árbitros, también está pensado como herramienta de uso en partidas en vivo, a lo largo de las cuales el árbitro puede ir revelando información (en una segunda pantalla accesible solo a los jugadores) para que estos puedan consultarla fácilmente también después de la partida, desde casa, gracias a una versión “solo para jugadores” del programa. Incluso está previsto, en el futuro, una versión para navegador que permita a cualquier jugador conectarse remotamente para ver la información disponible sobre una partida en concreto. Una vez todas estas opciones estén implementadas, el acceso a esa información requerirá un pago mensual. Dicho pago se justifica con la existencia de un servicio de nube específico para el programa que optimizará la experiencia. Dado que aún no se han concretado del todo los detalles de ese pago, no me extenderé demasiado en el tema. En cualquier caso ese pago no será obligatorio, y se podrá usar RW perfectamente como base de datos (o para compartir información en vivo) sin tener que pagar nada más que la adquisición del programa propiamente dicho. (En esa misma nube, por cierto, se alojan desde un buen principio nuestros reinos/mundos aun cuando no los tengamos compartidos, haciendo las veces de copia de seguridad).

RW_2

Por último, cabe decir que está previsto que también exista un “mercado” en el que se comercializarán versiones para Realm Works de diferentes suplementos o manuales existentes, con toda la información de dichos suplementos introducida ya en un “reino” para que el árbitro pueda utilizarla sin teclear una sola palabra. En el Kickstarter se anunciaron ya algunos títulos, casi todos de Pathfinder, pero por ahora se sabe poco más al respecto.

Como veis, RW quiere abarcar muchas cosas. Por ahora me centraré en el primero de esos dos aspectos, el de gestión de información. Aun limitándonos a eso, Realm Works es un proyecto faraónico, con una ambición nunca vista en el sector. Eso es una ventaja y, al mismo tiempo, una desventaja. Una ventaja porque se convierte de inmediato en la herramienta de referencia para cualquier director de juego: en pocas palabras, con este programa lo puedes hacer todo… e incluso algo más. Sin embargo, esa ambición también le ha supuesto muchos inconvenientes en su corta vida: tras un exitoso Kickstarter el programa se lanzó con varios meses de retraso por cuestiones técnicas, y en un estado “semi-incompleto”. Aún a día de hoy hay varias características importantes no implementadas, la versión para jugador aún no ha sido comercializada (aunque está a punto) y hay ciertas cuestiones del funcionamiento interno del programa que no acaban de estar del todo bien enhebradas.

map_RW

Pero vayamos por partes. Como decía, el propósito principal de Realm Works es el de funcionar como base de datos o depósito de información para el director de juego. El programa permite abordar la creación de un mundo (o realm, como lo llaman) desde diferentes vertientes. Tantas, de hecho, que es importante pararse unos minutos antes de emprender la (ímproba) tarea de crear un mundo y decidir cuál es la mejor manera de hacerlo. Algunas de las opciones son:

  1. “De fuera adentro”: Crear primero los conceptos generales del mundo y luego ir detallando cada aspecto de ellos según sea necesario: empezar por un planeta (o una galaxia si jugamos a esa escala), para luego pasar a los continentes, los reinos o países, las regiones…
  2. “De dentro afuera”: Crear primero el escenario y los conceptos más inmediatos que se encontrarán los jugadores en la partida, para luego ir creando el resto de elementos más genéricos y amplios.
  3. “Guión”: Crear un guión con las aventuras y tramas básicas de la campaña, y desarrollar el resto de contenidos a partir de ahí.
  4. “Gráfico”: Crear un mapa y añadir los contenidos relacionados directamente con él: un valle aquí, una torre allá, un camino que lleva a… otro mapa, etc.

Aunque al final vamos a acabar haciendo más o menos lo mismo, es importante tomar la decisión correcta desde un buen principio. Uno de los principales “problemas” de Realm Works es que requiere una ingente cantidad de tiempo para introducir todos los datos del mundo, y racionalizar esa introducción de datos puede evitar un cierto síndrome de agotamiento que se dará tarde o temprano.

link_RW

Cada uno de los enfoques indicados más arriba se apoya en uno de los pilares de Realm Works: si queremos empezar a lo grande, nos iremos al “World Almanac” y empezaremos a introducir elementos. Sin embargo, si lo que queremos es crear solo los elementos relativos a una aventura pequeña o parte de la campaña en concreto, nos iremos a “Story Almanac” y haremos lo propio. Si lo que prefieres es empezar bosquejando el argumento y las fases de la partida, lo recomendable es ir a “Storyline” y crear, punto por punto, dichas partes de la trama, para desarrollar a partir de ahí el resto de contenidos. Por último, si prefieres empezar con un mapa del entorno principal de la partida, lo mejor será importar una imagen y utilizar la opción de “Smart Images” para ir añadiendo “pins”, o marcadores para resaltar lugares de importancia dentro del mapa, y crear sus correspondientes entradas en paralelo.

Una vez elegida la mejor opción para empezar, el proceso será más o menos igual en todos los casos: hay que empezar a “crear” nuestro reino. Se pueden crear cualquier tipo de entradas imaginables: personajes, lugares, comunidades, organizaciones, objetos… La lista es casi interminable. De hecho las opciones son tantas que realmente resulta casi abrumador. Y aquí llega el momento de dar uno de los consejos más importantes en Realm Works: utiliza solo lo que necesites e ignora todo lo demás. Si al principio lo que necesitas es crear unos PNJs y una región, limítate a eso. Si empiezas a examinar todas las opciones disponibles, llegarás a marearte. El programa incluye además una plantilla para cada uno de esos elementos, que podemos personalizar o usar para crear nuestras propias plantillas si así nos parece necesario: puedes crear una plantilla de “mago” o una de “grog” a partir de la plantilla “personaje”, o crear una plantilla de “covenant” a partir de la de “comunidad”, eliminando todos los datos que te resulten superfluos y dejando solo lo que sabes que quieres rellenar.

A partir de ahí, toca el trabajo de “picar piedra” y rellenar la información. Huelga decir que todo resultará mucho más fácil si tenemos alguna referencia de texto (PDF o similar) con alguna información ya introducida, que simplemente tengamos que copiar y pegar. Si tenemos que teclearlo todo, el trabajo va a ser largo, lo cual refuerza lo de “usar solo lo que necesites”. Tal vez para empezar lo más recomendable sea empezar con las opciones 2 o 4 de la lista anterior, y limitarnos a crear una cantidad de entradas reducida, para luego, si lo necesitamos, ir expandiendo el mundo. Pero bueno, cada uno tendrá sus gustos… El programa incluye varios tutoriales en forma de PDFs bastante completos que ayudan a dar los primeros pasos, y hay algún vídeo por ahí que también facilita la tarea.

Creo que como introducción al programa ya es suficiente. En una próxima entrada intentaré explicar cómo optimizar la introducción de información, y también explicaré alguno de los secretitos que hacen que Realm Works sea una herramienta muy interesante y, lo que es mejor, con un futuro brillante si se hacen las cosas bien. Por ahora, yo le doy un…

4stars

¡Ah, y me olvidaba! Si alguien quiere adquirirlo puede pasarse por aquí

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 17 septiembre, 2014 en Reseñas, Software

 

Etiquetas:

6 Respuestas a “Realm Works, software de gestión de campañas (I)

  1. Rubén Ángel Hernández Gómez

    18 septiembre, 2014 at 11:16 am

    Como idea está bien, pero lo del pago mensual por lo de la nube… no es más que una excusa, con todos los servicios en nube que existen, perfectamente puede haber una opción en el programa para sincronizar tus datos con cualquiera de tus cuentas en Mega, Dropbox, etc.

     
    • Teotimus

      18 septiembre, 2014 at 11:30 am

      Sí, es algo que se les comentó/criticó mucho durante los meses previos al lanzamiento. Supongo que también tiene que ver el hecho de que (por ahora) el programa no tiene opción de exportar su contenido a ningún formato tipo PDF o similar, y que todos los contenidos son accesibles solo a través del interface del propio programa. Tal vez implementar un acceso a una nube ajena desde dentro del programa implique problemas técnicos o de otro tipo, no sé.

      Yo por ahora le veo un uso claro para gestionar información y tenerla toda reunida en mismo sitio y vinculada perfectamente. Lo de compartir (pagando) no lo veo tan claro…

      Aquí hay más información sobre la nube de Realm Works, por si a alguien le interesa: http://www.wolflair.com/realmworks/features/the-power-of-the-cloud/

       
  2. Eduardo

    7 octubre, 2016 at 11:58 am

    Me gustaría consultar como has adaptado Ars magica en Realm Works…

     
    • Teotimus

      7 octubre, 2016 at 12:17 pm

      Pues… Es una pregunta bastante peliaguda. Básicamente lo uso como repositorio de información porque juego a Ars sobre todo por correo u online, y como mis jugadores no tienen instalada la versión para jugador, todo el lado de compartición de información y demás ha quedado aparcado hasta nueva orden.

      Lo que he hecho ha sido básicamente usarlo para organizar mi campaña mejor para mí personalmente. Usando las imágenes inteligentes en combinación con las entradas, por ejemplo, toda la información resulta mucho más accesible y fácil de entender. También he usado los árboles de relaciones entre personajes y la sección de organización de tramas y aventuras para vincularlo todo mejor. Básicamente me ha ayudado a tener las cosas más organizadas. El hecho de que se enlacen automáticamente los contenidos va muy bien, la verdad. Y también lo he usado como “enciclopedia”, creando una entidad por Tribunal de la Orden, subdividida en alianzas y magos.

      De todas formas Realm Works es un programa terriblemente completo (y complejo). Se puede abordar por varios frentes diferentes, yo lo he enfocado así porque mi saga es muy densa en cuanto a cantidad de PNJs y a su evolución con los PJs, pero según las características de tu partida, de lo que conozcas el programa y del uso que le vayas a dar, yo te diría que empezaras poquito a poquito, creando la alianza de los personajes y expandiendo a partir de ahí en función de lo que necesites de forma más inmediata. Es un programa que te puede hacer invertir muchísimo tiempo en cosas que no son inmediatamente necesarias.

      No sé si tienes alguna duda más concreta, si es así avísame y te intento ayudar…

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: