RSS

Achtung Cthulhu: The Trellborg Monstrosities

13 Sep

Trellborg

Durante el verano y estos primeros días de septiembre he estado arbitrando The Trellborg Monstrosities, una partida corta para Achtung Cthulhu, con el sistema de La Llamada de Cthulhu. Basada en la novela corta del mismo título escrita por John Houlihan (quien a la sazón también se ha encargado de la adaptación a aventura), la partida introduce a un grupo de aguerridos soldados Aliados (y más concretamente británicos) a los horrores que acechan en la Guerra Secreta, mientras en el mundo “normal” se libra la II Guerra Mundial. Tras recibir una notificación por parte de la resistencia noruega en la que se habla de extraños fenómenos en un pueblo en la frontera entre Noruega y Finlandia, la Sección M, un departamento Aliado no reconocido oficialmente pero fundado para contrarrestar la amenaza ocultista nazi, recluta a un grupo de soldados a los que envía en misión de reconocimiento a la zona en cuestión. Les acompaña el misterioso Mr. Seraph, un personaje pequeño y enigmático que se presenta como especialista en historia vikinga y al que los soldados deben “hacer caso” en todo lo relativo a esas cuestiones.

Una vez llegan a su destino, y tras evitar las consabidas patrullas nazis, los personajes empiezan a encontrar evidencias de que algo realmente extraño está pasando en la región: hay un pueblo completamente abandonado de forma inexplicable y un campamento nazi con señales de violencia pero sin ningún cadáver ni resto de ningún tipo. Todo apunta a una cercana montaña conocida como el Puño de Odín, en torno a la cual circulan negras leyendas ancestrales relacionadas con una variante especialmente sangrienta del culto a Odín; en el corazón de dicha montaña podría encontrarse Gungnir, la legendaria lanza que blandía según las leyendas el Padre de Todos. Un destacamento del Sol Negro, un siniestro grupo nazi dedicado, entre otras muchas cosas, a la investigación y recuperación de objetos arcanos, se habría enterado de la leyenda y habría acudido hasta aquí para intentar recuperar dicho artefacto, con la esperanza de usarlo para ganar la guerra con él. Por desgracia, y como suele ocurrir en estos casos, la cosa no salió exactamente como esperaban los nazis, y será cuestión de los personajes el descubrir qué ha ocurrido exactamente, y cómo deshacer el entuerto que se ha producido en las cercanías de Trellborg, el pueblo que da nombre al suplemento. Por el camino descubrirán a una monstruosidad de origen desconocido y un artefacto que no solo podría acabar con la guerra, sino también con el mundo tal y como lo conocemos.

Y basta de spoilers, que yo creo que ya he dicho suficiente. La aventura es corta, y aunque nosotros hemos tardado tres sesiones en jugarla, yo creo que incluso podría terminarse en dos (mi grupo tardó un poco más por ciertas complicaciones iniciales inesperadas al intentar evitar las ya mencionadas patrullas nazis). Es una aventura bastante lineal, dividida en cuatro días (cinco si se cuenta el aftermath) a lo largo de los cuales se desarrollan todos los acontecimientos, y vertebrada en torno a tres escenarios principales: el pueblo de Trellborg, el campamento nazi y la montaña del Puño de Odín. Tal y como está planteada la partida creo que el hecho de que se base en la novela corta funciona un poco en su contra: aunque en todo momento se da completa libertad al Guardián para cambiar los detalles de los acontecimientos, los hechos se narran como ocurren en el libro, y a veces eso limita un poco al grupo. Recomiendo que quien la dirija tome la cronología únicamente como referencia general y adapte lo necesario la partida para ofrecer una auténtica libertad al grupo. De lo contrario, en ocasiones los jugadores podrán sentirse un poco víctimas del temido railroading. El personaje de Mr. Seraph es especialmente delicado: cumple con el clásico arquetipo de “listillo que sabe más que nadie pero que nunca explica nada a las claras”, pero resulta tentador usarlo para sacar al grupo de cualquier brete gordo en el que se pueda meter. Yo decidí no usarlo mucho en ese sentido y lo que conseguí fue que el grupo acabara bastante cabreado con él, al menos hasta el final… pero he dicho que no iba a soltar más spoilers.

Seraph

Mr. Seraph. Manéjese con cuidado.

La aventura incluye varios personajes pregenerados, concretamente tres soldados ingleses y una erudita y estudiosa del folclore nórdico. Además, también se incluyen los perfiles de varios PNJs, como tres miembros más del mismo grupo militar que los PJs (el SBS, o Special Boat Squadron) y el líder de la resistencia noruega, que tiene un protagonismo especial en la partida. No hay problema en aumentar el número de PJs: yo tuve que colar un par de personajes más, y si se tiene que hacer algo así recomiendo que siempre se haga con personajes militares, por ejemplo convirtiendo a alguno de esos tres soldados en PJs. (Curiosamente, dichos PNJs tienen mejores habilidades siendo soldados rasos que algunos de los PJs, que son cabos o sargentos, lo que me hace pensar que alguien no se revisó demasiado esa parte del suplemento).

Decía que es mejor introducir nuevos PJs militares porque yo cometí el error de introducir un segundo civil, un comptógrafo que resultó útil en un par de momentos puntuales pero que luego andaba algo perdido en los momentos de las bofetadas. Por suerte el jugador supo reaccionar bien. ¡Ah, sí! Si se aumenta el número de PJs, hay que aumentar también el nivel de dificultad de algunos encuentros. No es precisamente el módulo de Cthulhu con mayor tasa de mortalidad que yo haya visto…

Por lo demás el suplemento es bastante completo: además de la aventura, se incluyen en su parte final varios apéndices útiles, recopilando las estadísticas de PNJs y enemigos, información nueva (como nuevos hechizos, habilidades y armas) y algunos mapas de situación, para un total de 56 páginas con ilustraciones a color.

En general The Trellborg Monstrosities es una aventura aceptable, aunque ya digo que para que resulte realmente satisfactoria requiere ciertas adaptaciones por parte del Guardián. El crescendo está bien llevado, tiene un par de escenas inquietantes que preparan bien el climax final y además está salpicada con suficientes incidentes más bélicos que terroríficos que hacen que la Guerra Mundial casi siempre esté presente. Eso sí, el tema de las ráfagas con armas automáticas hace que los combates sean especialmente sangrientos y demoledores. Tengo curiosidad por ver cómo se maneja eso en séptima edición, porque tal y como funciona en sexta, la verdad es que no me acaba de convencer. Y otra cosa que sí que me gusta del módulo: pese a que es una aventura corta, deja la puerta abierta a posibles continuaciones con los mismos personajes, con un mapa con varias marcas de lo más significativas que se puede encontrar en una de las tiendas del Sol Negro. Ouch, otro spoiler

Será mejor que lo deje ya antes de que lo destripe todo. Yo le doy un…

3stars

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 13 septiembre, 2014 en Batallitas, Reseñas

 

Etiquetas:

4 Respuestas a “Achtung Cthulhu: The Trellborg Monstrosities

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: